Dibble espera un llamado para continuar