sábado 25 de mayo de 2019

Consejo de la Magistratura

Cambiemos busca que Ramos Padilla no quede a cargo de las elecciones y negocia alternativas

COMPARTIR ESTA NOTICIA

15 de marzo de 2019 · 16:00 hs.

Si bien las pruebas posicionan a Alejo Ramos Padilla como el más calificado para quedarse con el estratégico Juzgado Federal 1, en Cambiemos negocian nombres para evitar su desembarco en La Plata.

Si algo le faltaba a Alejo Ramos Padilla era que, en el medio de su investigación sobre espionaje ilegal en Comodoro Py, entrara en fase de definición su chance de desembarcar en el siempre apetitoso y crucial en el Juzgado Federal N° 1 de La Plata, aquel que tiene competencia electoral sobre el padrón que representa un 40% del total país. Quienes lo resisten, justamente, ya empezaron a presionar para que sus últimas actuaciones le jueguen en contra.

A cargo del juzgador federal de Dolores desde 2011, Ramos Padilla fue confirmado por el Consejo de la Magistratura como primero en el orden de mérito que elabora la Comisión de Selección del organismo. Al mismo tiempo, fue convocado con el resto de los postulantes 8 finalistas, para el 25 de marzo, para las entrevistas personales con el pleno del cuerpo. Se espera ahora que la compulsa palaciega hasta esa fecha será feroz.

Los “face to face” brindan un puntaje determinante para el trámite del concurso. Con esa nueva evaluación se elabora otro ranking, que quedará en manos del CM para elaborar las ternas que se votarán por el plenario y serán elevadas al Poder Ejecutivo.

Como ya había informado INFOCIELO, Ramos Padilla obtuvo con 183,50 puntos en total, 94 puntos sobre 100 en el examen y sumó otros 89,50 por sus antecedentes. En segundo lugar, quedó ubicado Domingo Montanaro, abogado del auditor general de la Nación Javier Fernández (169). En tercer lugar figura Roberto Boico, abogado de Cristina Kirchner en la causa del Memorándum con Irán, con 166,20.

Les siguen por orden de mérito Diego Isasa (158 puntos); Jorge Di Lorenzo (157,75 puntos); Andrés Salazar Lea Plaza (152,85); Laureano Durán (148 puntos); Matías Latino (147,75) y Juan Martín Nogueira (147 puntos).

Según pudo saber este medio, el macrismo ya hizo circular que no quiere a Ramos Padilla, a quien señala de kircherista por su participación en el espacio Justicia Legítima.  Irónicamente, el oficialismo podría acordar con el peronismo el impulsó de Durán. “Suena mucho y es elogiado por todos”, dijo a este portal un conocedor del mundillo de la Magistratura.

Durán fue subrogante del Federal 1 en 2015 y se hizo cargo de las elecciones 2015, que fueron claves para Cambiemos. Luego de esa actuación –que no tuvo sobresaltos-, fue señalado también como kirchnerista y desplazado del cargo una vez que la norma que le abrió las puertas fue derogada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Removido Durán, llegaron las breves subrogancias de María Servini de Cubría y de Adolfo Gabino Ziulu, hasta el también polémico desembarco del juez federal de Tres de Febrero Juan Manuel Culotta –también como subrogante- para las legislativas de 2017. Culotta es miembro del CM y siempre estuvo vinculado a la Casa Rosada. Ni bien terminó el proceso electoral, dio un paso al costado para que Ziulú vuelva a subrogar el cargo.

Más allá de la rosca y de las operaciones mediáticas, el PRO la tiene difícil en el CM desde que, en 2018, perdió la posibilidad de tener la mayoría especial, y automática, de 9 integrantes (sobre un total de 13). Hoy, el peronismo, con cuatro lugares (dos diputados y dos senadores) está a una adhesión de bloquear la toma de decisiones.

En esta elección jugarán un papel crucial los miembros “no partidarios” del CM. En representación de los jueces hay dos magistrados declaradamente anti k o que han sido parte de movidas del macrismo: Ricardo Recondo, presidente del órgano, y Juan Manuel Culotta, sobre quien ya se ahondó. En tanto que el tercero, Alberto Lugones, camarista de San Martín, tuvo algún acercamiento a Justicia Legítima.

Hay, además, un representante del Poder Ejecutivo: Juan Bautista Mahiques, hijo de Juan Carlos Mahiques, quien fuera ministro de Justicia durante los primeros meses del gobierno de María Eugenia Vidal y que, sin que mediara concurso, arribó a la Cámara Federal de Casación Penal por la vía del simple traslado.

Además de su ventilaciones en la causa por extorsión, que involucra al fiscal Carlos Stornelli y al falso abogado Marcelo D’alessio, Ramos Padilla ya le había traído otros dolores de cabeza al Gobierno. Ordenó suspender los cortes de gas por falta de pago en todo el país y declaró inconstitucional el nombramiento por DNU de los dos jueces que a la postre fueron ratificados por el Congreso en la Corte Suprema de la Nación: Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti.

Montanaro y Boico tendían chances nulas. El primero por fue juez correccional subrogante hasta que en 2005 un examen psicológico lo declaró no apto para ejercer el cargo. En tanto, el segundo, sí guarda estrecha relación con la expresidenta

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6085
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata