viernes 15 de noviembre de 2019

Su hija prendió las alarmas

De la euforia a la desolación: la montaña rusa Maradona terminó descarrilando

COMPARTIR ESTA NOTICIA

04 de noviembre de 2019 · 13:31 hs.

El cierre de semana de Maradona no pudo ser peor. Luego de la fiesta y los honores en Rosario, el clásico platense lo llevo a los intensos extremos de su ánimo. Su hija Gianinna hizo una dura advertencia sobre su salud y dio a entender que lo están usando. La desoladora imagen final tras la derrota del sábado tuvo un fuerte impacto en el público general.

Se sabe, una semana en la vida de Diego Maradona puede tener los condimentos que la vida de un ser terrenal puede acumular en años. No hay antecedentes de que el técnico de un equipo rival sea ovacionado y recibido, literalmente, como un rey. La imagen de Diego dirigiendo sentado en un trono recorrió el planeta.

El envión anímico que le dio a él y a su equipo, en la previa de una nueva edición del clásico platense, la victoria frente a Newell´s por 4 a 0 le dio una inyección de confianza e ilusión a todos pero hubo algo que frenó aquel impulso y fue, ni más ni menos, que una serie de mensajes de su hija Gianinna que encendieron las alarmas.

No se está muriendo porque su cuerpo lo decide, si lo están matando por dentro sin que él se pueda dar cuenta. No creo en el parámetro de lo normal, pero eso está muy alejado de la realidad que él se merece. Recen por él. Por favor. Gracias”, escribió en su cuenta de Instagram.

Mientras su hija piensa en su padre las imágenes del desborde emocional de Diego inundaban, de mínimo, a toda la ciudad de La Plata. Diego y su Gimnasia llegaron al Bosque y en un segundo Diego paso de primer a quinta al grito de “Hoy es el día del Lobo” en un video que se volvió viral.

 

La secuencia de la jornada fue bien al estilo Diego. Su ilusión de ganar el clásico no sólo se remitía a la conferencia post Newell´s donde había dicho: “Quiero ganar. Les quiero ganar por todo lo que pasó la gente de Gimnasia y por todo lo que me contaron en La Plata” sino que viene de arranque. El duelo que lo enfrenta con el presidente pincha, Juan Sebastián Verón y con el abogado Fernando Burlando (defensor de su ex mujer Claudia Villafañe) fue reflotado por el Diez incluso antes de firmar su contrato con el Lobo: “Hay una yunta ahí enfrente que me quiso tirar de los huevos para abajo y eso no lo voy a perdonar”, dijo en aquella oportunidad un animado Maradona.

 

Por eso, el duelo del sábado tuvo una carga extra que le termino detonando los nervios. De la nombrada arenga pasó a pelearse con Gastón Fernández en dos oportunidades (al término del primer tiempo y al término del partido) y minutos después la imagen de un Diego desbordado y abatido se hicieron carne en su gente: Diego se sentó en la puerta del vestuario, con la mirada pérdida mientras un séquito lo rodeaba con la cabeza agacha y sin emitir palabra.

 

En ese preciso momento se puede dimensionar a Maradona desde una de los tantos ángulos que existen para analizarlo. Más allá de la cordialidad que genera el trato cotidiano, Pelusa vive en un universo demasiado grande y demasiado chico a la vez como para que haya espacio para que alguien tenga la palabra justa y sincera. A Diego nadie le dice que no. Su hija Gianinna lo sabe mejor que nadie y no titubeó en compartir su sentir.


Se acuerdan que había un zoo que te podías sacar fotos con un León gigante? O sea podías entrar a la jaula y por poco más “abrazarlo”… Lo tenían empastillado, sino imposible domar a la fiera. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia”, cerró su segunda hija con irónicos puntos suspensivos. Gianinna sabe que más allá del amor incondicional que le regalan sus fieles hay muchos que en ese abrazo (no inocentemente encomillado por su hija) buscan un pedazo de Diego. Devorarlo, exponerlo no es algo que les pese a los cuervos de ocasión.

El tema de la salud de Diego es delicado y roza lo tabú por lo blindado de su círculo. En junio de este año Diego salió a desmentir los rumores sobre una enfermedad neurológica, más precisamente sobre el Alzheimer. A todos les ha llamado la atención el modo de hablar de Diego. A veces cansino y otro disperso sus conferencias y declaraciones siempre contienen un halo de dudas sobre la real situación del ídolo, que en aquel momento se encargó personalmente de desmentir cualquier situación similar a la instalada.


Es un hecho que Maradona consume pastillas y que está medicado a partir de su adicción a las drogas. A fines de mayo, el DT del Lobo se sometió a una cura de sueño, dado que tenía serias dificultades para descansar, y lo hacía en horarios desordenados algo de lo que se habló mucho durante su paso como entrenador de la Selección Nacional. A partir de dicho tratamiento, le cambiaron los fármacos. Vale recordar que Diego se halla en recuperación por la operación en la rodilla derecha (le colocaron una prótesis), realiza ejercicios de kinesiología y tiene permitido faltar a algunos entrenamientos del plantel que, ante su ausencia, los comandan sus ayudantes Sebastián Méndez y Adrián González.


Mientras tanto ver a Diego recorrer esos estados tan intensos en tan poco tiempo genera no sólo interrogantes, sino también un inevitable vértigo en todos aquellos que desean la mejor versión de Maradona, por lo pronto su hija expuso una propuesta y la gráfico con una postal de su padre llevandola de la mano cuando niña: “Dame la mano así de nuevo, yo te puedo llevar a vos ahora”. 

 


 

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6259
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata