ESCUCHALA EN VIVO
Domingo 25
Febrero de 2018
EN CALIENTE
#Aborto Legal #paritarias 2018 #Tarifazos #Internas del PJ
INFOCIELO.COM » Judiciales y Policiales - Municipios 09-02-2018

El “efecto Chocobar” de Macri y Bullrich: policía asesinó por la espalda a un joven de 18 años

Un miembro del Grupo Halcón asesinó de varios disparos por la espalda a un joven de 18 años en Quilmes, cuando este huía luego de un supuesto asalto. La fiscal que investiga la causa la caratuló como “homicidio”. El hecho se da después del apoyo de Macri a un policía que baleó y mató de la misma forma.

Luego de que el presidente Mauricio Macri recibiera en la Casa Rosada a Luis Chocobar, el policía que mató por la espalda a un joven delincuente en el barrio porteño de la Boca, la oposición y gran parte del mundo de la justicia y de los Derechos Humanos coincidieron en que de esta forma el gobierno mostraba una clara señal de aprobación a los casos de “gatillo fácil”.

El “efecto Chocobar” que incentivó el presidente y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ya empezó a tener sus consecuencias, luego de que un miembro del grupo Halcón de la policía bonaerense asesinara de dos disparos por la espalda a un adolescente en Quilmes.

El hecho se conoció ayer pero sucedió en la madrugada del pasado martes 6 de febrero, en las inmediaciones de la Villa Los Eucaliptos de Quilmes, cuando el policía de la fuerza especial Grupo Halcón –todavía no se conoce su nombre- le disparó al menos cinco disparos a Fabián Ezequiel Enrique, de 18 años, cuando este lo habría intentado robar junto a otro joven, cuando el oficial permanecía en su auto.

Dos impactaron en su espalda y otro en una de sus piernas. Lo encontraron tirado sin vida en una de las calles de la villa.

El gobierno avaló el accionar de Luis Chocobar, quien asesinó por la espalda a Pablo Kukoc en la Boca. 

Un dato llamativo es que el uniformado notificó lo sucedido recién de un día después del hecho. En su testimonio explicó que había efectuado varios disparos pero que ninguno había impactado en los supuestos asaltantes. Sin embargo, durante el peritaje se encontraron los cartuchos de bala dentro de un cesto de basura, por lo que se presume que el mismo no disparó desde su auto sino que persiguió y disparó a los adolescentes.

"El policía se bajó del auto y lo acribilló. Mi hijo no le robó nada y, aunque lo hubiese hecho, tampoco podía pegarle tiros por la espalda”, manifestó Claudio Enrique, el padre del joven, para el diario Clarín.

El nuevo caso de gatillo fácil ocurrido en la localidad bonaerense pone en aprietos a la ministra Bullrich y al gobierno, que luego de haber defendido a ultranza el accionar de Chocobar dejó declaraciones más que polémicas sobre la legalidad del accionar represivo de las fuerzas de seguridad:

Una mirada que tiene nuestro Gobierno que es que las fuerzas de seguridad no son, como durante muchos años fueron, las principales culpables a la hora de un enfrentamiento. Estamos cambiando esta doctrina, la doctrina de la culpabilidad hacia el policía y donde el policía siempre era el culpable", dijo.

Además anunció que desde el Ministerio de Seguridad buscarán que se modifique el Código Penal para “sacar la figura de legítima defensa para las fuerzas policiales, porque consideramos que solo cabe en ínfimos momentos".

La Coordinadora contra la Represión Institucional (CORREPI) que preside la abogada María del Carmen Verdú, elabora un informe anual que contabiliza los casos de gatillo fácil desde la vuelta de la democracia. En el último estudio se denunciaron 5462 casos totales, de los cuales 725 se dieron durante los apenas tres años del gobierno de Cambiemos.

26 asesinatos por parte de la policía se dieron durante el 11 y el 31 de diciembre de 2015; 441 en el año 2016 y 258 en 2017.

Ahora, la investigación por la muerte de Fabián Ezequiel Enrique (18) está en manos de la fiscal Karina Gallo, de la UFI 4 de Quilmes, quien ha caratulado a la causa como “homicidio” y dispuso el secuestro del arma reglamentaria del miembro de la policía.

La misma tiene a disposición las grabaciones de una de las cámaras de seguridad de la zona, que podrían aportar datos concretos para probar que la muerte del joven se dio a partir de un auténtico caso de abuso policial.

Por su parte, Asuntos Internos habría desafectado por el momento al uniformado implicado.

 

SUMARIO