miércoles 05 de agosto de 2020

¿Un juez violador?

Marcas en los tríceps, rasguños en una mama y dos hematomas en un glúteo: las consecuencias físicas del abuso a la perito

COMPARTIR ESTA NOTICIA

09 de enero de 2020 · 13:53 hs.

Virginia Creimer, la médica legista de 50 años, quien denunció a un magistrado por haberla manoseado, besado y golpeado sin su consentimiento en La Plata, habló con INFOCIELO y contó los detalles del ataque. Quedó con secuelas en el cuerpo y emocionales. Con la denuncia penal estiman que la Corte iniciará un sumario y resolvería desafectar al magistrado

La perito forense que denunció a un juez civil de La Plata por haberla agredido y manoseado en su domicilio de la capital bonaerense habló hoy con INFOCIELO y contó detalles del aberrante caso que la dejó con secuelas físicas y emocionales.

La denuncia fue formalizada contra el magistrado Juan José de Oliveira por la médica Emma Virginia Creimer, de 50 años, en el gabinete de Delitos Sexuales de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) platense, y ahora se dirime si la investigación penal la encabezará el fiscal Marcelo Martini, titular de la UFI que estaba de turno el 3 de enero, el día del abuso, o la fiscal Mariana Rufino, la que aglutina todos los casos de violencia de género.

“Quedé con lesiones en los dos tríceps, por los apretones, con rasguños en la mama izquierda cuando me quiso sacar el top y con dos hematomas en el glúteo derecho, cuando me golpeó con el marco de la puerta del dormitorio al que me quiso meter”, recordó con profundo dolor la damnificada.

Según el relato de la mujer, el abuso fue cometido el 3 de enero pasado en la casa del juez, ubicada en el barrio La Loma, al que conocía desde hace 15 años, con quien había mantenido una relación laboral, y que actualmente mantenía contacto por redes sociales.

La víctima sostuvo que llegó a la casa luego que el magistrado la auxiliara a causa de un desperfecto mecánico que tuvo con su propio vehículo.

Virginia afirmó que mientras tomaban mate, el juez comenzó a insinuarse y en el momento en el que ella optó por retirarse, la manoseó de forma agresiva, por lo que sufrió algunas lesiones, que fueron constatadas después en un hospital.

Creimer contó que la conversación en la cocina de la casa, mate mediante, comenzó a girar sobre temas laborales, hasta que el juez empezó a referirse a problemas personales como la relación con su exesposa.

"Acto seguido empezó a cambiar el lenguaje gestual, se cruzó de pierna, empezó a sonreírse sin motivo aparente y me dijo que no podía ofrecerme una relación estable", comentó la mujer, mientras calificó el escenario como "absolutamente bizarro".

"Le contesté que no estaba buscando ninguna relación con él; él volvió a arremeter con el hecho de que sólo podía ofrecerme relaciones ocasionales mientras me decía `estás ahí sentada enfrente mío con tan poca ropa que me generás cosas, mirá cómo me estoy poniendo´", recordó la mujer, quien indicó que el permanecía con las piernas cruzadas y tapándose los genitales con las manos.

"Entonces, me levanté y le dije `bueno Juan me parece que no tenemos nada más que hablar, me tengo que ir´. Cuando me paré y me di vuelta me agarró de atrás de la cintura, me giró y me empezó a besar en la boca y en la cara mientras yo trataba de empujarlo y sacármelo de encima", contó.

La denunciante dijo que luego del ataque el juez le repetía que se había equivocado, no obstante no la soltaba y trataba de sacarle la ropa, además de introducirle la mano debajo del top, en medio de un forcejeo en el que la manoseó en todo el cuerpo especialmente en los glúteos y los pechos, hasta que logró escapar.

"Subí a mi camioneta con ganas de vomitar del olor que había quedado en la cara, en todo mi cuerpo. Me fui manejando y llorando a los gritos hasta mi casa y me comuniqué con mi grupo de amigas", añadió.

La perito fue asistida en el Hospital Rossi, donde constataron que tenía lesiones "en los dos brazos, escoriaciones en el lugar donde estuvo tirando para sacar el corpiño y dos moretones redondos en el glúteo derecho", detalló.

“Claramente es un caso de violencia de género. Por eso vamos a pedir que la investigación la encabece la fiscal Rufino”, dijo el abogado de Creimer, Darío Saldaño.

Respecto a las pruebas, Creimer entendió que “el solo relato debería ser suficiente. Pero además quedé con lesiones físicas y muy afectada emocionalmente. El fin de semana del 4 y 5 de enero me pasé llorando tirada en la cama. Y además cuento con un intercambio de whatsapp en el que reconoce que no paró”.

Con estos elementos seguramente la Corte Suprema va a iniciar un sumario en forma paralela al accionar de la justicia penal, y la resolución podría ser una suspensión del magistrado.

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6523
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata