martes 31 de marzo de 2020

“FUE VISTO COMO UN ENEMIGO”

Periodista argentino muerto en Bolivia: su cuerpo tenía golpes y creen que pudo ser asesinado

COMPARTIR ESTA NOTICIA

13 de diciembre de 2019 · 11:02 hs.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos alertó sobre el grave hecho. El informe de su muerte hablaba de una ACV Isquémico, pero su cuerpo presentaba golpes. Además, en su casa no se encontraron un cuaderno, un grabador y un chaleco de periodista. El testimonio de su familia.

Un día antes de que se consumara el golpe de Estado en Bolivia, la familia del periodista argentino, Sebastián Moro, perdió todo contacto con él. Al día siguiente fue hallado inconsciente en su casa y seis días después falleció en un hospital, por un supuesto “ACV isquémico”.

Las primeras noticias de su muerte corrieron con timidez en la Argentina y no despertaron más que cierta tristeza, hasta que se conocieron detalles que cambiaron rotundamente al hecho: el cuerpo de Sebastián Moro presentaba golpes y en su departamento donde fue encontrado agonizante, faltaban un cuaderno, un grabador y su chaleco de periodista.

Antes de cualquier hipótesis, su familia no duda en que Moro representaba un “enemigo” por parte de los grupos violentos que salieron a promover el golpe de Estado contra el presidente Evo Morales. Es que el periodista argentino se desempeñaba como redactor en el periódico Prensa Rural, perteneciente a la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), un medio claramente afín al oficialismo en ese país.

Tan solo el día anterior, el director de la radio Comunidad perteneciente a esa Confederación campesina, José Aramayo, había sido secuestrado, atado a un árbol y humillado por parte de hordas que desataron el horror en las calles bolivianas. Esa mañana, Sebastián ya había advertido que la situación comenzaba a ser de pleno hostigamiento para la prensa, por lo que decidió trabajar desde su casa. 

Si alguien conocía la labor del periodista, sabía que su rol era fundamental: además de difundir para la comunidad indígena y campesina de ese país –los sectores más fieles a Morales-, también comunicaba para la Argentina.

Esa fue la última conversación que tuvo con su familia, donde ya advertía su preocupación por el golpe de Estado en curso. “Acá está muy heavy la cosa”, les había escrito a sus allegados en territorio nacional.  

“Él nos contaba que no iba a ser fácil la elección, que observaba un avance de la derecha. Sebastián estaba muy preocupado por lo que podía pasar, porque además su futuro laboral corría riesgo si cambiaba el gobierno”, le contó a INFOCIELO, Penélope, su hermana.

Ella también agregó que según le había contado Sebastián, pensaba regresar al país a mediados de diciembre, “porque no había vuelto desde que se fue”.

Eso había ocurrido tres años atrás, cuando el periodista decidió comenzar una nueva vida luego de que fuese condicionado por parte del gobierno de turno en Mendoza, debido a su ideología política. También, por haber sido uno de los periodistas que más trabajó los juicios de lesa humanidad en esa provincia.

“Claro que el trabajo de mi hermano había molestado. Para la extrema derecha era una de las caras visibles y fue visto como un enemigo”, sintetizó su hermana.

LA DENUNCIA DE LA CIDH


La presión de la familia y organismos de Derechos Humanos que ya están en tema, llegaron a los oídos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que el pasado 9 de diciembre se expresó sobre la situación particular de Bolivia y las “violaciones a los Derechos Humanos registradas”.

Entre ellas, pone especial énfasis en la muerte del periodista argentino, a la cual, la cataloga de dudosa y pide que se investigue.

“Lo signos de violencia que presenta su cuerpo tiene golpes y moretones, externos e internos. Esos golpes no coinciden necesariamente con un ACV. Por eso se está pidiendo que intervenga e investigue la CIDH”, le contó a este portal, Penélope, la hermana del periodista fallecido.

La investigación será por demás compleja teniendo en cuenta que los restos de Sebastián Moro fueron cremados para que de esa manera se lo pueda repatriar. De otra forma, y en medio de un golpe de Estado, su cuerpo no podría haber sido retirado por cuestiones diplomáticas entre ambos países. 

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6396
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata