miércoles 26 de febrero de 2020

Discos

La vanguardia del heavy Metal: A 50 años del disco debut de Black Sabbath

COMPARTIR ESTA NOTICIA

13 de febrero de 2020 · 17:13 hs.

Hoy se cumple medio siglo del lanzamiento de Black Sabbath, álbum debut de la banda liderada por Ozzy Osbourne, Geezer Butler y Tony Iommi. Piedra fundamental de un género que estaba en pleno desarrollo.

Un 13 de febrero de hace medio siglo se lanzaba el primer registro de la banda oriunda de Birmingham, Reino Unido. “Black Sabbath”, también era el nombre de uno de los temas del disco que quedaría en la historia del género.

Paradójicamente, en aquel 1970, ese 13 de febrero cayó viernes y la música que resonaba dentro del primer disco de Black Sabbath era más bien tenebrosa.

Grabado en apenas dos días y con muy bajo presupuesto fue el prólogo de lo que en el transcurso de esa década se iba a configurar como un género musical: el heavy metal.

Antes del lanzamiento de este primer álbum, la banda se hacía llamar Earth y tocaban covers de blues. Después de una extraña visión de Butler, quien aseguró que una figura negra encapuchada lo visitó a los pies de su cama antes de grabar el disco, el cuarteto comenzó a escribir material más original y temas propios, definiendo el sonido y las líricas que los caracterizarían.

El gran responsable de ese sonido es el guitarrista Tony Iommi, único miembro que protagonizó todas las etapas de Black Sabbath: cuando tenía 17 años sufrió un grave accidente en la fábrica metalúrgica en la que trabajaba; cortando placas de metal en una máquina, perdió la punta de sus dedos anular y mayor de la mano derecha, la que utilizaba -siendo zurdo- para pasearse por el diapasón de la guitarra.

La situación lo deprimió hasta que un compañero de fábrica lo visitó y le hizo escuchar al guitarrista de jazz Django Reinhardt, para luego contarle que Reinhardt tocaba sólo con dos dedos porque se había quemado la mano.

Iommi quedó tan fascinado que ideó un sistema para volver a tocar la guitarra, fundiendo plástico para hacerse unas prótesis caseras que reemplazaran las puntas perdidas de sus dedos. Pero no conforme, tuvo que alterar también su instrumento, primero colocando cuerdas más flexibles (llegó a utilizar cuerdas de banjo) hasta llegar a afinar la guitarra en tonos más graves que los convencionales, además de tener que reeducar su mano para tocar.

El resultado: el sonido oscuro de los riffs que le imprimió a Black Sabbath y dejó marcados a fuego para el naciente heavy y sus subgéneros, como el thrash metal.

Black Sabbath es en realidad heavy metal antes del heavy metal: en 1969 cuando se conforman como banda, el heavy todavía estaba lejos de existir como expresión y mucho más lejos de existir como género.

El equivalente en castellano a lo que significa Black Sabbath es aquelarre (y es notoria la influencia de Sabbath en los ex Almendra Emilio Del Guercio y Rodolfo García en su banda de 1971, justamente Aquelarre).

El diseñador del arte de tapa, Marcus Keef, pescó esta esencia del disco y reforzó todo esto con la foto que invita a escuchar el disco: una casa tenebrosa, una mujer vestida de negro con clásico aspecto de lo que se considera una bruja, ramas secas por todos lados, algún gato negro por ahí.

El lugar de Black Sabbath en la historia podemos considerarlo análogo al de los Ramones respecto a su papel en el desarrollo del punk: toda una generación de músicos se inspiró en Sabbath y en base a su obra lanzaron una nueva corriente a nivel musical, que le dio impulso y envión al rock hacia fines de esa década. Fueron vanguardia hace medio siglo; fueron el heavy metal antes del heavy metal.

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6362
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata