MIRALO EN VIVO ESCUCHALA EN VIVO
Jueves 23
Noviembre de 2017
EN CALIENTE
#CORRUPCIóN K #TARIFAZOS #DESPIDOS #INTERNAS DEL PJ
INFOCIELO.COM » Pido la Palabra 10-05-2017

Nunca Más

En 1985, un fiscal nacional cerraba su alegato final con la frase “Señores Jueces, Nunca Más”. Y daba comienzo a uno de los hitos más relevantes de la historia argentina y del mundo contemporáneo al juzgar en un tribunal civil a los responsables del Terrorismo de Estado que se llevó a cabo en nuestro país durante la última dictadura militar.

Ese 9 de diciembre nos sentimos orgullosos de nuestro sistema judicial, de esos jueces y esos fiscales que con tanta valentía encararon el procesamiento de los culpables. De esas madres y abuelas; hijos y hermanos que buscaron sin descanso a sus seres queridos aún cuando nadie creyó en ellos, aún cuando semejantes atrocidades eran imposibles de pensar. Nos sentimos orgullosos de esos dirigentes políticos que dejando a un costado sus beneficios personales sepusieron al frentedeesereclamo y ofrecieron justicia. Y hastanos convirtieron en un ejemplo de democracia y justicia en el mundo, a la altura de los Juicios de Núremberg1.

Se sabe que los procesos históricos no son lineales, que tienen siempre avances y retrocesos donde se ponen en tensión los sentidos -y contenidos- de los mismos. No obstante esta realidad, el reclamo por M e m o r i a, Ve r d a d y J u s t i c i a se convirtió en un pedido fuertemente arraigado en la sociedad argentina. Tanto que los indultos -con toda su injusticia; su impunidad- lograron hacerlo más potente; más cristalizado.

Por supuesto que el pedido de disculpas que hizo Néstor Kirchner en nombre del Estado Nacional, y el hecho de bajar el cuadro de Videla son hechos de alto impacto político y emocional. Constituyen quizá una de las políticas públicas más honestas y valientes que ningún dirigente político haya iniciado nunca. Y claro, también fue el puntapié para la apertura de cientos de juicios por delitos de lesa humanidad. Una marea incesante de esperanza que busca justicia. No venganza -como nos quieren hacer creer los medios que se venden al mejor postor-, Justicia.

En consonancia con este gobierno de la mentira, hoy la Corte Suprema entiende que los delitos de lesa humanidad pueden ser objeto de la “ley del 2x1”, pensada para conmutar penas si el sistema judicial se dedica a dictar prisiones preventivas en lugar de dictar sentencia. Ese fallo además, inhabilita la posibilidad de juzgar a los cómplices civiles (qué generoso llamarlos “cómplices” cuando podemos decir sin mayores rodeos que fueron los autores intelectuales de esa masacre, y los principales beneficiados).

Muchosirán porahítratandodeentenderlosargumentosdeun fallotan escandalosocomo lesivo de la seguridad jurídica. Me interesa en este punto dejar claro que más allá de la jurisprudencia o la legalidad, esos argumentos son ofensivos para la sociedad argentina.

A ninguno de nuestros respetados jueces de la CSJN se le ocurriría siquiera mencionar que las condenas alos jefes nazis deberían serconmutadas. Perosin embargonoles interesani por minuto respetar el espíritu de la Constitución Nacional, la historia reciente o la memoria de aquellos que ya no pueden defenderse. ¿Para qué molestarse en hacer cumplir  ¿Para qué molestarse en hacer cumplir los intereses colectivos que se plasman en las leyes, si los ponen ahí “a dedo”, a condición de que dicten fallos a la medida de las necesidades de los más poderosos? Sepan, señores y señora, que dan vergüenza.

Tenemos por delante el desafío de demostrar, como sociedad, que no nos da lo mismo. Y que claramente nos merecemos que nos representen otras personas, quienes con más coraje y convicción sean capaces de hacer valer lo que hemos construido a lo largo de estos 34 años de democracia y de más de 200 años de historia. Nos debemos el respeto y el homenaje propios de una sociedad construida sobre el asesinato de sus pares. 30.000 argentinos: un genocidio ridículo e infame… perpetrado con la bajeza propia de los traidores.

Los representantes de este gobierno -en todos sus ámbitos- hacen un esfuerzo mayúsculo por construir nuevos significados. ¿Qué quiere decir esto? Que nos quieren vender “gato porliebre”.Queseinmolan en defensadelarepúblicaperoanulan el funcionamientodelos contrapesos que significan los tres poderes del Estado (como el poder legislativo no les responde, entonces cooptan el poder judicial). Para ellos, la reconciliación es en realidad, impunidad. Y con un cinismo sin precedentes, nos justifican desgarradoramente la suba de la edad de imputabilidad mientras le conmutan la pena a los responsables de secuestrar, torturar, asesinar o desaparecer a sus conciudadanos. Y de robar a sus hijos, también. Todo eso usando además los recursos del Estado Argentino.

Hoy, igual que en 1985, un solo grito denodado debe escucharse a lo largo y ancho de nuestra extensa Patria: NUNCA MAS.

 

*El autor es concejal del Frente para la Victoria en Lomas de Zamora y referente de Kolina en la Tercera Sección Electoral.

SUMARIO