miércoles 11 de diciembre de 2019

Nuevo escenario

Cómo se configura el mapa de movimientos sociales con el cual se encontrarán Alberto Fernández y Kicillof

Por: Andrés Sosa

06 de noviembre de 2019 · 09:20 hs.

Las organizaciones piqueteras expresaron sus expectativas de cara a lo se viene con variadas posturas: oscilan entre la integración al gobierno del Frente de Todos a continuar con las protestas en las calles.

El panorama desolador que deja en el país el gobierno del presidente, Mauricio Macri, y su reflejo sombrío en la provincia de Buenos Aires, gobernada por María Eugenia Vidal, tiene como principales protagonistas a los movimientos sociales. Los altos índices de pobreza y desocupación impulsaron a que las organizaciones sean las principales contenedoras de la profunda crisis y se convirtieran en protagonistas centrales a través de movilizaciones multitudinarias. Con una economía quebrada, tanto Alberto Fernández en nación como Axel Kicillof en territorio bonaerense deberán tomar medidas urgentes para paliar la situación, pero ¿Cuál será el rol que adoptarán las agrupaciones piqueteras?

Los penosos números de pobreza y desocupación causados por la gestión de Juntos por el Cambio generaron que todo el arco de los movimientos sociales saliera a reclamar masivamente por respuestas concretas. No obstante, este 2019 sobre todo, el proceso electoral implicó un reacomodamiento en el mapa de las organizaciones piqueteras. De hecho, algunas optaron por acompañar al Frente de Todos, otras al Frente de Izquierda, una a Consenso Federal y otros espacios directamente no apoyaron a ninguna candidatura.

El tablero nacional se replica del mismo modo en la provincia de Buenos Aires a la hora de ubicar a cada agrupación que, en principio, se distribuyen en dos grandes sectores. Si bien la era macrista los llevó a reclamar de manera conjunta en “unidad de acción” al grueso de las mismas, con el cambio de escenario los matices se comienzan a ser más evidentes. Por un lado se encuentran los “cayetanos” del llamado triunvirato piquetero con ligazón al peronismo y el Papa Francisco, y por otro, las organizaciones con una orientación de izquierda anticapitalista.

 

 

En ese marco, el triunvirato piquetero se conforma por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie/Somos. Estas organizaciones plantearon un apoyo explícito al Frente de Todos, incluso contaron con representantes en las listas y han mantenido un perfil “dialoguista” con el gobierno provincial y nacional. Además, ahora se encuentran en plenas charlas para lograr integrarse a las estructuras ministeriales tanto en nación como provincia, principalmente en Desarrollo Social. Los dirigentes más conocidos son: Juan Grabois (MTE-CTEP), Emilio Pérsico (Movimiento Evita-CTEP), Juan Carlos Alderete (CCC), Daniel “Chucky” Menéndez (Barrios de Pie/Somos), y Esteban “Gringo” Castro (CTEP), entre otros.

Por el grupo de movimientos de izquierda anticapitalista, se encuentra el denominado “Frente de Lucha” que está compuesto por el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), Frente Popular Darío Santillán Corriente Nacional (FPDS-CN), MTD Aníbal Verón, entre otras. Varias de estas agrupaciones acompañaron al Frente de Izquierda Unidad y tuvieron una relación tensa con el gobierno provincial y nacional con acampes de varios días, cortes de ruta y otras medidas de acción directa contra entidades financieras internacionales como el FMI y JP Morgan. Una de las máximas referentes es Marianela “Pini” Navarro (FOL) y ya han advertido tanto a Axel Kicillof como a Alberto Fernández que mantendrán la “independencia política y del Estado”, con lo cual permanecerán con las movilizaciones para continuar con sus reclamos de fondo.

En tanto, aparece el “Bloque Piquetero” que está integrado por el Polo Obrero (proveniente de las filas del Partido Obrero), Barrios de Pie/Libres del Sur, entre otras. El primero formó parte de las listas del Frente de Izquierda Unidad, y el segundo (escisión de Barrios de Pie comandado por Victoria Donda y Daniel Menéndez) decidió apoyar a Consenso Federal a través de la figura de su líder Humberto Tumini. Este espacio ha sido el que ha adoptado una tendencia un tanto más intransigente que el resto de los movimientos sociales con extensos acampes y cortes prolongados. A tal punto, que tanto el gobierno provincial y nacional les ha cortado el diálogo en diversas oportunidades. Sus principales referentes son Eduardo “Chiquito” Beliboni (PO) y Silvia Saravia (Barrios de Pie/Libres del Sur).

De esta manera, a grandes rasgos, se configura el mapa de los movimientos sociales con el cual se encontrarán tanto Axel Kicillof en territorio bonaerense como Alberto Fernández en el país. Al margen de la orientación que adopte cada organización, las demandas para el sector más empobrecido persisten. La falta de trabajo genuino, planes de viviendas sociales, obras de infraestructura básica en las zonas más castigadas, ampliación de derechos hacia las mujeres y disidencias (legalización del aborto, igualar la brecha salarial, políticas públicas contra la violencia de género), es una cuenta pendiente que el macrismo no ha resuelto y ahora deberá afrontar el nuevo gobierno.

 

 

 

 

¿Qué plantea cada movimiento social y cómo lo traslada a la provincia de Buenos Aires?

Para la construcción de este mapa de las organizaciones, INFOCIELO mantuvo diálogos con los referentes de cada movimiento para conocer cuáles son sus expectativas de cara al nuevo escenario político en medio de la crisis económica que atraviesa el país y sus implicancias en territorio bonaerense.

 

TRIUNVIRATO PIQUETERO

Gildo Onorato del Movimiento Evita (CTEP), consideró que “tenemos gran expectativa. Haber derrotado al gobierno de Macri después de tantos años de sufrimiento”, y añadió que “nosotros tenemos enorme respeto por voluntad popular, lo hemos tenido con Macri a pesar de las profundas diferencias”

Sobre el nuevo gobierno, adelantó que se abre la “posibilidad de encarar un diálogo sincero y queremos ser parte de la asunción”. Además, explicó que “no salimos a la calle porque nos gusta, la movilización es una consecuencia y no es el fin. Sabemos que el derecho a la protesta es un derecho que no podemos abandonar”.

Nicolás Caropresi del Movimiento de Trabajadores Excluidos (CTEP). “Para nosotros es una tremenda alegría sacarnos de encima al gobierno macrista neoliberal”, sentenció y aseguró que “vamos a seguir evaluando con cautela y precaución los movimientos de este nuevo gobierno que se trata de una alianza que va de derecha a izquierda”.

También, expresó que “consideramos que en esta especie de caja de pandora peronista vamos a estar en disputa continuamente”, y manifestó que “en la provincia de Buenos Aires, es exactamente el mismo planteo. Consideramos que si no hay articulaciones va a ser imposible. Vamos a estar empujando, vamos a seguir en la pelea”.

Daniel “Chucky” Menéndez de Barrios de Pie/Somos, señaló que con el Frente de Todos “se construyó un espacio lo suficientemente amplio como para afrontar los desafíos” de superar la crisis económica. En cuanto, al perfil de que adoptarán en provincia de Buenos Aires y Nación las nuevas gestiones, afirmó que “creemos que llevarse las políticas anunciadas, el desafío es acompañar y llevar adelante una modificación de las políticas económicas”.

En torno a la postura que tomaron los movimientos sociales críticos al próximo gobierno, resaltó que “hay diferencias”, “son legítimas y están en su derecho pero no compartimos”.

Juan Carlos Alderete de la Corriente Clasista y Combativa (CCC),  expresó que “el próximo gobierno va a  tener que tomar medidas de emergencia, para luego apuntar a las de mediano y largo plazo”. En esa sintonía, consideró que “la llamada luna de miel no existirá, tendrán que trabajar todas la aceras para resolver el infierno que atraviesa la gente”.

“Las organizaciones deben ser parte de la solución y no del problema. Esperemos que convoquen a todos”, agregó. Consultado sobre la actitud que tomaron en los últimos meses de no movilizar, lanzó que “ha sido por el momento, no podíamos prestarnos a un escenario que venía bastante complejo con la intención del gobierno de la profundizar la grieta”, y añadió que a “las calles no las vamos a dejar”.

 

 

 

 

FRENTE DE LUCHA

Marianela “Pini” Navarro del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), manifestó que “rechazamos el planteo de Alberto Fernández desmovilizador hacia los movimientos sociales como de los sectores sindicales ya que partimos de la experiencia histórica que ningún derecho social se ha adquirido con pasividad política”.

En torno a la situación en provincia de Buenos Aires y en contraposición a las organizaciones que comenzaron diálogos para formar parte del nuevo gobierno, expresó que “creemos que los movimientos sociales deben resguardar su independencia política y del Estado”.

Solo tenemos expectativas en la lucha, en la fuerza de la clase trabajadora para que logre imponer un programa  popular en las calles. Desde este punto de vista en la medida que no se afecte la tasa de ganancia de los empresarios y se siga pagando la deuda equivalente al 93%del PBI argentino la carestía de la vida para las mayorías populares continuará”, aseguró.

 

 

 

BLOQUE PIQUETERO

Eduardo “Chiquito” Beliboni del Polo Obrero (PO), indicó que “las expectativas de acuerdo al gobierno electo son muy pocas y muy bajas. Ha puesto en primer lugar la renegociación deuda, saludó al dólar alto y propone un pacto social”.

“Los movimientos sociales del triunvirato fueron la contenedores y colaborares del gobierno de Macri”, lanzó y advirtió: “Seguiremos en las calles, los reclamos están más vigentes que nunca”.

Silvia Saravia de Barrios de Pie/Libres del Sur, manifestó que “de Kicillof no hemos escuchado declaraciones sobre sus ideas del desarrollo de la provincia. La experiencia cuando gobernó Scioli fue desastrosa en salud, educación, en obras en los barrios”.

En cuanto a las organizaciones del triunvirato piquetero, sostuvo que “ellos se incorporaron al Frente de Todos y no compartimos eso sobre todo por la experiencia de la que se viene. Kicillof planteaba que medir la pobreza era estigmatizar los pobres, decían que había menos pobres que en Alemania”.

 

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6285
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata