MIRA EL VIDEO

Otra vez, un niño quedó en medio de un violento asalto

Motochorros asaltaron a una familia en San Justo mientras cerraban su comercio. Uno de los delincuentes le disparó al padre del niño pero el tiro no salió

Por tercera vez en menos de diez días, el territorio bonaerense fue escenario de una escalofriante tendencia que ya comienza a asentarse y causar alarma: un niño y/o una niña que quedan en medio de un violento asalto y deben presenciar cómo sus familiares son víctimas de delincuentes que atacan sin piedad.

En esta oportunidad, todo ocurrió en la localidad de San Justo, partido de La Matanza, donde dos delincuentes, uno de ellos armados, asaltaron un almacén familiar, amenazaron a un niño de 9 años, a su mamá y a su tía. Además, le dieron varios culatazos al padre del menor en la cabeza y le gatillaron, aunque por fortuna el tiro no salió.

TE PUEDE INTERESAR

El brutal episodio ocurrió hacia las 20.45 del domingo pasado. Allí Paola Peña (37), dueña del local, se encontraba cerrando el almacén que posee cerca a su domicilio, cuando fue sorprendida en segundos por los dos ladrones armados. Estaba en compañía de su hermana Agustina, su cuñado y de su sobrino Thiago, el nene de 9 años que presenció el robo y estuvo a poco de perder a su papá.

De acuerdo con el video del tenso momento, que quedó registrado por las cámaras de seguridad del comercio, se observa cómo los delincuentes llegaron a toda velocidad y sorprendieron a la familia entera, que apenas llegó a reaccionar. Los primeros en huir fueron Agustina y su hijo Thiago. Al ver que el ladrón armado empujó a Paola hacia el interior del local, ambos escaparon corriendo.

La tensión fue en aumento. Dentro del comercio ubicado en San Justo quedaron la dueña, el cuñado (padre de Thiago) y una empleada. En otra de las cámaras de seguridad ubicada dentro del almacén se llega a ver cómo Paola aprovecha para escapar mientras que adentro quedaron su cuñado y la trabajadora.

En ese momento, el motochorro armado le pidió al hombre que le ayudara a abrir la puerta del vehículo y arrancar la camioneta. Ese, según relató Paola, era el objetivo. El cuñado, sin oponer ningún tipo de resistencia, acompañó al delincuente hasta el auto con la intención de ayudarlo y dar por finalizada la situación. Sin embargo, como no pudo abrir la puerta, el ladrón le dio varios culatazos en la cabeza y el hombre no tuvo más remedio que huir. Según se vio en el video, cuando la víctima salió corriendo, el delincuente le gatilló una vez por la espalda. Pero esta vez tuvo suerte y el tiro no salió.

Asaltan un almacén en San Justo y amenazan a un niño de 9 años, a sus padres y a otra mujer

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión