Jueves 13
Diciembre de 2018
INFOCIELO.COM » Política 14-12-2017

Monzó y Carrió en el ojo de la tormenta después del intento fallido de aprobar la reforma

El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y su par de Cambiemos, Elisa Carrió, quedaron en el centro de la polémica después de la escandalosa sesión en la que el oficialismo intentó aprobar la reforma previsional.

Monzó y Carrió fueron blanco de todas las críticas de la oposición durante los minutos en los que intentaron imponer el quórum en la Cámara de Diputados. Finalmente, la sesión no prosperó, pero ambos referentes quedaron en el ojo de la tormenta. 

Cerca de las 13.30 varios diputados nacionales, entre los que se encontraban kirchneristas y del Movimiento Evita, tuvieron que abrirse paso a la fuerza entre los efectivos de Gendarmería. Una vez adentro, y luego de denunciar que no los dejaban entrar para oponerse a la reforma, la tensión y los empujones continuaron. De hecho, desde Unidad Ciudadana, el Movimiento Evita, Libres del Sur y el Frente de Izquierda, criticaron a Monzó por el impedimento. 

A las 14.30, la diputada nacional Victoria Donda pidió a los gritos " que se levante la sesión, que se levante la sesión", argumentando que el reglamento amparaba su iniciativa. 

"Este operativo que llevaron adelante es perverso, así lograron reprimir a la gente y golpear a dos legisladores. ¿Querés venir a ver mi pierna, a ver qué es lo que pasa?", agregó la dirigente de Libres del Sur.

Ante esto, Monzó, en tono imperativo aseguró: "Diputada, la sesión la levanto yo", y anunció que ya tenían el quórum necesario para dar comienzo a la sesión, pese a que el reglamento marcaba que el tiempo de espera había vencido. "Se abrió la sesión con la presencia de 129 diputados. Está el numero", dijo de todos modos. 

"Queda abierta la sesión. Los voy a escuchar, los voy a escuchar, pero tomen asiento. Tenemos número reglamentario. La sesión tiene quórum", repitió varias veces el presidente de la Cámara, en un contexto de alta tensión, y en medio de denuncias de un quórum trucho.

Incluso, pareció que Monzó no soportó las críticas de sus pares y enfureció contra el kirchnerista Leopoldo Moreau. 

Minutos más tarde, Carrió tomó la palabra y pidió que se levante la sesión, a pesar de que en un comienzo lo rechazaba. "Como nosotros rechazamos la violencia le pido que levante esta sesión escandalosa", remarcó la legisladora porteña.

Luego de esto, el diputado del Frente Renovador Facundo Moyano aseguró que Carrió "pidió levantar la sesión porque sabía que no tenían quórum para tratar la Reforma Previsional".