miércoles 20 de noviembre de 2019

Campaña

El lado B de los anuncios de Vidal en Bahía: obras clave frenadas y herencias apropiadas

COMPARTIR ESTA NOTICIA

21 de septiembre de 2019 · 13:40 hs.

La Gobernadora visitó Bahía Blanca y se deshizo en elogios para la gestión de Raffaele Sardella al frente de ABSA. Pero se cuidó de hablar de la herencia recibida y de una obra clave que frenó, a pesar de contar con financiamiento y estaba lista para arrancar. 

María Eugenia Vidal encabezó un acto de inauguración en Bahía Blanca una planta depuradora de líquidos cloacales y relanzó el discurso de campaña que había abandonado luego de la amplia derrota electoral de las PASO. Con el relanzamiento de la actividad proselitista, también volvieron las afirmaciones dudosas de la Gobernadora.

El intendente local, Héctor Gay, tomó la palabra antes que Vidal y repitió el slogan “obra que empieza, obra que se termina”, que tanto utilizó la Gobernadora durante los últimos meses para despegarse de administraciones anteriores. Lo cierto es que en este caso, la obra no se ajusta al lema vidalista: la obra no inició su gestación durante el mandato de Cambiemos.

El 30 de julio de 2011 los por entonces gobernador e intendente, Daniel Scioli y Cristian Breitenstein, presentaron el proyecto final para concretar la construcción de la planta que hoy inauguraron sus sucesores, Vidal y Gay. 

Para la obra, la gestión anterior encargó el diseño a la empresa estatal israelí Mekorot, que durante los años del peronismo en el Gobierno realizó más de una inversión en el país. A Vidal le tocó terminarla, no iniciarla, tal como reza el slogan que recitó hoy el intendente bahiense. 

Por otro lado, la Gobernadora habló durante el acto de ayer por la tarde de la importancia de la generación de agua potable para que las ciudades tengan mayor cantidad, en este caso Bahía Blanca. Sin quererlo tocó un nervio de la gestión, porque esas afirmaciones se contrastan con el freno que le puso el gobierno bonaerense en diciembre de 2018 a la obra del Acueducto del Río Colorado, necesaria para atender la demanda creciente de agua potable que genera baja presión en Bahía Blanca y en buena parte del sudoeste bonaerense.

Dicha obra prevé un acueducto que lleve el agua desde el Río Colorado y desde 2014 contaba con el financiamiento de la Corporación Andina de Fomento por 150 millones de dólares. Tal como informó INFOCIELO a fines del 2018, se presentaron 12 ofertas al llamado a licitación pero desde Gobernación postergaron la continuidad del trámite debido a las restricciones presupuestarias bonaerenses.

En aquel entonces, desde el entorno de Vidal dejaron trascender que dilatarían la etapa de evolución de ofertas hasta el tercer trimestre de este año, pero en junio su gobierno decidió dar por tierra con la obra. A través de una Resolución del Ministerio de Infraestructura de la Provincia canceló la obra debido a “la fuerte restricción fiscal en el presupuesto provincial”.

Por último, la Gobernadora resaltó ayer la importancia de una empresa como ABSA, subrayando su carácter estatal. “Esta planta es una muestra de lo que una empresa del Estado puede hacer cuando los recursos van a donde tienen que ir”, dijo.

Sin embargo, el gobierno que conduce contrató este año a una empresa privada que tercerizó el servicio de cobros a deudores de ABSA y que intentaba cumplir su objetivo de realizar cobros extrajudiciales a morosos mediante el maltrato y las amenazas. 

Según reconstruyó INFOCIELO, las amenazas de la empresa eran en su mayor parte a jubilados, a quienes llegaron a advertir con la posible pérdida de sus casas, en plena aplicación de los tarifazos, pérdida de poder adquisitivo y recortes a las jubilaciones.

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6264
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata