domingo 07 de junio de 2020

Inolvidable

Verano del 98: El día que Mar del Plata recibió las volcadas de Ginóbili, Scola y Nocioni

COMPARTIR ESTA NOTICIA

03 de enero de 2020 · 16:39 hs.

Corría el año 1998 y la Ciudad Feliz recibía una nueva edición del Juego de las Estrellas. En la misma participaban tres jóvenes promesas que terminarían siendo leyendas del básquet mundial. Andrés López nos trae los recuerdos de una jornada histórica.

En enero de 1998 miles de personas fueron testigos de un Juego de las Estrellas que, a la distancia toma una magnitud difícil de calcular. Entre los apellidos que aparecían en el Concurso de Volcadas aparecían unos jóvenes Emanuel Ginóbili, Luis Scola y Andrés Nocioni y entre ellos, que luego serían parte vital de la Generación Dorada, dieron un espectáculo de lujo.

El primero en intentar fue Luis Scola (“el pibe de Ferro” lo llaman en el relato) que por entonces ya tenía un contrato para jugar en Europa, la continuidad se la dio otro grande de la Liga como Leo Gutiérrez para darle paso a las otras leyendas: Chapu Nocioni -por entonces jugador de Independiente de Gral. Pico- y Manu Ginóbili (Estudiantes de Bahía)

Andrés López, Secretario de la Asociación de Prensa de Básquetbol de Argentina, recuerda aquel verano con INFOCIELOEra un espectáculo ideal, casi todos jugaban en Argentina. En general los jóvenes jugaban el partido de los Sub 22 contra los extranjeros, el torneo de triples o el de volcadas, donde estaban ellos tres”, señala López que destaca que la distancia hace que el torneo “sea más grande todavía”.

El Polideportivo Islas Malvinas de Mar del Plata estaba en un momento de esplendor. Había sido sede de los Panamericanos de 1995 y con el correr del tiempo se transformó en escenario obligado para la gran fiesta del básquet. En La Feliz el Juego se disputó en 15 oportunidades y 12 fueron en el Islas Malvinas.

López hace recuerda sobre Ginóbili que “El ´98 fue su último año en la Argentina, fue al Mundial de mayores y de ahí a Italia. Manu jugó el partido principal aquella noche” y agrega “En el 97, recuerdo que se hizo un triangular Sub 22 en que se dividió al país en tres: Norte, Centro y Sur. En el equipo Norte están Leandro Palladino, Bruno Lábaque, Leo Gutiérrez, en el Centro estaba Scola,  Gaby Fernández y el Sur era una banda pero estaba Manu y ahí demostró que estaba un paso arriba conceptualmente que el resto. Le pinto la cara sus compañeros de Selección y terminó haciendo que el equipo gané y fue el MVP de ese mini torneo”.

López, que además es director de la tecnicatura de Periodismo de la UNLP, acerca un dato clave: previo a ese Juego de las Estrellas se puso la piedra fundacional de la Generación Dorada: “A mediados del ´97 ese sub 22 va al mundial de la categoría llega a semifinal (Australia, que luego sería campeón, le ganó sobre la chicharra), y cuenta la leyenda, que fue en ese vestuario donde el equipo se juramentó tener revancha cuando fueron mayores: El hito fundamental de la generación dorada”.

Volviendo a Manu, López reflexiona sobre la velocidad de los hechos: “El crecimiento fue increíble y muy rápido. En ese ´97 Lamas (Julio) necesitaba un escolta goleador e hizo volver a Héctor “Pichi” Campana a la Selección pese a que estaban peleados, fue como suplente de Juan Espil”. Una historia que giró con la llegada de Ginóbili “En el mundial del ´98 el suplente de Espil ya era Manu y a partir de 1999 le saca el lugar y fue imparable. En 3 años era el mejor de Europa y en 2002 daba el salto a la NBA. No lo vimos venir”.

Nadie imaginó lo que ese pibe de 20 años iba a hacer” reflexiona López, uno de los privilegiados de haber visto de cerca el crecimiento de una camada irrepetible desde el talento, la comprensión de lo colectivo y el sentido de pertenencia. Tan privilegiado como quienes estuvieron en aquel verano marplatense.

 

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6464
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata