Sociedad Tendencias
SU IDEOLOGÍA LO CONSUME

A veces es preferible que Nik copie y plagie a que invente chistes

El humorista gráfico Nik volvió a ser eje de polémica por una viñeta de humor gráfico en la que se burla del atentado a Cristina Kirchner. Lo denunciarán

El Nik plagiador serial de chistes ajenos parece más inocuo que el Nik con inventos "humorísticos" de su propia autoría. Porque tal es su fanatismo político que, en verdad, más que crear viñetas graciosas con su personaje "Gaturro", lo que ejecuta, las pocas veces que se aboca a creaciones propias, son elementos de propaganda que dejan ver su postura política antikirchnerista, y sólo provocan una mueca simpática en quienes, como él, viven del odio hacia ese sector ideológico argentino.

Esta vez muchos de quienes observaron su dibujo durante el fin de semana, creyeron que se "pasó de la raya" al subrayar justamente el "discurso del odio" a través de una caricatura con un anclaje absurdamente alineado con las burlas de los usuarios de redes sociales, que suelen destilar ese veneno para con el actual oficialismo en funciones gubernamentales.

TE PUEDE INTERESAR

No es que no se pueda hacer bromas sobre la llamada "Banda de los copitos", sino que lo que hizo Nik fue invertir la carga de las culpas, y re victimizar a la Vicepresidenta Cristina Kirchner junto al presidente Alberto Fernández, dejando para los autores del intento de magnicidio un lugar de simpatía y hasta complicidad por parte de los lectores, como avalando el suceso del 1° de septiembre en Juncal y Uruguay en el barrio porteño de Recoleta.

LA COMPLICIDAD DE GATURRO

El chiste particularmente no presenta una gracia que asombre, sin embargo genera una particular complicidad entre quienes tienen su misma postura política, porque lo ven como avalando el hecho de violencia y descargando su ira sobre Cristina Kirchner, intentando dar vuelta la situación terrorista, y minimizándola.

Un periodista le consulta a un policía sobre la peligrosidad de un hombre y una mujer por haber puesto en 'peligro a la Argentina', y el doble sentido que imprime Nik a su creación es la confusión de esa pareja magnicida, a la que llama "lunáticos", con la Vicepresidenta Cristina Kirchner y el Presidente Alberto Fernández, dibujados en el fondo como una señora que pasea a su perro.

El abogado Gregorio Dalbón anunció que iniciará una causa judicial contra el humorista del diario La Nación:

"Esto no es chiste. Por tal motivo en nombre propio a falta de un “fiscal”, iniciaré la denuncia correspondiente. Basta de faltarle el respeto gratuitamente al Presidente @alferdez y a @CFKArgentina. Espero nos acompañen los organismos de DDHH @pietragallahora".

El humor, en verdad, no debe tener límites.

Lo que quizás tampoco deba olvidarse, es que debe tener gracia.

https://twitter.com/Olaff_/status/1571532613415997441
https://twitter.com/soyalbertosamid/status/1571540724310740992

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión