domingo 09 de agosto de 2020

Espacios coartados

Machismo y discursos de ocasión: ¿Por qué no hay lugar para las mujeres en la mesa chica de AFA?

Por: Andrés Caviglia

15 de mayo de 2020 · 13:29 hs.

Mientras desde AFA se jactan de ser un ente inclusivo, la realidad demuestra otra cosa. Sólo una mujer estaba en condiciones de formar parte de la mesa chica. A la espera de la Ley del Deporte, los espacios son utilizados para demostrar una apertura que en los papeles, no es tal. El devastado fútbol argentino sigue en manos de hombres y los espacios para las miradas femeninas y disidentes brillan por su ausencia.

El fútbol argentino se encuentra en medio de una severa dicotomía: el contexto de pandemia no sólo expone los desbarajustes económicos de los clubes sino que también deja en claro cómo se reconoce a sí mismo a la hora de declarar. Si se habla “de fútbol” se habla de la Primera división y si se habla de la Primera división, se habla de varones.

Cuando el martes 19 Claudio Tapia sea reelecto como presidente de AFA, la foto tendrá una sola mujer entre 32 hombres. Esa mujer es Lucía Barbuto, la presidenta de Banfield, única en la lista por su cargo en el Taladro: es que para acceder a la mesa chica, se debe ser presidente o vice de una institución. Pero ¿por qué hay una sola mujer en este rol?

 

La lista de AFA estaba armada hace dos meses y en este caso el faltante de cupos femeninos y disidencias no es culpa de AFA. Son los clubes los que tienen que ponerse”, explica Gabriela Siri, periodista, arquera de futsal de Temperley y militante de la Coordinadora de hinchas (CdH). Un espacio que nació por la necesidad de denunciar diversas irregularidades y destratos para con el público en diferentes estadios.

 

La CdH salió con los tapones de punta hace unos días con una publicación contundente que rezaba el siguiente texto: “AFA Te excluye” y alentaba el reclamo de que “la lista de candidatos de AFA no hace más que visibilizar lo que venimos diciendo, las mujeres y disidencias no tenemos lugar en los clubes ni en AFA, necesitamos que se modifiquen los estatutos y se escuchen nuestras voces”.

 Esa modificación de estatuto se demora tanto como la implementación de la Ley del Deporte (N° 27.202) sancionada en 2015, la misma que dispone en su artículo 20 bis que las listas que se presenten para la elección de los/las integrantes de la Comisión Directiva de las asociaciones civiles deportivas deben tener un mínimo de 20 por ciento, en conjunto, de mujeres y de jóvenes.

Al no estar esto reglamentado, los espacios se cierran para las mesas chicas. Los clubes toman decisiones de abrir departamentos de género pero esa posición dentro de las instituciones anula cualquier posibilidad de ingresar a las listas que siguen siendo dominadas por hombres”, explica Siri.

Geraldina Platero, una de las dos vocales titulares de Rosario Central (RosarioPlus) 

Un comentario común pero difícil de expresar es el que indica que en algunos clubes, muchos de los espacios integrados por mujeres son generados para “calmar las fieras” y no quedar expuestos: hoy la inclusión tiene más tufillo a obligación que a convicción.   

A varias de las mujeres que forman parte de las áreas "oficiales" se les ha lidiar con algunos machismos instalados como las constantes referencias masculinas (hacete socio, somos los campeones, día del hincha) como si sólo los varones formasen parte de los mismos. El crecimiento femenino dentro de la vida cotidiana de los clubes es exponencial y muchas de esas mujeres podrían ser dirigentes. Eso podría lograrse con un  espacio para mujeres proporcional a la cantidad de socias.

 

El cupo femenino aparece como algo revolucionario que se les acaba de ocurrir, cuando en realidad ya estaba estipulado en una ley anterior que estaba en vigencia, a la que le derogaron varios artículos. Además, es imposible que, en un contexto de crisis y desempleo, estas medidas sean aprovechadas por las mujeres, quienes somos las más perjudicadas por las políticas económicas de este gobierno”, decía Nuria Escobar militante de la Agrupación de hinchas de San Lorenzo “La Soriano” a la página Feminacida en pleno gobierno macrista.

Cuando lograron disolver la Superliga y terminar con el doble comando, Chiqui Tapia decía: “Se viene una estructura nueva, la Liga Profesional, y es muy importante haber logrado consenso. Los dirigentes tenemos que celebrarlo por todo lo que se realizó. Se viene una AFA diferente, tenemos mucho por hacer y lo vamos a hacer entre todos". La referencia a “los” dirigentes y el entre “todos” no es una casualidad, es una causalidad.

 

 

Esa causalidad no sólo se expone en la lista del comité en sus áreas fuertes (Claudio Tapia presidente, Rodolfo D´onofrio, Hugo Moyano, Víctor Blanco, Amor Ameal y Marcelo Tinelli vices, Pablo Toviggino como tesorero, Guillermo Raed como representante del Interior y Marcelo Achile del ascenso) sino también en cómo se llega a esos espacios de poder.

Indagando sobre otra potencial candidata, la pista nos lleva a Rosario para conocer a Carla Facchiano, en un club que avanza en materia de género pero que expone modismos de otrora. La historia de Facchiano comienza de manera oficial en Rosario Central en 2014, cuando ingresa en la lista del gobierno canalla como síndico suplente.  En ese momento se distribuyeron áreas y Facchiano quedó como responsable de Seguridad en una de las ciudades más calientes del país en términos de violencia futbolera. Sin embargo, cuando en 2018 la lista que integraba vuelve a ganar las elecciones la posibilidad de entrar en la mesa chica no se materializó.

Carla Facchiano (página oficial de Rosario Central)

Cuestiones personales que se entremezclaron con la salida de Bauza del Canalla hicieron que Martín Lucero, vice segundo, deje su cargo. Ese espacio vacante pudo abrirle la puerta a Facchiano, pero no. El fútbol argentino pudo sumar tener una visión femenina pero el orden heteronormativo de AFA no se altera.

Yo quiero que haya más mujeres y en puestos de cargo. Central avanza con sus limitaciones pero fue pionero en la Subsecretaría de género, en protocolos de violencia y también en tener una vocal titular: Geraldina Platero” pero.  Además, agrega: “Hoy Central tiene como directora técnica a Roxana Vallejos, hay profes mujeres, ayudantes de campo, y presencia femenina en el banco de la Sub 16 y se firmó un convenio con la escuela de técnicos para que haya becadas tres mujeres”. Sin embargo ese avance no se réplica en cargos.

 

Los testimonios se multiplican, pero las quejas abiertas ponen en riesgo los escasos espacios conseguidos. Por eso se apela, en muchos casos, al anonimato para exponer testimonios: “Para que te tengan en cuenta tenés que trabajar más que un hombre, demostrar más que un hombre, casi hay que pedir permiso. Pero es así. Es necesario que haya mujeres”.

Un dato no menor para quienes estén a favor del “los nenes con los nenes, las nenas con las nenas” es que la presidencia del fútbol femenino de AFA está a cargo de un hombre, Jorge Barrios; y que el técnico de la Selección nacional es otro (muy cuestionado) varón: Carlos Borrelo, que desafectó de las citaciones a figuras como Estefanía Banini, Florencia Bonsegundo y Belén Potassa luego de que éstas cuestionaran sus métodos y sobre todo, su trato para con el plantel.

 

Estafanía Banini en el último Mundia de Francia

Un estudio realizado por la Coordinadora Sin Fronteras de Fútbol Feminista hecho en Julio  del año pasado y publicado por La Tinta  pone sobre la mesa  los números de la desigualdad:  De un total de 1146 cargos distribuidos entre los clubes de Primera A y Primera B, apenas 70 son ocupados por mujeres, es decir, un 6,1%.

* De los 24 puestos que ofrece la Comisión Ejecutiva de AFA, solo una banca es ocupada por una mujer: María Sylvia Jiménez, presidenta del Club San Lorenzo de Alem (Catamarca). Esto representa el 4,2% dentro de la máxima entidad rectora del fútbol nacional.

María Jimenez (El Esquiú)

* En  11 clubes de Superliga, las mujeres solo ocupan puestos como vocales titulares o suplentes. Apenas en cuatro entidades, ejercen cargos superiores: Aldosivi, Colón, Racing y Banfield. Este último caso tiene la particularidad de ser el único que presenta a una mujer en la presidencia.

Los clubes abren la puerta de la casa pero no dan sillas para tomar decisiones fuertes. Paula Ojeda, directora del Área de Violencia de Género en Vélez declaró en su momento: “Las medidas que promuevan el aumento de la participación femenina y de los jóvenes siempre son positivas. El problema es que el cupo femenino ya había salido por ley en octubre de 2015, durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, y la AFA lo mandó a la Justicia. Si los clubes no se cargan al hombro la ley y la cumplen, no hay decreto que sirva. Esto refleja algo que ya se había indicado y que, en muchos casos, no se quiso hacer”.

La observación final de Facchiano apuesta a la esperanza: “A las mujeres hay que darles más de una oportunidad, sino es todo masculino. Esto recién empieza. No es fácil para las que están adentro.  Se avanza pero hasta ahí, la agenda te come con el masculino. Yo deseo que  haya mujeres en cargos de decisión, ahí se hace la diferencia. Defender lo que hay sí,  pero poder generar gestión. ” 

 

 

 

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6527
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata