martes 07 de abril de 2020

Un caso que conmocionó a Lobos

Fiscal pidió penas para los tres comisarios forenses por encubrir a sus pares en el crimen del ecologista

COMPARTIR ESTA NOTICIA

06 de junio de 2019 · 08:29 hs.

El representante del Ministerio Público solicitó dos años y ocho meses de prisión para un médico de la Policía, y de dos años de cárcel para otros dos. También pidió que se impute por falso testimonio a una ayudante fiscal. Mañana habrá sentencia

Un fiscal pidió la pena de dos años y ocho meses de prisión para un médico de la Policía, y de dos años de cárcel para otros dos comisarios que son juzgados en La Plata por los delitos de falso testimonio y encubrimiento agravado en el asesinato del ecologista Carlos Castello, ocurrido en Lobos en 2008.

Los tres efectivos están acusados de haber falseado documentos y mentido para darle impunidad a otros agentes de esa fuerza de seguridad presuntamente involucrados con el asesinato de Castello, que durante los primeros años de investigación estuvo caratulado como suicidio.

La mayor condena fue solicitada por el fiscal Daniel Ichazo para el comisario -médico de la Policía de esa ciudad- Jorge Antonio Álvarez Ceballos, para el que también pidió que se lo condene con cinco años y seis meses de inhabilitación.

Además, el fiscal solicitó al juez Correccional 5 de La Plata, Diego Tatarsky, dos años de prisión y cuatro de inhabilitación para los comisarios Karina Marcela Sabules y Pablo Carlos Miceli.

Por su parte Eduardo Castello, particular damnificado, pidió cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo para Álvarez Ceballos y 8 años de inhabilitación especial; tres años en suspenso para Karina Sabules y dos años y seis meses para Pablo Miceli, con el doble en cada caso de inhabilitación absoluta.

Durante la audiencia de este miércoles, Ichazo le pidió al juez Tatarsky que se le imputara el delito de falso testimonio a la ayudante fiscal de Lobos, Gisela Dupraz, por haber testificado que Álvarez Ceballos había estado en el procedimiento policial que se cumplió en la vivienda donde fue encontrado el cuerpo de Castello, cuando en realidad se determinó que el médico policial no estuvo allí.

Sobre este punto, en el expediente judicial figura que el teléfono celular del acusado se abrió en Cañuelas, según un informe de la empresa de telefonía móvil.

La sentencia del caso será dada a conocer este viernes.

Castello, el particular damnificado, cuenta en la causa con el patrocinio de los abogados Marcelo Parrilli, Guido Sintas, y de los letrados Margarita Jarque y Pedro Arzumendi, de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM).

El 20 de octubre de 2008, Carlos Castello fue encontrado muerto de un disparo en la cabeza dentro de su casa, situada a 100 metros del destacamento policial Laguna de Lobos.

Al momento del crimen, Castello estaba enfrentado con las autoridades del Club de Pesca de Lobos y de la Municipalidad local a partir de una denuncia suya por la usurpación de una calle que permitía el libre acceso del público a la ribera de la laguna, que había motivado varias movilizaciones de vecinos de la zona.

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6403
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata