domingo 08 de diciembre de 2019

Repudiable

El polémico señor Crespi: Homofobia, violencia y complicidad política

Por: Andrés Caviglia

28 de noviembre de 2019 · 13:49 hs.

A días de las elecciones en Boca el candidato a vicepresidente primero por el oficialismo volvió a hacer alarde de su impunidad respaldada por el actual presidente Daniel Angelici. Dijo que si su lista gana “le iban a romper el culo” a River, deslizó que Riquelme podría traerle mala suerte al club y tildó a Verón de inglés. La complicidad ante los dichos del titular IPS, Christian Gribaudo, es de mínima cuestionable.

Juan Carlos Crespi no es sólo un actor político en medio del caliente clima político de Boca, es el brazo armado mediático de Daniel Angelici, una suerte de perro de ataque dispuesto a despezar a cuanto objetivo le sea indicado por el Tano con el fin de que los suyos sostengan el armado xeneize que Amor Ameal junto a Mario Pergolini y la figura de Román Riquelme intentarán pelearle en las urnas azul y oro.

Si alguno se pregunta porque un vicepresidente primero de un club gigante como Boca se muestra desbocado, diciendo barbaridades cómo “que se pongan contentos los de River porque si ganamos le vamos a romper el culola respuesta puede ser Riquelme. ¿Qué tiene que ver Román en esto? La cuenta es simple, si el último 10 hubiese acordado con Angelici para ser parte del armado que pensó para su candidato en sucesión Christian Gribaudo, la oposición no tendría chances de quedarse con la presidencia. Román cambió la jugada y abrieron fuego sobre él.

Algo debe quedar claro: La complicidad también es parte de la violencia simbólica del mensaje de Crespi. Que el candidato Gribaudo lo justifique diciendo que “tenemos estilos diferentes, pero somos complementarios” y que “él siempre fue de una misma manera y no quiero que cambie” es de un nivel argumentativo subterráneo ante tamaña falta de respeto por parte de un par. 

Sin embargo, la neblina que genera la sorpresa se disipa cuando recordamos que fue el propio titular del Instituto de Previsión Social de la Provincia de Buenos Aires el que dio el visto bueno para el xenófobo spot de campaña que desató el repudio de glorias de Boca cómo el colombiano Jorge Bermúdez o el uruguayo Sergio “Manteca” Martínez. El video emanaba soberbia (“Dios es de Boca”, “Somos todos de Boca”) pero lo que hizo que se quite de las redes fue el rechazo masivo que generó la frase que hablaba sobre los ídolos del club resaltando que “no son uruguayos ni chilenos”.

Angelici armó un guión donde Gribaudo es el policía bueno, Crespi el malo y entre los dos están tratando de convencer al socio de la peor manera. Ensuciando a propios “ojalá que ganemos ya que van a venir varios que hace rato no vienen” dijo en alusión a Riquelme y a (no tan) extraños como Verón, al que le dijo inglés, sólo por haber mostrado su apoyo a Román.

Del pútrido mensaje de Crespi sobresale por sobre su indemnidad la complicidad de los suyos. Tipos cómo él habrá siempre mientras haya alguien que lo necesite y si alguien necesita de él, es porque ese alguien se ha quedado sin argumentos.

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6282
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata