jueves 14 de noviembre de 2019

Opinión

Selección Nacional: urgencias y realidades que expuso la derrota en Brasil

Por: Andrés Caviglia

03 de julio de 2019 · 15:15 hs.

La derrota de la Selección deja varias aristas para analizar. Más allá de la continuidad o no del técnico, la estructura de AFA y el rol de Menotti lo estrictamente futbolístico echó luz sobre algunas individualidades que han hecho mérito para acompañar.

A horas de la eliminación frente al rival de siempre la sensación final comienza a mutar. El fastidio y la bronca de ayer son las certezas de hoy: Argentina estuvo a la altura del partido y mereció mejor suerte. Ese ítem no es materia de discusión, tampoco la reclamada falta a Agüero en la previa del contragolpe que definió el partido para Brasil.

Es el delantero el que busca el contacto con el defensor cuando comienza la diagonal y la secuencia termina con el quilmeño exagerando la caída. Un jugador de su categoría, que choca todos los fines de semana con los centrales ingleses, no cae por un roce de ese tipo. A otra cosa.

El hecho concreto es que la Selección pone la cara y en la últimas tres copas fue protagonista (dos finales y una semifinal) y ese dato no es menor teniendo en cuenta el descalabro institucional en el que se encuentra sumido. El destrato por las bases formativas (los clubes no paran de negar jugadores) se une también un destino incierto que abarca los roles del técnico Lionel Scaloni y de César Luis Menotti, ausente con aviso en la competencia pero presto al show mediático que le propusieron los medios.

Si Scaloni va a continuar hasta diciembre es tiempo que el Director de Selecciones comience a compartir su experiencia con una camada que necesita de su basta sapiencia, una camada no sólo futbolística claro, sino también dirigencial. Vale recordar que cuando tomó las riendas luego del paseo histórico que le dio Holanda en Alemania.

Luego de años de una conducción exenta de cualquier claridad, la dirigencia argentina futbolera parece no haber notado aún que el “Método Grondona”, con errores y aciertos, sólo puede ser llevado adelante por un dirigente de su calaña, el resto es residual. Entre petulancia y códigos de mafia pareciera que los dirigentes de AFA olvidan que son parte de un fútbol cuestionado por su poca claridad y que genera cada vez más rechazo en los hinchas.

Dejando de lado lo extra futbolístico en la cancha se notó el recambio generacional y también se vieron actuaciones que han estado a la altura de la situación, aún en la derrota, generando así una expectativa positiva con respecto de lo que pueda pasar con un equipo que funcionó en su nivel más alto en el partido más difícil, sin embargo en lo individual son pocos los apellidos que han generado garantías.

Entendiendo que sacar a Messi del equipo no es una posibilidad y esperando por la revancha del "10" en la venidera Copa América del 2020, las variantes que han aparecido han sido relativamente pocas o quizás, simplemente, sean las que haya.

Si pensamos en apellidos para una continuidad los nombres que vienen son relativamente pocos teniendo en cuenta que del último partido en Rusia hasta ayer la rotación ha sido grande. Vale entonces repasar el 11 que se despidió frente a Francia: Franco Armani; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo, Nicolás Tagliafico; Javier Mascherano, Enzo Pérez, Éver Banega; Ángel Di María, Cristian Pavón y Lionel Messi.

Apenas tres jugadores siguen como titulares de aquel armado de Jorge Sampaoli, pero son menos los apellidos que generan expectativa: Lautaro Martínez junto a Leandro Paredes son los que no dejan dudas mientras que Rodrigo de Paul, Juan Foyth aparecen en segundo plano mientras que Germán Pezzella y Marcos Acuña parecen más aptos para la variable que para una titularidad asegurada, lo mismo que Gio Lo Celso que parte desde el banco.

El delantero del Inter y el volante surgido en Boca han mostrado capacidad y temperamento para asumir el protagonismo. Martínez no mostró dependencia de Messi para generar peligro (que no es poco) y fue, por lejos, el atacante más importante a un cuerpo a Agüero y varios de Dybala y Di María mientras que la única duda que dejó el volante es si debe tener o no un colega de recuperación a su lado. Respecto de su entrega, su posicionalidad y su pegada no dejó dudas: Sólo o acompañado, Paredes tiene que estar.

Los casos de De Paul y Foyth son para seguir de cerca. El volante ofensivo supo adaptarse a formar una línea de tres volantes y a cumplir con la marca sin dejar de lado la generación de juego: Nunca dejó su juego de pelota bajo la suela y lo hizo no sólo con criterio sino también con efectividad, de hecho su salida anoche resultó poco clara.

Por su parte, el defensor del Tottenham mostró que está a la altura y su técnica no está en discusión pero a la falta de rodaje se le suma otra pregunta: ¿Es la clase de lateral derecho que necesita la Selección? Definitivamente, el chico es un gran proyecto pero necesita tiempo.

Con Messi fuera de cualquier discusión lógica la cosecha desde lo individual parece magra con un arquero que no genera ese halo de imbatibilidad que supo generar desde su llegada a Argentina, sin laterales con profundidad, con un medio campo en construcción y con históricos devaluados (Agüero, Di María, Otamendi) el trabajo que viene por delante es mucho y aún más queda por ordenar. Si se consiguió protagonismo en el descalabro ya bien podría ser la hora de comenzar a tomar a la Selección en serio.

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6258
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata