lunes 06 de abril de 2020

DISCRIMINACIÓN

“Esto no es Uganda, te tenés que ir”: así echaron a un vendedor africano de una playa de Necochea

COMPARTIR ESTA NOTICIA

21 de enero de 2020 · 10:05 hs.

El episodio fue denunciado por un vecino de la ciudad balnearia a través de un descargo en las redes sociales. “Hay que revisar y rechazar la concesión a privados de la venta ambulante”, resaltó el testigo.

Después del episodio racista que sufrieron dos hermanas afrodescendientes en un boliche de Necochea, la ciudad balnearia volvió a quedar en el centro de la polémica cuando un vendedor ambulante de origen senegalés fue echado violentamente de la playa.

“Observé cómo dos policías, dos inspectores de tránsito de la Municipalidad y dos personas particulares perseguían y matoneaban a un vendedor africano que caminaba por la orilla con una pila de gorros en su cabeza”, relató Fabián, vecino de la ciudad y testigo de la escena.

“Al acercarme, escucho a uno de los policías que, entre empujones y agarrando el brazo del vendedor, le repetía con bronca: ‘Esto no es Uganda, te tenés que ir’. Al preguntar qué pasaba, el policía me dice que no me meta, que el hombre les faltaba el respeto, y le respondo que veo todo lo contrario”, agregó.

Y continuó: “Si eso no es una falta de respeto no sé qué es, me refiero al no permitir su derecho a trabajar para sobrevivir aunque sea extranjero, someterlo físicamente cuando vender gorros no significa peligro para otras personas, y ni hablar la expresión racista de ‘acá no es como en Uganda’, despreciando su origen étnico o nacional.

Durante su relato, publicado el último fin de semana en las redes sociales, el hombre explicó que el vendedor fue perseguido por negarse a pagar “el canon que se supone debe darle” al “concesionario” de la venta ambulante en la playa.

“Se fue sumando gente a observar la apretada al pobre inmigrante que quiere vender unos gorros, que es su forma de sobrevivir, mientras intentaba seguir trabajando, pero la marca personal de 4 integrantes de fuerzas públicas y los concesionarios era muy eficaz”, contó Fabián.

Y completó: “Tanto que, en uno de esos empujones le vuelcan la pila de gorros, que cae a la arena mojada, lo que generó el fastidio de muchas personas que ya comenzaban a increpar a esto que se comportaba como una patota”.

Según el testigo, veraneantes y locales se quejaron de que el personal municipal “malgastara su esfuerzo cuando hay otras prioridades de seguridad y en el tránsito, como la falta de control de vehículos en la arena”.

“Creo que hay que revisar y rechazar la concesión a privados de la venta ambulante, cuyos trabajadores históricamente eran independientes, esta privatización les impone un patrón y una relación laboral ilegal y precaria de extensísimas jornadas a rayo de sol por una miseria”, reflexionó el denunciante.

Y sostuvo: “La playa es un espacio público para el disfrute y el descanso, y también es un lugar para muchas personas que necesitan con la mayor dignidad posible trabajar con respeto por un dinero para sobrevivir”.

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6402
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata