sábado 23 de marzo de 2019

Escenario para 2019

Ajedrez electoral: para Cambiemos, Cristina juega en Provincia; para los K, Vidal va por la Rosada

COMPARTIR ESTA NOTICIA

03 de enero de 2019 · 15:30 hs.

La posibilidad cada vez más cierta de que las elecciones bonaerenses se adelanten a junio dispararon una serie de especulaciones respecto de candidaturas duplicadas. ¿Puede haber una “superfinal” entre María Eugenia Vidal y Cristina Kirchner, con partido de ida y de vuelta?

 Por
 Eduardo Médici

Una comisión bicameral que comienza a sesionar hoy en Mar del Plata puede ser la llave para empezar a definir el calendario electoral de 2019 que, por ahora, viene muy charlado. Si bien el dictamen al que arriben diputados y senadores no será vinculante, será, casi con seguridad, la piedra angular del debate “en serio”.

Por ahora, sólo se conoce la intención del oficialismo de adelantar los comicios provinciales y municipales para junio. Las fechas en danza son el 9, el 23 o el 30 de ese mes, en un esquema sin primarias abiertas, simultáneas y obligatorias, lo que obligaría a reformular algunas leyes provinciales.

La sola posibilidad de que esto ocurra, aunque falte pasar mucha agua bajo el puente, forzó al oficialismo y a la oposición a intensificar el debate sobre candidaturas. En el peronismo esto es complejo, porque acota los tiempos para lograr la tan debatida reunificación. Como buenos jugadores, tanto unos como otros no descuidan el juego del rival.

La curiosidad es que a ambos lados de la grieta los análisis son parecidos: el adversario debe jugar a la dama si es que quiere controlar la partida. Esto es: el oficialismo agita la posibilidad de que el peronismo acuda a una doble candidatura de Cristina Fernández de Kirchner, mientras que la oposición habla de un “dos por uno” de María Eugenia Vidal.

Es que, como las candidaturas presidenciales se inscriben el 22 de junio, tanto la expresidenta como la Gobernadora podrían, legalmente, encabezar ambas peleas. “Sería como una superfinal, con partido de ida y partido de vuelta”, le dijo, jocosa, una garganta kirchnerista a este portal, apelando a una analogía futbolera que remite al River-Boca de la final de la Copa Libertadores.

El argumento del oficialismo para agitar el fantasma de CFK candidata en Buenos Aires es simple, aunque convincente: “El peronismo no tiene candidatos recorriendo, ojo que no vaya a ser Cristina”, le dijo uno de los encargados de pergeñar la estrategia bonaerense a INFOCIELO. ¿Una chicana para bajarle el precio a la matancera Verónica Magario? Posiblemente, pero el “dato duro” es corroborable.

En la órbita del Instituto Patria desmienten que Cristina tenga intenciones de competir en la Provincia. Tampoco confirman que haya recibido algún tipo de propuesta de parte de los intendentes o del PJ Bonaerense. Ni siquiera hay motivos para pensar que le interese disputar la elección presidencial.

En la oposición no faltan motivos para sospechar de un doble juego de Vidal. Hoy nadie duda de que es la política con mejor imagen del país y de que derrotarla en Buenos Aires no es tarea fácil. Mucho menos en el oficialismo.  Su “Jefe”, Mauricio Macri, es lo opuesto: en tres años sus “números” se desmoronaron al ritmo de los tarifazos, la deuda y la recesión.

“Cambiemos y María Eugenia Vidal quieren desdoblar porque saben que Mauricio Macri no puede ser. Pierde ¿O en serio le quieren hacer creer a los argentinos que lo van a volver a votar después de este desastre?”, disparó hoy la senadora de Unidad Ciudadana Teresa García. “Lo del adelantamiento es manipulación electoral. Cuando se decida el candidato a vice-gobernador se van a dar cuenta”, agregó, críptica.

¿Qué quiso decir García? ¿Por qué la elección del “Vice” es la clave para entender toda la jugada de Cambiemos? Porque si Vidal gana la Gobernación pero debe encarar la Presidencial para garantizar el triunfo del oficialismo, quien la suceda en Calle 6 debe ser un nombre rutilante, con peso propio y, casi seguramente, del riñón del PRO.

Los nombres que suenan son los de siempre: Cristian Ritondo, ministro de Seguridad bonaerense; Jorge Macri, intendente de Vicente López y estratega del PRO. Ningún radical a la vista. Ni siquiera el vicegobernador Daniel Salvador.

El mismo análisis hicieron en los comités. De hecho, el intendente de Chacabuco, Víctor Aiola, encabezó un clamor nada espontáneo en las últimas horas. Él mismo viralizó un audio en el que ensalza las virtudes de la fórmula Vidal-Salvador y hasta se anima a proponer que en 2019 haya un vicepresidente radical acompañando a Mauricio Macri.

“Daniel es un buen vicegobernador y no estoy de acuerdo con que el tablero electoral tenga que implicar a nivel provincial. La provincia de Buenos Aires ha conformado una buena fórmula entre Vidal y Salvador, más allá de eso la vicegobernación es radical”, declaró en las últimas horas. “Una fórmula con el presidente Mauricio y un vicepresidente radical sería una buena manera de emular lo que se hace en la Provincia”, agregó, como quien no quiere la cosa.

Lo tristemente cierto es que mientras estas especulaciones se llevan minutos de aire y páginas de los diarios, el Presidente –de vacaciones- acaba de instruir a sus ministros para que anuncien tarifazos en servicios públicos y transporte, se encienden las alarmas respecto de los niveles de endeudamiento del país y cada vez más fábricas y comercios bajan sus persianas.

¿Te gustó la nota?

Copyright 2019 © Grupo Cielo · Todos los derechos reservados.

Registro DNDA RL-2018-48322098-APN-DNDA#MJ
Nº de edición: 6022
Director responsable: Guillermo Raúl Montes

Cielo Platense SRL
Av 532 n 689 La Plata, Buenos Aires, Argentina.

diseño web la plata