Miércoles 15
Agosto de 2018
EN CALIENTE
#aborto legal #dólar #conflicto docente #Aborto
INFOCIELO.COM » Política 07-02-2018

Quien es Julian Cook, el polémico CEO de Flybondi que quiere volar a toda costa en El Palomar

La empresa de vuelos low cost, que tras un acuerdo con el gobierno nacional se dispone a comenzar a operar en la base militar, está comandada por un sujeto que posee antecedentes en aerolíneas envueltas en situaciones poco claras.

Por Andrés Sosa (@sosandres)

 

El conflicto generado, a raíz de la decisión del gobierno nacional y la habilitación de la justicia, para que la base militar de El Palomar funcione como aeropuerto de vuelos low cost, tiene a Flybondy en el centro de la atención. La empresa ha contado con innumerables facilidades para lograr el objetivo de la explotación comercial del lugar y Julian Cook es el polémico CEO que cuenta con antecedentes poco claros.

“Si la gente no quiere tener ruido, no debería vivir al lado de un aeropuerto”,  dijo el empresario en relación a los vecinos que se oponen a la instalación de la terminal área. De este modo, desconoció las consecuencias negativas para los habitantes que alzaron su voz para evitar que se realice el proyecto.

Más allá de esa controvertida declaración, uno de los datos llamativos de este sujeto es que en primera instancia se presenta como de nacionalidad suiza pero  se pudo establecer que realmente es inglés, nacido de padres ingleses y de hecho tiene domicilio en Inglaterra. Sin embargo, desde que desembarcó en Argentina se encargó de que esto no saliera a la luz.

Si bien puede parecer una nimiedad, en términos simbólicos – al menos- es sugestivo. Es que su nueva aerolínea quiere volar desde la Base Militar El Palomar, la principal Base Militar de la Argentina, la 1° Brigada Aérea de la Fuerza Aérea y el lugar desde donde salieron miles de argentinos a defender al país ante los ingleses en la Guerra de Malvinas.

 

 

El segundo lado desconocido del CEO de Flybondi es su experiencia previa en el rubro de las aerolíneas comerciales. En el 2003 estuvo al frente de la aerolínea low cost a la cual llamó Flybaboo y en noviembre de 2010 terminó fundida.

Cook creó Baboo Airways SA (el nombre original de la aerolínea) con el capital legal mínimo para una sociedad anónima de 100.000 francos suizos, es decir, hizo lo mismo que unos años más tarde replicaría en la Argentina con apenas $100.000 pesos.

A su vez, el directorio de dicha aerolínea estaba integrado además por  Robert Wright, Martin Varsavsky,  Claude Barbey y el padre de Julian Cook, el empresario y banquero Neville Cook. De estos nombres sobresale el del argentino Varsavsky, que además fue directivo junto a Cook de Southern Winds, la famosa aerolínea de las narcovalijas.

Cook trabajó con el CEO de Southern Winds Juan José Maggio, según consta en el propio curriculum que informa él propio en la Universidad de Columbia, Estados Unidos, donde estudió.  

 

 

A todo esto se le suma los estrechos vínculos de Flybondi con funcionarios del gobierno nacional de Mauricio Macri. Uno de los co-fundadores de dicha firma es el francés Richard Gluzman, quien fue socio durante varios años del actual vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, en el fondo de inversión Pegasus. De hecho, el funcionario fue imputado en una causa judicial el pasado marzo en la investigación que está a cargo del Juez Federal Torres.

Ambos figuran o han figurado como miembros del directorio de múltiples empresas como GSD, Aroma Café, Entertainment S.A y Enflex S.A. Richard Guy Gluzman actuó también como asesor de la concesionaria de autos Dietrich, propiedad de la familia del ministro de Transporte Guillermo Dietrich. Es que Gluzman es el segundo del Banco Supervielle y esa entidad financiera fue la encargada de colocar obligaciones negociables de Dietrich S.A, que lo reconoció en un comunicado oficial.

Además se le agrega la designación por parte del Ministro de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman,  en el Directorio de la ACUMAR –ente encargado de la limpieza del Riachuelo- como “Coordinador de la Mejora Continua en la Gestión”.

 

 

 

Todos estos elementos confluyeron para que Julian Cook pudiera caminar por el medio de la pista de la Base Militar El Palomar el 10 de Mayo de 2017 y acto seguido fotografiarse y subir la foto a Twitter. Flybondi no tenía ninguna autorización para utilizar  el lugar y desconoce quien fue la autoridad que dio el permiso. Sin embargo, según trascendió, la autorización habría salido  –violando todas las normas de seguridad aeronáuticas y militares- a través del Brigadier Oscar Palumbo,  quien seguiría  instrucciones del Ministro de Transporte Dietrich.