lunes 01 de junio de 2020

Abran paso

De la barrabrava de Boca a la mesa chica de AFA: La increíble historia de Maximiliano Levy

COMPARTIR ESTA NOTICIA

19 de mayo de 2020 · 11:45 hs.

Hoy, cuando la Asamblea de AFA confirme la continuidad de Claudio Chiqui Tapia al frente del fútbol argentino, también se hará oficial la renovación de autoridades que incluye a un particular integrante.

Cuando la Asociación del Fútbol Argentino renueve su comité ejecutivo se pondrá el foco en la salida oficial de algunos pesos pesados como Daniel Angelici, ex presidente de Boca, y de una de las dos mujeres dentro del cúmulo masculino: María Jiménez, de San Lorenzo de Alem equipo del Federal A,  pero hay una historia que no se contó aún sobre uno de los hombres elegidos para formar parte del nuevo CE encabezado por Claudio Tapia.

El nuevo entramado de AFA, a diferencia de lo que venía ocurriendo, no va a tener vicepresidencias escalonadas (vice primero, vice segundo…) sino seis vicepresidencias en las que aparecen los nombres de Amor Ameal (Boca), Hugo Moyano (Independiente), Marcelo Tinelli (San Lorenzo), Rodolfo D´Onofrio (River) a ellos se le suman Marcelo Achile (Def. de Belgrano) y Guillermo Raed (Mitre de Santiago) que representan al ascenso y al fútbol del interior respectivamente.

Apenas por debajo de esos nombres, en lo práctico, pero dentro de la misma esfera de poder que vincula apellidos influyentes como el del Secretario general Víctor Blanco (Racing) y el del Secretario ejecutivo, Nicolás Russo, surge Maximiliano Levy, indicado como Prosecretario Ejecutivo por el ascenso desde su cargo de presidente de Almirante Brown, un club que convive con una histórica pelea de poder barra en la zona de Isidro Casanova.

 

Levy: De la barra a la mesa en un abrir y cerrar de ojos (Club Octubre 947)

Sin embargo Maximiliano Levy no es un dirigente más. Quien fuera electo en su cargo en enero de 2019 fue barrabrava de Boca y se transformó también en el primer presidente que no podía ingresar a los estadios por un pedido directo de Aprevide, una prohibición paradójica ya que no le cabía anteriormente pese a haber estado preso por una causa que se le abrió siendo parte de La Doce.

Quien hoy se jacta su estrecha relación con Pablo Toviggino (mano derecha de Tapia y nuevo tesorero de AFA)  fue detenido en 2013 al volver de ver a Boca en Ecuador acusado de encubrir a su amigo Maximiliano Mazzaro, por entonces, jefe de la barra xeneize que estaba prófugo de la justicia y acusado por el asesinato de Ernesto Cirino

 

 

El vínculo entre ambos fue confirmado por el abogado de Levy, Mariano Lizardo, que contó que su defendido conocía a  Mazzaro desde hacía casi 30 años y que el lazo se generó en la tribuna de Almirante Brown, escenario donde Mazzaro comenzó a hacerse fuerte cómo líder barra. Quién formó parte de la violenta interna por el poder de La 12 solía concurrir al restaurant “El Altillo” propiedad del nuevo Prosecretario Ejecutivo, recuerda Agenciafe

Por esa causa, Levy estuvo preso 88 días. Aquel 2013 no fue fácil para Levy ni para su abogado que volvió a poner la cara pero esta vez para -vaya casualidad- defender a La 12. Fue a fines de agosto, cuando un operativo policial desbarató la cueva donde la violenta facción movía dinero luego de que la Justicia le cortará ingresos por la reventa de entradas.

El Cronista contaba por entonces como era los números que manejaba la financiera de La 12 “Hasta el mediodía del miércoles, el dólar blue había trepado a $ 9,70, cuando apareció en escena el secretario de Comercio Interior para clausurar las oficinas de la barra brava de Boca”. La Barra de Boca controlaba un centenar de arbolitos de calle Florida que movian la economía nacional desde el corazón porteño. Luego de aquella redada el cambio bajó a $9,20, increíble pero real.

Levy sentado en la mesa de Tapia. Un anticipo de lo que venía 

Cortado el negocio de las entradas, la interna de Boca se trasladó a la histórica senda del cambio ilegal. Otros sectores quisieron sumarse al negocio y todo terminó en una “batida” que desbarató un negocio de casi 600 mil pesos mensuales, en moneda 2013.

El hombre que saltó de la barra de Almirante a la de Boca y de ahí, a la mesa de AFA, se mantuvo alejado de los flayes hasta que encontró refugio y un espacio para generar carrera dentro de Almirante, su primer amor. Levy, de raíces en San Justo, fue señalado como el hombre que durante años blanqueó dinero negro de la hinchada de Boca mediante préstamos y mesas de dinero y  también se lo vincula a los negocios gastronómicos (al menos tres en Zona Sur) y a los de concesionarios de autos de alta gama que se le facilitaban a jugadores de Boca.

 

Levy celebrando su presidencia, pese a las denuncias de la oposición

Con la llegada de Levy al Mirasol se activó la llegada al club del arquero Pablo Migliore (también detenido por encubrimiento en la causa de Mazzaro) y la vuelta del técnico Blas Armando Giunta (referente e ídolo de Boca).

Una carrera y un prontuario turbio, lleno de situaciones vinculadas con la violencia y con ilegalidad  parecen ser cualidades suficientes para que el fútbol argentino le abra las puertas a su integrante estelar.

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6458
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata