MIRALO EN VIVO ESCUCHALA EN VIVO
Lunes 18
Diciembre de 2017
EN CALIENTE
#Las reformas de Macri #Submarino #Tarifazos
INFOCIELO.COM » Pido la Palabra 04-09-2017

Orfandad

Repasando cada imagen, cada declaración posterior a la brutal operación que terminó con ciudadanos detenidos y destrozos en las inmediaciones de la Plaza de Mayo, reflexiono y no puedo evitar sentir una terrible sensación de orfandad. Tal vez ni siquiera los viejos de la Resistencia Peronista, presos del Plan CONINTES o muertos por la causa llegaron a sentirse tan solos de soledad absoluta respecto de la política.

Nadie que se precie de dirigente político puede aducir que se sorprende con el accionar del Gobierno nefasto de Macri. La derecha Latinoamericana es esto que vivimos, personajes de poco vuelo intelectual con un alto componente de cinismo e impunidad y apoyo internacional a través de los dueños del poder fáctico vernáculo de cada país.

La sorpresa frente a la brutalidad con que actúan es para incautos ciudadanos con un dejo de consciencia social, no para la política.

Se puede escuchar el discurso oficial en cada esbirro a sueldo. Parte del aparato propagandístico que manejan con la precisión de un reloj suizo.

Se puede escuchar el refrito en la ciudadanía al margen de la actividad política.

En medio de un proceso electoral, vemos enlodar cualquier vestigio de militancia con la consabida frase “eso es político”, obviamente es político. Todo es político, podríamos argumentar. Sin embargo la tan mentada “batalla cultural” ha sido perdida.

La endogamia discursiva nos llevó a la trampa de creer que el completo de la ciudadanía responde a las publicaciones en las redes sociales en círculo ínfimos de compañeros voluntariosos y extremadamente optimistas.

El debate ha dado lugar al cartelito o a la volatilidad de los 140 caracteres de la red más usada en el mundo.

Páginas enteras y concienzudos análisis sobre la “micro-política” las estrategias de marketing carísimas que son consumidas por la mayoría de los dirigentes con posibilidades serias han desplazado a la artesana construcción de consensos internos y construcción de poder territorial real.

A medida que se achica la lupa se puede observar como el discurso que se enuncia como salvador en la búsqueda de un electorado cada vez más reticente y alejado del “clickeo” si se permite el término, entre su voto y la realidad que le toque vivir a posteriori, a medida que se achica la lupa, se diluye en prácticas absurdas y de mirada extremadamente pueblerina en el peor sentido de la palabra.

La política internacional atraviesa tensiones que rayanan el patoterismo en apariencia, solo observar a Trump y sus groseras provocaciones al resto del mundo, la respuesta de Kim Jong Un mostrando al planeta su nueva bomba capaz se surcar los cielos y destruir países enteros.

Los grupos terroristas que florecen como hongos con génesis dudosas y convenientemente organizados para actuar según las necesidades de un sistema nefasto en el que el miedo es nuevamente la anestesia general para subsumir ciudadanos.

América del Sur camina a dejar la paz que ha acompañado a sus habitantes. Paradójicamente frente al cese de la guerrilla de más de cuarenta años que ensangrentó a Colombia, la paz está amenazada hoy en todo el continente.

No es casual la aparición de personajes de escaso nivel intelectual gobernando las naciones que ostentan reservas naturales de todo tipo, la corrupción y la brutalidad frente a las reacciones populares que se levantan contra el ajuste y el hambre, las democracias frágiles en los países que gobierna la derecha y las intervenciones a través de los medios y la generación de oposiciones de de laboratorio en los países adonde todavía hay gobiernos de corte popular son la foto de una película global que desconcierta y aterra.

Claramente la democracia como sistema político en su concepción originaria está herida de muerte. Aquello que los pensadores contemporáneos han dado en llamar la “posverdad” conduce la maquinaria propagandística a escala global.

Argentina no es la excepción, frente a este escenario, las imágenes de final de la marcha en reclamo de la aparición con vida de Santiago Maldonado evidencian con claridad el cambio de época.

La dirigencia política en su conjunto está frente a la mayor encrucijada desde el advenimiento de la democracia en los ’80, los elementos de análisis utilizados hasta hoy para armar estrategias que seduzcan al electorado están obsoletos, las recetas que proponen los gurúes del marketing copiadas de la derecha son una trampa, la sociedad despolitizada termina viendo imágenes idénticas lo que constituye una derrota asegurada para la POLITICA.

Orfandad es el término elegido, el cambio de época es un hecho y no se avizoran en el horizonte salidas concretas más allá del voluntarismo ideológico.

Una sociedad contaminada vota una y otra vez a su verdugo. Resucitar la Política y enfrentar al aparato corporativo parece ser la utopía del nuevo siglo.

Los liderazgos están jaqueados, se requiere de una cuota de altruismo y responsabilidad enorme para sortear el escenario.

Altruismo y responsabilidad más allá del pequeño espacio local, más allá de la exposición mediática, más allá de liderazgos masivos.

La reconstrucción será lenta y compleja. “No pasarán a la historia los que especulen”, dijo el mejor de los nuestros. Es tiempo de volver a las fuentes.

 

 

 

SUMARIO