FESTEJAR EN PANDEMIA

Navidad "a la alemana": El plan de la Provincia

El gobierno bonaerense adelantó que diseñan un programa para evitar los contagios de cara a navidad y año nuevo. Sería como en Alemania.

Aunque parezca increíble, por lo atípico y por el freno a las actividades que duró varios meses, el 2020 siguió su curso y dentro de un mes serán las fiestas de fin de año: navidad y año nuevo, que en nuestro país se celebran con grandes reuniones y fiestas entre familiares y amigos.

En el contexto de la pandemia, esto preocupa al Gobierno bonaerense que, pese al distanciamiento social y a que las reuniones de hasta 10 personas están permitidas, prepara un paquete especial de anuncios para evitar un pico de casos debido al alto tránsito durante las fiestas.

“Es un tema preocupante porque nuestras tradiciones, nuestros recuerdos están llenos de fiestas de fin de año con la familia, con los amigos”, señaló el gobernador Axel Kicillof y adelantó que están diseñando un plan atentos a lo que ocurre en el extranjero.

“Imagínense como pasó al principio de la pandemia, que alguien si no me equivoco hubo una reunión, el baby shower en Necochea, pero también en Moreno. Alguien que volvió, estaba contagiado, se reunió con su familia, con sus amigos, terminaron no se cuántos contagiados, y si no me equivoco alguna fatalidad también. Eso no puede pasarnos”, justificó el Gobernador.

La idea, según adelantó Kicillof, tiene que ver con implementar nuevas restricciones la semana previa a navidad para frenar las actividades, la circulación, y por consecuencia la cadena de contagios. Así lo piensan en base a planes similares que implementaron otros países, como Alemania y Canadá.

“En Alemania, por ejemplo, pidieron que los días anteriores a las fiestas se interrumpan complentamente todo tipo de encuentro, para poder llegar a esas fiestas con la menor cantidad de gente contagiada. De forma tal de poder poner un protocolo que limite, que recomiende, pero que nadie esté contagiado en el seno de una fiesta de año nuevo”, resaltó el Gobernador. También indicó que Canadá hizo algo similar.

Argentina tiene una ventaja estacional. Aquí la navidad se celebra en verano, en un clima que en gran parte del territorio nacional es cálido. Esto permite realizar las celebraciones al aire libre, lo que reduce considerablemente las probabilidades de contagio. Alemania y Canadá, al igual que los países del hemisferio norte, atraviesan la navidad en invierno y en espacios cerrados. Además, los casos están en alza mientras en nuestro país se mantienen a la baja.

Aún así, el gobierno bonaerense teme un descontrol que complique nuevamente la situación, o impulse una segunda ola y obligue a avanzar con las restricciones durante la temporada de verano en enero. En ese sentido Kicillof pidió “buscar que esto no pase en el contexto del verano o de las fiestas. Justo cuando uno va a descansar, contagiarse. Justo cuando vamos a festejar un año tan difícil, que haya contagio ni mas ni menos que en el contexto de los seres queridos”.

“Así que ya vamos a anunciar en algún momento algo específico para las fiestas, que probablemente tenga que ver en los días previos con cuidarse mas, para poder llegar a las fiestas con la menor cantidad de contagios posibles, más allá de todos los recaudos que se puedan tomar en alguna reunión que se produzca”, concluyó el Gobernador.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión

Dejanos tu opinión