Política y Economía
Estalló la polémica

El intendente de Guaminí pidió licencia pero la oposición le respondió: “Si se quiere ir, que renuncie”

El jefe comunal, Néstor Álvarez, presentó la solicitud debido a que le ofrecieron un cargo en la Defensoría del Pueblo pero los concejales de Cambiemos lo rechazaron. Asimismo, expresaron que pretende alejarse “sin pena ni gloria, dejando un Municipio peor de lo que lo encontró”.

La vida política e institucional del partido bonaerense de Guaminí atraviesa momentos de tensión entre el intendente justicialista, Néstor Álvarez, y la oposición encarnada a través de Cambiemos. Luego del rechazo al pedido de licencia por parte del mandatario local, ahora señalan que la única forma de que se vaya es a través de la renuncia y remarcan que de otro modo debe terminar su mandato. La polémica que estalló, también involucra a la Defensoría del Pueblo.

El jefe comunal presentó este martes una nota al Concejo Deliberante donde solicitó licencia desde el 3 de septiembre hasta el 28 de febrero de 2019. En los motivos, alegó “haber sido honrado con una propuesta para incorporarme a la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires”. Al mismo tiempo, fundamentó “circunstancias personales que tornan necesario atender con mayor cercanía los vínculos familiares”.

TE PUEDE INTERESAR

En ese marco, sugirió que el cargo fue ofrecido por el gobierno bonaerense al señalar que “el desempeño de los cargos políticos más trascendentes de dicho órgano han sido confiados por la gobernadora, María Eugenia Vidal, a fuerzas políticas de la oposición”.

Estos elementos sumaron al enojo del bloque de concejales de Cambiemos que rápidamente salieron a rechazar el pedido y a desmentir que el Ejecutivo provincial le haya propuesto tal iniciativa. Con el grito en el cielo, le marcaron la cancha Álvarez que según señalaron forma parte del “grupo de intendentes dialoguistas junto a su par de Saavedra, Hugo Corvatta, el de Daireaux, Esteban Acerbo, y el de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde”.

En diálogo con INFOCIELO, el edil Luis Poehls, manifestó que la nota presentada “es totalmente improcedente porque los motivos no son claros. Se nos habla de un cargo pero no se explicita cuál y luego fundamenta motivos familiares”.

“Quedan 15 meses de gestión y pidió licencia por seis, si contamos el periodo electoral del 2019, le queda poco tiempo al frente del Municipio. Por todo eso, desde Cambiemos y Unión Vecinal, manifestamos nuestro rechazo”, añadió.

Luego dio a conocer que el intendente “tuvo la gentileza” de citarnos a una reunión antes de que hiciera el pedido formal y que en ese entonces “le comunicamos que no íbamos a aprobarla”. Sin embargo, avanzó con sus intenciones y el concejal sostuvo: “No sé con qué fin, si es victimizarse o confrontar en el Concejo”.

“El cargo se lo ofrece Guido Lorenzino, el Defensor del Pueblo, y no el gobierno. Después de nuestra desmentida, salió a aclarar que no había sido por parte del Ejecutivo”, contó.  

En cuanto a la gestión que lleva a cabo en el distrito de la sexta sección electoral, evaluó que “el intendente Álvarez se va sin pena ni gloria. Después de 7 años, completó algunas obras pero no es grueso de lo que generó. El Municipio ha perdido muchos de sus activos y no solo con deuda, el parque automotor está  obsoleto y no hay insumos de hospitales”.

“Se quiere ir dejando un Municipio en peores condiciones de las que lo encontró y paradójicamente nunca vivió en el partido, siempre mantuvo su hogar en Capital Federal. Actualmente viene de lunes a miércoles y luego se va”, sentenció.

Entonces evaluó que “la gente lo toma mal, tienen un sentimiento de decepción”, y sentenció: “Para irse del distrito tiene una sola opción y es renunciar”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión