jueves 05 de diciembre de 2019

POLÉMICA

Los frigoríficos de consumo, cada vez más molestos con la industria exportadora

COMPARTIR ESTA NOTICIA

05 de septiembre de 2019 · 17:38 hs.

Mientras los exportadores anuncian que la carne no subirá y trabajan al tope de su capacidad, las plantas que abastecen el mercado doméstico advierten sobre la caída en el consumo. Desde la cámara que nuclea a los matarifes también se mostraron críticos ante la presión impositiva.

En el marco de la última reunión de la Mesa de Ganados y Carnes, que contó con la presencia del presidente Mauricio Macri, quedó en evidencia la relación cada vez más tirante que viven en la cadena bovina la industria exportadora y los frigoríficos orientados al consumo.

Estos sectores viven realidades opuestas. Por el lado de los exportadores, en los últimos cuatro años han ganado protagonismo, de la mano de una demanda sostenida por parte de China y una Casa Rosada que respalda a este sector.

En estos días, los frigoríficos nucleados en el consorcio exportador ABC –unas 30 plantas- trabajan al tope de su capacidad, mientras que junto al Gobierno nacional buscan “dar una mano” en el mercado interno y con “Precios Esenciales”, vuelcan sus excedentes en el consumo local, a razón de 480.000 toneladas mensuales de matambre, asado y vacío a 149 pesos.

Por el lado del consumo doméstico y mientras el ministro de Agricultura nacional Luis Miguel Etchevehere celebra que 2019 cerrará con más de 700.000 toneladas exportadas,  la situación dista de ser la ideal.

Quienes trabajan en el mercado local se encuentran inmersos en el medio de una “tormenta perfecta”, con precios de la hacienda que registraron una fuerte suba en el Mercado de Liniers, caída en el consumo y poder adquisitivo del salario cada vez más erosionado.

Si bien la Mesa de Carnes es el espacio en donde deberían atenderse todos los reclamos de esta cadena, una porción significativa del consumo ha dejado en claro su molestia. “Hay un ensañamiento contra la carne y el consumo, el Estado sigue con un camino que marcaron los que ganan mucha plata”, advirtió Sergio Pedace, vicepresidente de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (CAMyA), en clara alusión a los frigoríficos exportadores.

El directivo hizo hincapié  en la caída de las ventas y las contradicciones que se generaron en el último encuentro de la mesa sectorial. “Los exportadores dijeron que no iba a subir la carne, ellos son los que cobran en dólares y dicen que el precio se va a mantener”, sostuvo.

Uno de los temas que también se abordó en este espacio es la cuestión impositiva, uno de los ejes que el presidente Macri priorizó en la búsqueda de una mayor transparencia comercial para esta cadena de valor.  En los últimos días, las autoridades nacionales anunciaron –una vez más- la implementación del Remito Electrónico Cárnico (REC), que ya se encuentra en vigencia, pero con controles que empezarán el próximo mes de octubre.

Desde el consumo han trabajado sobre este tema y se han limado viejas asperezas con AFIP, pero en provincia de Buenos Aires, existe un fuerte conflicto entre los matarifes y abastecedores y ARBA, el organismo recaudador bonaerense. Por el lado de los matarifes y abastecedores han solicitado en varias ocasiones un encuentro con su titular, Gastón Fossati, pero hasta el momento no han tenido respuesta a este pedido.

Los matarifes y abastecedores bonaerenses no logran arribar a un acuerdo en relación al porcentaje de Ingresos Brutos que deben retener a las carnicerías. En este punto, han advertido en varias ocasiones que el ente recaudador presiona sobre quienes están en regla y no reconocen el porcentaje de 1,75% de IIBB que se había acordado. “ARBA  nos generó  una deuda, llegaron multas de hasta 8 millones de pesos”, reconoció Pedace.

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6279
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata