lunes 21 de octubre de 2019

Conocé su historia

El resurgir de Brian: dejó atrás una tragedia, superó la cocaína, se vistió de Messi y llegó a la MLS

Por: Andrés Caviglia

08 de mayo de 2019 · 17:14 hs.

Brian Fernández pertenece a una hermandad de delanteros de calidad. Un pasado de dolor y carencias lo hicieron flaquear en su andar profesional. El suicidio de su hermano, la llegada a un grande, las drogas, la recuperación y el premio de competir con estrellas como Wayne Rooney y Zlatan Ibrahimovic.

Si sos futbolero es casi imposible que la aparición de Brian Fernández te haya sido indiferente. Rápido y con un sorprendente olfato goleador fue lo más parecido a Sergio Agüero que se vio por estos lugares desde la partida del Kun. Aunque claro, la carrera del quilmeño no detuvo su crecimiento mientras que la de Brian se manchó por pecados que nacieron en el dolor e hicieron estragos en su vida profesional. Brian cayó en la cocaína y arruinó su paso por Racing. Hoy está de pie y en su mejor momento, pero hay una historia que contar.

El 13 agosto de 2012 la vida de los Fernández cambió para siempr. Los Fernández son10 hermanos, tres de ellos futbolistas profesionales. Leandro, el mayor, juega en Vélez, y quien le seguía era Miguel David que, aquel 13 de agosto y con apenas 18 años, decidió quitarse la vida. Detrás de ellos se alinean Brian, Nicolás (actual delantero de Defensa y Justicia), Melanie, Juan Cruz, Priscila, Valentina, Tomás y Martina.

La historia de Miguel era una de las tantas que trazan las adolescencias oscuras. Las carencias, los vicios y las necesidades lo llevaron al peor destino. Miguel venía a toda velocidad con su moto en la mañana santafecina. Primero embistió un auto y luego otra moto. No había víctimas fatales en el accidente hasta que el segundo de los Fernández decidió disparar en su cabeza el arma que portaba en su cintura. Agonizó durante más de un día antes de morir.

Su recuerdo causo estragos en la familia Fernández. Leandro, el primer delantero que llegó a Primera, lo lloró con la camiseta de Independiente cuando le marcó a Colón el club de quién es hincha la familia, donde una bandera recuerda a Miguel cada domingo. A Brian, el segundo delantero que dio la familia, el dolor le puso en jaque la carrera. Esto decía Leandro sobre el momento del gol.

 

Su historia cómo futbolista

Surgido en Defensa y Justicia el delantero de 24 años debutó en 2012, en la fecha 35 de la B Nacional. En la temporada 2013/2014 logró continuidad y la racha goleadora lo iba hacer protagonista de la llegada a Primera de Defensa, de hecho marcó el primer gol del equipo en la élite del fútbol argentino. Aquel presente de ensueño se iba a transformar en pesadilla.

La caída de Brian

A fines de 2014 Racing paga un millón de dólares por el 50% de la ficha de Fernández. Rápidamente logra marcar en la Libertadores y también en el debut del equipo en Copa Argentina donde se presenta con un doblete. Apenas cinco meses después llegaría el derrumbe. Con 21 años da positivo en dos controles antidoping consecutivos, uno ante River por el torneo local y otro la misma semana ante Guaraní por la Copa Libertadores.

El caso del pibe que vivía el sueño rodeado de sombras llegó a FIFA y desde allí la directiva fue una suspensión de dos años. Desde AFA se influyó en la Conmebol y desde el ente sudamericano se pidió un año. Finalmente, el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) resolvió que el castigo final al jugador sea en total de un año y medio. Esos seis meses extras fueron un baldazo de agua fría, Brian ya llevaba un año afuera de las canchas y siete de los 12 meses los pasó internado en una clínica de desintoxicación en Tijuana, México.

Su vuelta, otra vez, pareció soñada volvió un 23 de enero de 2017 en un clásico de verano frente a Independiente. Ingresó en el minuto 86 y le alcanzó para marcar el 3 -0 final.

En México estaba encerrado en una montaña. Ni el sol veía. Siete meses me tragué ahí. Hice una mala jugada y la pagué. Mucha gente no sabe lo que uno vivió” le contó a La Nación en junio de 2017.

El relato de Brian es el de muchos, pero entendió que no todos tendrán su chance: “Yo sabía que iba a México para recuperarme, pero no sabía las reglas. Hablaba una vez por mes, una hora, con mi mamá. Es muy feo. Si va algún chico de acá, creo que no lo aguanta. Se tira en el avión antes de llegar. Eran todos de Estados Unidos, yo no entendía nada” y terminó de sincerarse cuando dijo: “Consumí, me jugó una mala pasada, me sacó del fútbol un año y medio. Lastimé a muchas personas, a mi mamá, a mí mismo”.

Sin embargo había algo que no funcionaba. En el armado del Racing que iba a ser campeón ese año Diego Cocca no le perdonó su indisciplina. Brian se había curado, pero había algo que no le hacía entender su nueva posibilidad, un par de faltas a entrenamientos hicieron que un pase relámpago a Sarmiento sea la alternativa para que la Academia no pierda su patrimonio.

Llegó a Junín en mayo de 2017 y marcó tres goles en seis partidos. De hecho el destino lo puso frente a Halcón que lo vio nacer y le marcó un auténtico golazo. Marca registrada de su calidad en otro capítulo de una carrera digna de ser contada. Aunque el gol del retorno fue en la caída frente a Talleres. Ese fue el día que volvió a ponerse de pie.

 

La vuelta a Racing lo encontró en la misma situación: Siendo goleador y siendo ignorado por el técnico. Aunque marcó en su vuelta, su destino estaba lejos del fútbol argentino. Francia aguardaba por el santafecino.

La resurrección

De los errores que cometí soy consciente. Saben por lo que pase y pienso jugarme esta última ficha” contó antes de partir a Europa. Toda una experiencia para el pibe que contaba entonces “la única vez que viví sólo fue en México durante la rehabilitación” El Metz de Francia, de la Ligue 1, le abrió las puertas a fines de 2017. El delantero fue a préstamo por un año, sin cargo y con una opción de compra de 2,2 millones euros. Siete partidos sin goles fueron suficientes para él y para el club. Brian no logró adaptarse y a través de su amigo y representante Cristian Grabarnik (el mismo que lo internó en Tijuana) se abrió camino al fútbol chileno.

La camiseta 10 de Unión La Calera lo esperaba para el cierre de temporada y el no defraudó. El nuevo Brian mostró lo mejor de su repertorio 11 goles y 4 asistencias en 12 partidos, enormes actuaciones frente a los poderosos de la competencia trasandina fueron suficientes para pegar el salto al Necaxa mexicano aunque Colo- Colo le había puesto los ojos e iba por su ficha.

En la temporada 2018/19 se potenciaron las virtudes de Fernández. En los Rayos no sólo marcó 15 goles y sumó 4 asistencias sino que logró su primer título (Supercopa MX) y goles de altísima calidad, al punto de parecer “poseído por Messi” en varias de sus conquistas

La ascendente y millonaria Major League Soccer (MLS) espera por los goles de Brian. Fernández se transformó en el fichaje más caro de la historia del Portland Timbers que pagó la cláusula de recisión del santafecino que llega en su mejor momento a un equipo donde tendrá la compañía de varios compatriotas como Diego Valeri, Sebastián Blanco y Lucas Melano.

Una nueva chance para el pibe que supero todo o que en realidad, pelea día a día por eso y quizás sin saberlo, y mucho menos quererlo, se transformó en un ejemplo de superación.

 

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6234
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata