jueves 13 de agosto de 2020

En La Plata

“Acá hay hambre y la comida quedó ahí adentro”: el drama de un comedor barrial

COMPARTIR ESTA NOTICIA

31 de julio de 2020 · 17:26 hs.

El barrio El Churrasco de La Plata se quedó sin comedor en plena crisis por la pandemia. Después de que murió la propietaria del lugar, presunta víctima del coronavirus, un vecino cerró el terreno con candado y la comida quedó adentro de la casa, pudriéndose.

En el barrio El Churrasco, de La Plata, vivía hasta hace pocos días Olga Lanzoni, más conocida como Panchi: una docente y militante histórica del peronismo que el 17 de julio se convirtió en otra presunta víctima fatal del coronavirus.

En su casa de la calle 118 bis entre 523 y 524 funcionaba el centro social, político y cultural “Solo el Pueblo”, que, en contexto de pandemia, se convirtió en el comedor al que acudían los vecinos de “El Mercadito” a buscar un plato de comida o la leche para sus hijos.

Sin embargo, la asistencia social que brindaba la mujer junto a algunos compañeros del barrio, quedó envuelta en una polémica que se encamina a tener que ser resuelta en la Justicia: es que Panchi, años atrás, le habría cedido una parte de su terreno a una mujer que no tenía vivienda y ahora, después de haber formado una familia, esa misma gente les niega el acceso a la casa-comedor, en donde está guardada la mercadería.

Según relataron los compañeros de militancia de la mujer a Infocielo, fue inmediatamente después del velorio cuando empezaron los problemas. “Volvimos directo a su casa a abrir el comedor, porque había familias que necesitaban comer y nos encontramos con un candado en que nos impedía el acceso a la propiedad”, explicaron.

Los ánimos de quienes conocían el deseo de la fallecida, de que la casa siguiera funcionando como un centro social para el barrio, se fueron caldeando a medida de que insistían con entrar y la familia que vive en la propiedad de adelante les negaba el acceso.

Fue entonces cuando se produjo un enfrentamiento que terminó con golpes y una presentación judicial, que por ahora tiene algunos involucrados de los que aún no se conocen los nombres y muchas víctimas indirectas: cerca de 40 familias se quedaron sin comida.

En la propiedad de Panchi se preparaba la comida para cerca de 40 familias.

Pablo Conti es el abogado platense que vive, junto a su pareja y sus hijos, en la propiedad que pertenecía a la militante. Los vecinos lo señalan como la persona que habría puesto el candado en la reja de entrada y que, ante la insistencia de ellos por ingresar a retirar la mercadería, se habría enfrentado con el referente del comedor y lo habría golpeado con una masa.

Ante la brutal agresión -aseguraron a INFOCIELO- otros vecinos “salieron a defenderlo”, mientras la pareja de Conti les gritaba “Salgan de acá, negros de mierda”.

La escena, terminó en una batalla campal y originó una catarata de notas en los medios locales en donde Conti aparece como víctima de un “ataque en patota” y desde su entorno habrían llegado a barajar que se trató de “una intimidación con fines políticos extorsivos”.

“Vinieron unas 30 personas, entre hombres y mujeres de distintas edades, a agredirnos y entre esa gente estaba el concejal Lalo Vallejos, aunque él no intervino en los golpes que me dieron al igual que a mi mujer”, había asegurado el abogado al diario El Día, señalando al edil oficialista de Ensenada.

En diálogo con Infocielo, Vallejos rechazó la acusación del abogado y aclaró que, el día del enfrentamiento, los vecinos acudieron a él para que actúe como mediador, pero sólo en calidad de allegado de la recientemente fallecida: según detalló el propio Vallejos a este medio, Lanzoni había sido amiga y compañera de militancia de su madre.

El concejal ensenadense negó que los militantes del Movimiento Octubres –la agrupación política que él conduce- hayan participado del enfrentamiento. Además remarcó que él llegó cuando la policía ya estaba en el lugar.  “Panchi no tenía familia y quería que esa casa quedara para seguir ayudando al barrio”, destacó, en sintonía con los vecinos, que buscan poder cumplir el deseo de la mujer.

Mientras aguardan enterarse del rumbo que va a tomar la presentación judicial de Conti, en el barrio esperan que la gira mediática del abogado no empañe el verdadero drama de este enfrentamiento: “Acá hay hambre y la comida quedó adentro, pudriéndose”.

Panchi era una reconocida docente y militante platense: fue parte de la fundación de Suteba La Plata.

 

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6531
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata