Jueves 20
Septiembre de 2018
EN CALIENTE
#Astillero Rio Santiago #TARIFAZOS #conflicto docente
INFOCIELO.COM » Política 16-02-2018

Lunghi acorralado: al cierre de Ferrobaires, se le suman despidos en el sector metalúrgico

El gobierno del intendente de Tandil, Miguel Lunghi, transita horas difíciles con el cierre de Ferrobaires, despidos en nuevas empresas y un conflicto profundo con una de sus principales empresas, Río Paraná.

El gobierno de Miguel Lunghi en Tandil atraviesa días intensos y la oposición empieza a impacientarse. Al cierre momentáneo de la empresa Ferrobaires y el despido de todos sus operarios, se le suma nuevos despidos en el área metalúrgica y un conflicto enmarañado con la principal empresa de colectivos de la ciudad, Río Paraná.

Es por eso que ayer el Concejo Deliberante local aprobó una resolución que se sumó al pedido de la restitución del tren y la apertura de un plazo de noventa días para aclarar la posible reubicación de los catorce trabajadores de Ferrobaires, que fueron despedidos.

Uno de los concejales de Unidad Ciudadana, Rogelio Iparraguirre, apuntó contra el jefe comunal al manifestar que “él no mintió” sino que “le mintieron” con la posibilidad de la vuelta del tren, recordando las palabras de la propia gobernadora María Eugenia Vidal. Al mismo tiempo, acusó al intendente de mantener “silencio” frente al cierre del ramal y el despido de todos los trabajadores de Ferrobaires.

Pero no es esta la única urgencia que trae a maltraer al gobierno de Cambiemos en Tandil, sino también el cierre de dos fábricas del rubro metalmecánico, que ya suma más de 20 trabajadores despedidos entre el 2017 y el comienzo de este año.

Las empresas Bellver SRL y Jon SRL anunciaron su cierre, dejando a un total de ocho trabajadores en la calle. Para peor, en ambas circunstancias los dueños no pagaron las correspondientes indemnizaciones a sus empleados.

Esta realidad se suma al cierre de la empresa Cinpal, que cerró sus puertas el año pasado y todavía adeuda el último pago de los 14 trabajadores que se quedaron sin su puesto laboral.

 

Desde la Unión Obrera Metalúrgica -UOM- acudieron al Ministerio de Trabajo y dijeron “no descartar medidas de fuerza”, pero todavía no accionaron ningún reclamo efectivo y varios de sus afiliados siguen despedidos.

Finalmente, el caldeado ambiente que se vivió ayer en el recinto del HCD local también se disparó por el conflicto que aún perdura con la empresa de transporte Río Paraná. Una marca tandilense que cumplirá cien años y de la cual hace poco se escucharon rumores de su posible cierre.

Sin embargo, autoridades municipales así como también titulares de Río Paraná, lo desmintieron y por ahora los cerca de 120 trabajadores que funcionan en Tandil continuarán normalmente. De hecho, el propio municipio está acompañando las gestiones para un posible “salvataje” económico, ante deudas millonarias que tendría la empresa.

“Estamos acompañando a la empresa para que no cierre. El municipio hizo una reunión para acompañar a la empresa, porque la UTA estaba con una serie de demandas. Que se ponga al día con los sueldos, aportes previsionales, etc”, dijo para INFOCIELO, Julio Elichiribehety –jefe comunal del municipio-, quien admitió de todas formas que están al tanto que la “comunidad tiene un alto nivel de crítica al servicio de Río Paraná”.

 

Es que la línea de transportes viene siendo el centro de críticas –sobre todo de los usuarios de Tandil, Ayacucho y Rauch- debido a su mal servicio y un sinfín de accidentes que se dan en muchos de sus viajes.

Elichiribehety también se refirió sobre el cierre de Ferrobaires: “Se aleja la posibilidad de que el tren continúe”, sinceró.

“Prefiero seguir con la expectativa de gestionar. Vamos a seguir intentando que el servicio no se corte. Este es un golpe fuerte para el servicio y los puestos”, dijo.