Jueves 13
Diciembre de 2018
INFOCIELO.COM » 14-09-2016

La secta de Tom Cruise y John Travolta desembarcó en la SEDRONAR

Gustavo Libardi, el máximo referente en Argentina de la “secta” hollywoodense cuestionada a nivel mundial, gana espacio en la estructura de la Secretaría de Drogas de Nación, y ya se muestra en talleres y capacitaciones junto a la denominada Red Federal de Madres contra la Droga.

La Cientología, una religión de tintes hollywoodense que cuenta con los actores Tom Cruise y John Travolta como sus caras más conocidas, se instaló en la Argentina de la mano del PRO y avanza en algunas áreas sensibles de la administración Macri, como por ejemplo la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR), un organismo de rango de Secretaría de Estado con alcance nacional.

Allí, la figura de Gustavo Libardi, máximo referente en el país de la Cienciología, una actividad que la propia iglesia católica califica de “secta” y que despierta polémicas a lo largo y a lo ancho del mundo, se instala con el amparo del pampeano Roberto Moro, titular de la SEDRONAR. Libardi viene impulsando talleres y capacitaciones, varias de las cuales se desarrollan en el ámbito bonaerense, de la mano de algunas ONG con ramificaciones por demás extrañas.

La primera acción concreta de la secta junto a la Secretaría de Drogas de Nación se dio el viernes 24 de junio, en vísperas de la conmemoración de la jornada mundial contra las drogas. Ese día, un grupo de madres viajó en vehículo oficial de la SEDRONAR desde la Ciudad de Buenos Aires hasta Necochea para participar del seminario denominado “La verdad sobre las drogas”.

Ese encuentro, del cual participaron Gloria Martínez (representante de una de las tantas línea escindidas del grupo original de Madres contra el Paco) y Griselda Balmaceda (presidenta de la Red de Madres del NEA y NOA), tuvo como protagonista estelar a Gustavo Libardi. En esa actividad se anunció también la participación de la subsecretaria de SEDRONAR Lidia Saya, quien finalmente no concurrió.

Más cercano en el tiempo, SEDRONAR volvió a brindar apoyo económico, logístico e institucional a Gloria Martínez, Griselda Balmaceda y a la Red Federal de Madres contra la Droga detrás de la cual se enmascara la Asociación Civil “Capacitación para la vida” (que funciona casualmente en la misma sede que la Iglesia de Cienciología). El viernes 19 de agosto se desarrolló en Chivilcoy una jornada de Capacitación en adicciones para cadetes de la policía. La misma estuvo organizada por el municipio, conjuntamente con el Ministerio de Seguridad de la Nación, la Red de Madres del NEA y NOA y la Fundación Arcoíris (de María Alejandra Castellanos).

Durante el encuentro realizado en el Centro Universitario de Chivilcoy, estuvieron presentes en representación de la SEDRONAR la coordinadora de Prevención en el Ámbito Laboral y de Prevención en Contextos de Encierro, Lorena Puchetti y Luz Leiva. También participó la subsecretaria de Participación Ciudadana, Elizabeth Camaño. En declaraciones a la prensa local, Balmaceda no se privó de agradecer también el apoyo del Secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco. La ponencia central, nuevamente, estuvo a cargo de Gustavo Libardi.

Este segundo desembarco de la Iglesia de Cienciología con el apoyo formal de la SEDRONAR y del ministerio de Seguridad de la Nación (con foto incluida con el intendente massista Guillermo Britos), no causó ninguna gracia entre algunos funcionarios nacionales de Cambiemos con extensa militancia política en la provincia de Buenos Aires, especialmente para un chivilcoyense que tiene despacho en la mismísima Casa Rosada.

El pasado 7 de septiembre el titular de la SEDRONAR, Roberto Moro mantuvo una reunión oficial en el organismo con el grupo denominado Red Federal de Madres contra la Droga. En la foto, se puede distinguir a Gloría Martínez (pañuelo al cuello) y al titular de la SEDRONAR, Roberto Moro, escoltado por Griselda Balmaceda y por María Alejandra Castellanos (de violeta).Nadie podría sospechar que detrás de este encuentro de trabajo, en el cual sólo faltó Libardi, se esconde la formalización del desembarco en la SEDRONAR de la mundialmente cuestionada Iglesia de la Cienciología.

 

Los vínculos con el PRO

La relación entre Libardi, la cientología y el PRO ha quedado documentada en una serie de notas que vienen publicándose desde años atrás. Ya en 2013, trascendió que el gobierno porteño auspiciaba seminarios sobre prevención de adicciones dictados por la Iglesia de la Cienciología en co-organización con una ONG encabezada por Gloria Martínez

Esos cursos estaban justamente a cargo de Gustavo Libardi, jefe de la Iglesia de Cienciología en Argentina. Según informaba Página 12, los talleres titulados  “La verdad sobre las drogas” eran solventados por el Ministerio de Desarrollo Social porteño, por entonces a cargo de Carolina Stanley. Por otra parte, a través de un subsello propio (Narconon Argentina), la Iglesia de la Cienciología también contaba con una comunidad terapéutica ubicada en la localidad bonaerense de San Isidro, que era utilizada como herramienta de reclutamiento de miembros de la secta bajo el disfraz de la recuperación de adictos. Este centro habría sido clausurado en 2014.

Tres años después, la historia vuelve a repetirse. Lo grave es que ahora el apoyo proviene desde la misma SEDRONAR, una Secretaría que depende directamente del presidente. Su actual titular, el "vernista" Moro, llegó al cargo por intercesión de Mario Aurelio Poli, actual Arzobispo de Buenos Aires y ex Obispo de Santa Rosa entre 2008 y 2013.

Si la Iglesia argentina influyó directamente en la elección del funcionario, es inexplicable que Moro abra las puertas de la SEDRONAR a una secta. Hasta la Agencia Católica de Informaciones (ACI) sostiene que la Iglesia de la Cienciología es una secta que por medio de amenazas y extorsiones, ha construido un imperio económico: “los males que sólo pueden curarse con mucho dinero y sesiones de clarificación". 

Sin embargo, fuentes del organismo aseguran que Moro, debido a su origen peronista y origen extrapartidario, no tiene libertad de maniobra, y que en realidad "no hace un movimiento sin consultar más arriba". La referencia apunta directamente a Carolina Stanley, la “benefactora” de su desembarco porteño, a quien el propio Moro le atribuyó su convocatoria para formar parte del gabinete de Mauricio Macri.

“Ellos conocen mi trabajo, pero me asombró porque vengo del peronismo. Ellos me dijeron que no importaba de dónde venía. Esto lo hablé con el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley”, declaró a su arribo el funcionario nacional para explicar cómo surgió su convocatoria.