domingo 08 de diciembre de 2019

Algo huele mal

El fantasma de las Sociedades Anónimas: pactar con el diablo para tener a Dios

Por: Andrés Caviglia

22 de noviembre de 2019 · 20:12 hs.

Las últimas horas de la relación entre Diego y Gimnasia fueron de puro desconcierto. Pero en medio de lo que se generó aparece otra vez el fantasma de la Sociedades Anónimas personificado en una sola persona: Cristian Bragarnik.

Diego todo lo puede. Su imagen, su esencia, son tan grandes que logran convencer a las masas hasta de ver lo que se quiere que se vea. La sensación que prima es que Diego está jugando con Gimnasia. Solamente su condición de todopoderoso puede dejarlo inmune de haber renunciado al cargo y haber vuelto al mismo en 48 horas.

Sin embargo, la lucha real de todo aquel que haya pasado su vida amando a Maradona es la de evitar verle los hilos. Diego casi no habla en conferencia de prensa (apenas ha contestado un puñado de preguntas) y sólo le da notas a quién ha negociado derechos de televisación. La palabra de Diego tiene un costo alto para quien la desee y ha sido el propio Diego (¿habrá sido él?) el que decidió que ese valor lo maneje un dirigente de turno, en este caso Gabriel Pellegrino, el presidente de Gimnasia.

Lo que empiezan a olfatear una buena cantidad de lobos es algo que no huele bien. Quien acerca a Diego a la Superliga es ni más ni menos que Cristian Bragarnik, el nuevo dueño de la pelota en argentina, un ambicioso empresario que se forjó en territorio mexicano, donde las denuncias sobre el financiamiento de los carteles nunca llegan a puerto deseado. Los aportes privados han hecho del territorio tricolor una base de equipos construidos alrededor de los deseos económicos de Bragarnik, un tipo que se siente a sus anchas en el mercado de la Sociedades Anónimas Deportivas. Ahí es donde Diego se transforma, además, en la llave maestra para un sistema prohibido en Argentina.

Bragarnik lleva muchos años trabajando en México donde encontró una plataforma para su amplia cartera de apellidos. Su amistad con Jorge Hank, dueño del Tijuana y uno de los 19 hijos de Jorge Hank Rhon ex alcalde de la ciudad, un oscuro líder político de Baja California, que maneja una cadena de casinos sospechada de lavar el dinero del cartel de Tijuana, le facilitó su llegada a la Liga MX y desde allí construyo su imperio.

En Argentina su cartera está abierta para quien guste y equipos como Godoy Cruz, Belgrano, Talleres, Defensa y Justicia y Racing han sacado aire de su abanico de oportunidades. La influencia del bueno de Cristian es tamaño Selección Nacional, la llegada de Jorge Sampaoli a la albiceleste fue de la mano del nuevo magnate de la pelotita. De hecho, fue el propio Grabarnik el que le prometió a Diego dirigir en el fútbol argentino durante el Mundial de Rusia: desechadas las posibilidades de Belgrano y Defensa, Bragarnik puso los ojos en unos de los clubes más pasionales de Argentina: Gimnasia.

El Lobo se transformó en la nueva ambición del empresario y el empresario en la obsesión del presidente. Sin Bragarnik no hay Maradona y sin Maradona no hay Pellegrino. Tanta es la ascendencia sobre el hoy presidente que han logrado alterar las venideras elecciones de una forma nunca antes vista, con una carga de lo peor de la política sobre la ya endeble estructura del club.

Volviendo a los hilos, Bragarnik ofrece a Maradona como quien ofrece una cura mágica. Diego acarrea cámaras, sponsors, dinero fresco y una trascendencia mundial. Maradona acapara toda la presión, la hace un bollo y se pone a hacer jueguitos con ella frente a todos. Sin embargo, lo que era atracción para muchos antes, hoy es distracción: detrás de la figura de Diego se abre la puerta al sistema que defiende Bragarnik. Si de su mano el Lobo se transforma en un club con resultados, servirá de ejemplo para defender su teoría de financiamiento.

Mientras la coherencia sigue extraviada en los pasillos de la sede tripera, el propio representante en una charla con Fox Sports deja ver un poco de qué se trata esto cuando le consultan por los refuerzos para el Lobo de Maradona: “Si de acá de a fin de año los dirigentes no se mueven, después no digan que Diego no quiso seguir. Es necesario (los refuerzos) y es un poco lo que se había programado”.  La espada y la pared: los refuerzos vendrán de su mano o chau Diego, es corta la bocha.

Bragarnik es la representación de una Sociedad Anónima que está prohibida por el estatuto de AFA y el que muchos aplican tan silenciosa como inescrupulosamente, sobre todo en el ascenso donde su amigo Víctor Stinfale (dueño de Speed, sponsor personal de Diego) logró llevar al Deportivo Riestra a la Primera Nacional.

Basta con ver cinco minutos del documental “Maradona en Sinaloa” para ver un calco de lo que ocurre en La Plata. Un acuerdo con una suerte de millonario con ambiciones para un club casi en ruinas y el mensaje del 10 avisándole de la “Revolución Maradoneana” al presidente de turno que llega con una advertencia: “Mirá que te quiero al lado mío”, avisa Diego por videollamada una vez que el acuerdo está cerrado. Después, el show, el golpe en el pecho cómplice y los bailes en los triunfos. Todo igual, todo lo mismo.

Hoy el presidente está atado a Bragarnik y logró algo de aire detrás del escudo maradoneano. Sin embargo, el precio de ofrecerle la estructura del club a una sola persona aparece como un precio demasiado alto. Mientras todo pasa, Diego hizo una de Diego y a días de las elecciones en Boca, largó un guiño para Angelici y una bala para Riquelme. ¿Será el club de la Ribera el norte de Bragarnik, Maradona y compañía? Sólo Dios lo sabe.

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6282
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata