miércoles 08 de julio de 2020

SALUD

Otitis y primeros fríos: por qué se la asocia a las bajas temperaturas y cómo prevenirla 

COMPARTIR ESTA NOTICIA

02 de junio de 2020 · 9:05 hs.

Se trata de una patología muy usual durante esta época del año, que suele estar vinculada a afecciones respiratorias virales. Puede ser aguda, subaguda o crónica. Qué hábitos poner en práctica para evitarla

La llegada de los primeros fríos intensos suele venir acompañada de enfermedades como bronquiolitis, gripes o cuadros respiratorios virales, y estas pueden derivar en otras afecciones. Una de las más comunes es la otitis, inflamación del oído causada generalmente por una infección.

“La trompa de Eustaquio, que se encuentra entre el oído y la parte más alta de la garganta, tiene la función de ventilar el oído medio. Cuando esta funciona mal (disfunción tubaria), por ejemplo, por un cuadro de la vía aérea superior, se acumulan secreciones en el oído medio, lo que predispone a una infección”; explica sobre el origen de esta patología Santiago Alberto Arauz, médico otólogo del Instituto de Otorrinolaringología Arauz y referente de MED-EL.

Existen distintos tipos de otitis media:

Aguda: es la enfermedad más común en la infancia, sobre todo en menores de tres años, después de las infecciones virales de las vías respiratorias altas. Provoca la inflamación del oído medio, generando un dolor muy agudo e intenso, e incluso disminución auditiva mientras el cuadro permanezca. Puede ser esporádica o de repetición.

Subaguda (tres semanas hasta tres meses): se caracteriza por la presencia de líquido en el oído medio, que por lo general se manifiesta mediante hipoacusia asociado o no a ruidos molestos (burbujeo), aunque puede ser asintomático. Si este cuadro no remite y persiste por más de tres meses pasaría a ser una otitis media exudativa crónica.

Crónica (mayor a tres meses): se divide en distintos subtipos: exudativa, crónica simple, o colesteatomatosa. La primera suele ser la otitis media subaguda que se manifiesta con persistencia de la hipoacusia que no resolvió luego de los tres meses. Rara vez supura (excepto cuando se sobreinfecta) pero se manifiesta mediante una hipoacusia de conducción que requiere de un tratamiento para mejorar la audición.

En el caso de producirse una pérdida auditiva de tipo conductiva, explican desde MED-EL, una solución puede ser el uso de ADHEAR, un dispositivo compuesto por un adaptador adhesivo que se coloca detrás de la oreja y un procesador de audio que capta las ondas de sonido, convirtiéndolas en vibraciones.

“El hueso transfiere las vibraciones al oído interno, donde se procesan como sonido normal. A diferencia de otros dispositivos de conducción ósea, este no requiere cirugía de implante. Además, no aplica presión sobre la piel y permanece en una posición óptima ya que no requiere de vincha para su sujeción, lo cual permite un acceso continuo al sonido”, detalla Arauz.

Para disminuir el riesgo de padecer enfermedades virales, la doctora Valeria El Haj, directora médica nacional de OSPEDyC, recomienda lavarse las manos con frecuencia, cubrirse la boca o la nariz con el brazo al toser o estornudar, aplicarse la vacuna antigripal que se encuentra dentro del Calendario Nacional de Vacunación y evitar consumir medicamentos sin receta, ya que puede ocultar los síntomas y empeorar el cuadro clínico.

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6495
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata