jueves 12 de diciembre de 2019

DÍA MUNDIAL DEL VEGANISMO

Mitos y verdades: cuáles son las preguntas que más les hacen a los veganos y sus explicaciones

Por: Milagros Montone

01 de noviembre de 2019 · 9:15 hs.

Decenas de creencias y conceptos equivocados giran en torno al estilo de vida que rechaza la explotación animal. La palabra de un activista que echa luz sobre una postura ética en pleno crecimiento.

¿Por qué cuidamos a los perros y los gatos pero nos comemos a las vacas, las gallinas y los cerdos? ¿Qué nos lleva a repudiar la caza o los sacos de piel pero no el uso de cuero en nuestros zapatos y carteras? Los veganos responden estas preguntas con una premisa simple pero poco conocida: somos especistas

Tal como lo hace el sexismo, el racismo o la homofobia, el especismo legitima la superioridad de un grupo sobre otro. Esta segregación arbitraria justifica la opresión de otras especies y sienta las bases para convertir en algo legal y socialmente aceptado la tortura de más de 50 mil millones de animales al año, que viven y mueren confinados en jaulas, cajas y corrales a lo largo y ancho del planeta.

El veganismo busca romper con esta forma de discriminación, quitarles el mote de mercancía al resto de las especies y rechazar su utilización, en lo que va desde el consumo alimenticio hasta la producción textil, la experimentación y el entretenimiento

También suele estar vinculado al cuidado del ambiente: la ONU advirtió que "la producción de carne es una de las actividades humanas más dañinas para el planeta". Sin embargo, vale resaltar que vegano no es necesariamente sinónimo de ecológico. Su leimotiv son los animales.

Aunque una encuesta realizada en el último mes por la consultora Kantar a pedido de la Unión Vegana Argentina (UVA) arrojó que más de 4 millones de habitantes (9%) de nuestro país lleva adelante este estilo de vida o una dieta vegetariana, aún existen decenas de creencias erróneas en torno a la temática.

Sebastián Bustamante es activista y miembro de la organización del campamento vegano que tendrá lugar en diciembre en la ciudad bonaerense de Tigre. Para romper con los mitos que giran alrededor de la temática, el joven de 38 años le respondió a INFOCIELO cinco de los cuestionamientos que más recibe el colectivo y echó luz sobre una postura ética que genera controversia porque cuestiona nuestros hábitos

  • No es saludable; les faltan nutrientes.

Las dietas basadas en plantas son las únicas probadas y recomendadas para prevenir y revertir muchas de las enfermedades que afectan al ser humano. Todo lo que nuestros cuerpos necesitan está presente en el reino vegetal, con excepción de la vitamina B12: al ser originada por una bacteria, debemos suplementarla aparte, de la misma manera en que se la suplementa a los animales que comemos.

El problema existe cuando, al obtener nutrientes de los cuerpos de animales, también estamos ingresando en nuestro organismo antibióticos, hormonas, grasas saturadas y colesterol, que tanto mal nos hace. Mientras que si obtenemos esos mismos nutrientes de las plantas, también ingresamos en nuestros cuerpos fitoquímicos, fibra y antioxidantes, que tienen efectos positivos en nuestra salud.

Por último, la Academia de Nutrición y Dietética Americana, que es el organismo de nutrición más grande del mundo, con más de 100 mil profesionales de salud, avala una dieta bien planeada basada en plantas en cualquier estadío de la vida humana, incluyendo el embarazo y la lactancia.

  • Las plantas también sienten.

Está probado por la ciencia que las plantas reaccionan a estímulos, pero que no tienen la capacidad de sentir que tenemos los animales, ya que no poseen un sistema nervioso central que les permita procesar esa sintiencia. 

Las plantas, al estar arraigadas en la tierra, necesitan en muchos casos de nosotros, los animales, para que al comer sus frutos esparzamos sus semillas, de la misma manera que lo hace el viento o el agua. 

Por último, muchas más plantas son dadas de alimento directamente a los animales de engorde, por lo que aún si buscásemos lo mejor para ellas, deberíamos consumirlas directamente nosotros, ya que requeriríamos de muchas menos plantas.

  • Son gustos; cada uno tiene derecho a elegir.

No es una cuestión de gustos cuando en la elección personal de cada quien se incluye una víctima. Si es una cuestión de elecciones personales, luego deberíamos respetar también la elección del animal de vivir su vida sin ser dañado. 

 

  • Son extremistas.

Sí, somos extremistas de la empatía y la compasión. Creemos que esclavizar individuos, torturarlos, mutilarlos y finalmente asesinarlos, ya sea electrocutándolos, ahogándolos en una cámara de gas, lanzándolos a una licuadora gigante, o simplemente cortándoles el cuello, no es digno de una especie civilizada como proclamamos ser. 

Recordemos que no necesitamos comer animales, por lo que todo ello es evitable. ¿Quién es el extremista entonces?

 

  • Hay problemas más importantes.

Hay muchas causas nobles a las cuales deberíamos prestar atención, pero que existan otras causas no justifica que no intentemos solucionar ninguna de ellas. En todo caso, cada quien puede decidir en qué causa o causas poner su dedicación.

En lo personal, creo que la explotación animal es la causa más importante de todas, ya que son millones de animales los asesinados todos los días sin piedad, y si lográsemos detener eso, mucha de la violencia que llevamos dentro disminuiría y nos permitiría aplicar esa empatía y justicia a todas las personas.

También es importante mencionar que uno de los trabajos con mayor índice de problemas psicológicos es el de los trabajadores de mataderos, por lo que también pondríamos fin a ese grave problema.

 
 
 
 

Día Mundial del Veganismo 

Cada 1º de noviembre se celebra en todo el mundo el Día del Veganismo, instituido en 1994 por el 50º aniversario de la Sociedad Vegana del Reino Unido, fundada por Donald Watson. Desde entonces, activistas y organizaciones que defienden los derechos de los animales convocan a diferentes eventos bajo el objetivo de generar conciencia y sumar adeptos.

En Argentina, el epicentro de las actividades será la Plaza de Mayo, donde a las 17:00 comenzará una marcha convocada por activistas independientes, a la que se sumarán diversas ONG. “Hasta que la injusticia se acabe, hasta que la opresión ya no exista, hasta que la última jaula sea destruida”, rezan los organizadores de la iniciativa, que tendrá lugar por tercer año consecutivo, en el marco de la Semana Antiespecista

 
 
 
 

Mañana y el domingo, en tanto, se llevará a cabo la 15º edición del Vegfest, el evento vegano-vegetariano más grande de Argentina e Hispanoamérica, que se realiza en Capital Federal desde el 2002.

Con entrada gratuita e inscripción previa, las actividades se desarrollarán en los salones del Regente Palace Hotel. Además de difundir los derechos de los animales, el cuidado del ambiente y la salud, profesionales de distintos ámbitos informarán sobre los pormenores de las dietas basadas en plantas con el respaldo de evidencia científica. 

 
 
 
 

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6286
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata