Política y Economía
UNA HISTORIA QUE SE REPITE

Contratos truchos: el escándalo salpica a Néstor Grindetti

La Senadora Lorena Petrovich, del PRO, le pagó a su empleada doméstica con un contrato del Senado. El escándalo golpea a Néstor Grindetti, intendente de Lanús.

La noticia de un nuevo “contrato trucho” dentro de Cambiemos -o “Juntos”, el nombre del espacio para estas elecciones- golpeó de lleno en la figura de Néstor Grindetti -intendente de Lanús y Jefe de Campaña de Diego Santilli- y, de pasada, en la de María Eugenia Vidal, dos de los grandes ganadores de los movimientos de piezas que trajeron estas últimas elecciones.

Grindetti es el sponsor de Lorena Petrovich, la legisladora provincial que le pagó a su empleada doméstica con un contrato del Senado. El uso de fondos públicos para beneficio privado, tal vez uno de los más privados, no repercutió aún en la opinión pública nacional con el impacto que debería o que podría haber tenido si se hubiera dado del otro lado de la grieta.

TE PUEDE INTERESAR

En lo inmediato, remite a otro “no-escándalo” de que se cumplen hoy cinco años: el de los contratos truchos que María Eugenia Vidal quiso hacerles a sus modistas y asesoras, dentro de la Secretaría General. Fabián Perechodnik, que es candidato de Juntos en La Plata, respondió sobre el tema la semana pasada: “Eso fue un tema administrativo. Nunca se hizo el contrato. Fue un rebote mediático de algo, porque ni siquiera se hizo el contrato”.

2021.08.26 - FABIÁN PERECHODNIK - LA TRANSPARENCIA DEL GOBIERNO DE VIDAL.mp4

Fabián Perechidnik explicó los contratos truchos de María Eugenia Vidal. El escándalo se repite y golpea a Néstor Grindetti.

Como ya contó INFOCIELO, los contratos se cayeron una vez que detonó la noticia, y frente a la amenaza de una renuncia masiva dentro de la DGA, que no se bancó la insistencia ni las “ínfulas” de las beneficiarias. A pesar de que algunos medios contaron lo ocurrido, el escándalo fue mediáticamente contenido.

Hoy la historia se repite y genera incomodidad dentro del bloque del Senado, donde conviven radicales, lilitos y amarillos. Allí, las miradas empiezan a apuntar a Néstor Grindetti, más por la necesidad de pasarle alguna factura que por genuina indignación, ya que por ahora prima un espíritu de cuerpo.

Es que el intendente de Lanús resultó beneficiado en este turno electoral, tanto en el armado de listas como en el el rol que adquirió en la la campaña, ocupando el rol que tradicionalmente tenía Jorge Macri, centralizando la organización y los fondos. “Hay bronca contra Grindetti por su forma de construir política, con personas como Petrovich. Lamentablemente esto iba a pasar”, le dijo un integrante del espacio a este portal.

Petrovich, por su parte, no dio explicaciones y clausuró todas sus redes sociales. Extraño: una comunicadora (es periodista y asesora) elige el silencio cuando más se le demandan explicaciones.

De este tema, ni siquiera los radicales pueden decir mucho. El vicegobernador y hasta hace pocos meses presidente del Comité Provincia, Daniel Salvador, se vio involucrado en una denuncia similar al comienzo de la gestión, allá por 2016. Tampoco en el Frente de Todos tienen margen para escandalizarse: el Donda-Gate, de idénticos ribetes, está demasiado fresco.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión