lunes 21 de octubre de 2019

Elecciones 2019

Retenciones segmentadas, cuidar la mesa y controlar el ingreso de divisas, el plan de Alberto para el campo

COMPARTIR ESTA NOTICIA

10 de octubre de 2019 · 07:00 hs.

A diferencia de la gestión macrista, el Frente de Todos busca fortalecer el mercado interno, desacoplar el precio de los alimentos del dólar y generar agregado de valor de la producción primaria, entre algunos de sus principales puntos.

A días de las elecciones, el partido justicialista presentó el documento “Aportes de los Equipos Técnicos de la Unidad”, en donde detallan el plan de acción para llevar a cabo en diferentes planos. En el caso de la agroindustria (al igual que en el resto de los ítems), el plan de acción se divide en dos: para los primeros 100 días y para el mediano y largo plazo.

Si bien en el trabajo aclaran que es distribuido para ser usado como “insumo para quienes se candidatean para cargos públicos”, permite elaborar un borrador del plan para la agroindustria argentina en caso de que Alberto Fernández llegue a la Casa Rosada. Las propuestas abarcan un amplio espectro, pero se percibe una marcada tendencia a cuidar el mercado interno, como contrapartida a un oficialismo que privilegió la apertura de destinos en el exterior.

En las primeras páginas del documento queda clara esta intención, cuando abordan un punto sensible como es el precio de los alimentos. En el contexto de una inflación que dispara su valor, desde este espacio proponen que no debe estar atado al vaivén de la moneda norteamericana y anuncian que implementarán “políticas para atemperar el impacto de las subas del dólar en el valor de la canasta familiar”.

Como para no dejar dudas en torno a esta idea, remarcaron que la política debe ser una herramienta para incrementar tanto la producción primaria como su agregado de valor. “Debemos terminar con el planteo de “exportar todo lo que se pueda y dejar los saldos para la mesa de los argentinos”, sostienen.

El equipo técnico que presentó esta propuesta abordó el tema de los derechos de exportación. Como se recordará, una de las promesas de campaña del presidente Mauricio Macri fue su eliminación, que fue cumplida a medias. En diciembre de 2015 bajaron los de soja y se eliminaron los de trigo, maíz y girasol. En una segunda etapa, se apuntó a una rebaja gradual en el caso de soja, pero tras la corrida cambiara de septiembre de 2018 se implantó un esquema de tres a cuatro pesos por dólar exportado.

En este punto, más allá del color político, la discusión no pasa por “retenciones sí o no”, solo queda dilucidar cuál será el porcentaje de este tributo. Al abordar esta cuestión, desde el Frente de Todos plantean –a tono con la postura de Federación Agraria Argentina- establecer derechos de exportación segmentados, “que premiarán a quienes agreguen valor y a las producciones regionales”.

Un punto que con seguridad causará escozor en la agroindustria argentina es aquel en donde indican que se “retomará el manejo y la regulación soberana de las divisas del sector granos y oleaginosas”. En este punto fueron por demás categóricos y catalogaron al manejo de divisas por parte del sector privado como “un completo fracaso, debido a su falta de regulación estatal y la cooptación de los resortes del Estado por parte del sector privado concentrado”. El documento deja una pista por donde podría venir la línea de trabajo: “Los tiempos de liquidación de divisas serán acordes a la necesidad y forma del cumplimiento de las obligaciones externas."

Desde el gremialismo del campo también miran con reojo esta propuesta, porque proponen la creación de un organismo estatal federal específico de promoción y control del trabajo rural, “absorbiendo además las atribuciones sobre las acciones vinculadas a la seguridad social, hoy en manos del RENATRE”.

Por el lado de los municipios, más de un candidato a intendente seguro empezó a hacer cuentas, de la mano de  la idea de recuperar el Fondo Federal Solidario, que apuntaría a “financiar proyectos vinculados a la producción, la distribución y el abastecimiento de alimentos, tales como la mejora de la infraestructura productiva y las cadenas de valor locales”.

En cuanto a las metas productivas, el plan es ambicioso y apunta a las 25 millones de toneladas de trigo e incrementar la de soja, para acortar la brecha con Brasil, que junto a Estados Unidos son los líderes es este apartado. Pero más allá de elevar los números de la producción primaria, la idea es no perder de vista el agregado de valor y buscan también que la industria aceitera trabaje a capacidad plena, mientras que en maíz buscanincrementar su transformación en proteína animal y en bioetanol.

 

 

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6234
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata