MIRALO EN VIVO ESCUCHALA EN VIVO
Viernes 24
Noviembre de 2017
EN CALIENTE
#CORRUPCIóN K #TARIFAZOS #DESPIDOS #INTERNAS DEL PJ
INFOCIELO.COM » Política 17-07-2017

Empezó la gran barata de Macri: el Gobierno avanza en la privatización de ARSAT por fuera de la ley

El propio Macri aprobó de manera secreta la venta de ARSAT a una empresa estadounidense. Sin embargo, la operación es ilegal, por cuanto necesita autorización de una mayoría especial del Congreso para poder proceder. Empezó la “gran barata” de las privatizaciones.

En otra escandalosa jugada, el presidente Mauricio Macri avanzó sobre otro de los bienes estratégicos del país, a partir de la privatización, en secreto y sin autorización del Congreso, del satélite ARSAT 3 y de la producción de satélites del país.

La venta se conoció a partir de una carta de intención fechada el 29 de junio. Allí, Macri autoriza a la firma Hughes a quedarse con el 51 por ciento de la producción y explotación del nuevo satélite ARSAT 3. Con esa decisión, la empresa se queda, además, con el espacio orbital que le corresponde al país, un recurso muy codiciado a lo largo y a lo ancho del mundo.

Además del perjuicio que le provoca al país la pérdida de un recurso estratégico, hay varias cuestiones “extra” para alarmarse. Primero, que la operación se haya hecho bajo secreto, con las firmas del exministro de Comunicaciones Oscar Aguad, y que se haya procedido sin la autorización del Congreso.

Es que, como explicó la abogada Graciana Peñafort en Twitter, “el capital accionario de Arsat es intransferible, salvo autorizacion del Congreso”, así como también “las frecuencias asignadas y los derechos de utilizacion de orbitas para colocacion de satelites”. La ley que así lo prescribe indica que para modificarse se requeire de una mayoría agravada, con la que el Gobierno no cuenta.

Peñafort, especialista en materia de comunicaciones, remarcó que las orbitas geostacionarias “son un recurso crucial para las comunicaciones de un pais y son un recurso limitado y valioso” habida cuenta de que se trata de un “recurso natural limitado, ya que existen restricciones a la cantidad de satélites que pueden ubicarse en dichas orbitas”.

Y recordó, a la par, que “en los 90, las valiosas orbitas que tiene asignada la Argentina fueron privatizadas en una escandalosa contratacion con Thales Espectrum” y que sólo se logró dar marcha atrás con ella a partir de la anulación del contrato, en 2003, por parte del entonces presidente Néstor Kirchner. “Estábamos a punto de perder el derecho de uso de esas orbitas”, narró Peñafort, quien recordó además que en el 2005, justo sobre el plazo de la prorroga que teniamos para usar esas orbitas o perderlas, (Guillermo) Moreno las rescató con un satélite canadiense que, si bien no funcionaba, evitó que la Argentina perdiera el derecho de uso.

“Despues vino la creacion a Arsat, nuestros propios satelites y la politica de soberania satelital.Todo lo que ahora quieren privatizar”, se lamentó.

SUMARIO