Política y Economía
Polémica

El Palomar: un diputado provincial se sumó a las denuncias por narcotráfico contra el aeropuerto

El legislador de Santa Fe, Carlos del Frade, acusó públicamente que la terminal área emplazada en la base militar es una zona liberada para el tráfico de drogas.

El polémico aeropuerto de El Palomar sumó otra denuncia en su contra luego de que el diputado provincial de Santa Fe, Carlos del Frade, acusara que se trata de una zona liberada para la circulación de estupefacientes.

En declaraciones al programa de televisión conducido por Gustavo Sylvestre “Minuto Uno” en C5N, afirmó que "el relato del macrismo de la ‘lucha contra el narcotráfico’ se cae con el Aeropuerto El Palomar entregado a las low cost  Flybondi y JetSmart para que tengan zona liberada para el narcotráfico".

TE PUEDE INTERESAR

En particular, arremetió contra Flybondi al señalar que “la empresa tiene integrantes, funcionarios actuales, que participaron del proceso de exportación de cocaína con la Southern Winds”, y añadió que junto con JetSmart “las hacen “trabajar” desde un aeropuerto militar, como es El Palomar”.

Más adelante, apuntó contra el macrismo al denunciar que “la lucha contra el narcotráfico del macrismo es un relato”, ya que en realidad el gobierno de Cambiemos “aprieta hacia abajo” y “deja liberado por afuera todo lo que genera con sus distintas acciones”, aludiendo de esta forma que la administración de Macri persigue a los “perejiles” y deja zonas liberadas para las grandes bandas de narcotráfico. Y concluyó: “El gobierno de Macri ha consolidado a la Argentina como País Narco”.

Carlos del Frade es diputado santafesino, escritor y periodista reconocido por sus investigaciones acerca del narcotráfico y las mafias del lavado de dinero. De este modo, se suma a una larga lista de personas que denuncian que el uso comercial de la terminal aérea tiene como objetivo reemplazar las pistas clandestinas de narcotráfico.

 

 

El controvertido aeropuerto es objeto de denuncias que lo vinculan a sospechas de corrupción, lavado de dinero y narcotráfico. Recientemente, uno de los hombres más cercano al Papa Francisco en toda América Latina, Gustavo Vera, afirmó que surgió para “reemplazar las pistas clandestinas de narcotráfico”. También sostuvo que “el gobierno está retomando la continuidad de los negocios sucios que ya había en la Base de El Palomar cuando cayeron presos los hermanos Juliá por llevar desde allí 1.000 kilos de cocaína a Barcelona, España”.

El fundador de La Alameda sostuvo que no es casual que el gobierno nacional le haya aprobado a Flybondi un sindicato manejado por Matías Miret, el piloto de ese avión que llegó a España con una tonelada de cocaína, así como tampoco es una simple coincidencia que el CEO haya sido Julian Cook, quien se desempeñaba como ejecutivo de la extinta aerolínea Southern Winds, cuando se descubrió el escándalo de las narco-valijas. Además, denunció que el proyecto es un compromiso que Macri asumió con la mafia calabresa la ‘Ndrangheta para la liberación de las rutas aéreas de estupefacientes, a cambio de fondos de campaña para la elección presidencial del 2015.

Recientemente los dirigentes gremiales Ricardio Cirielli (APTA), Pablo Biró (APLA) y Edgardo Llano (APA) expresaron que en la industria aeronáutica se sospecha que Flybondi "podría pertenecer a un cartel mexicano del narcotráfico" y “de allí la necesidad de habilitar los vuelos comerciales desde El Palomar para estar fuera del control de los verdaderos aeropuertos comerciales habilitados de Buenos Aires, como Aeroparque y Ezeiza”. Estos relacionaron la reciente puesta en marcha de vuelos internacionales desde El Palomar con la búsqueda de las low cost de eludir controles de seguridad.

Por su parte, Jorge Rial acusó que el aeropuerto está vinculado con operaciones de lavado de dinero. Esto fue en respuesta a las promociones de Flybondi y JetSmart para viajar por el irrisorio precio de $ 1 peso, siempre desde El Palomar. Ante ello, escribió en un tweet la leyenda “Estamos lavando, disculpe las molestias”.

 

 

 

En la actualidad tanto Flybondi como también JetSmart (cuyo dueño William Franke participó del vaciamiento de Aerolíneas Argentinas y Austral en los ’90 dejándola al borde la quiebra en 2001), utilizan el aeropuerto de El Palomar, que además de estar denunciado por presuntas vinculaciones con el narcotráfico y lavado de dinero, posee una demanda judicial ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación por el uso comercial del lugar y está sospechado de causas de corrupción por la reciente aparición de dos offshore en Panamá de un funcionario de Dietrich, Pedro Sorop, clave en el proyecto “Aeropuerto El Palomar”.

El aeropuerto es rechazado por los vecinos de los seis municipios de la zona que reclaman por la contaminación y ruidos que padecen (Hurlingham, Morón, La Matanza, Tres de Febrero, San Martín y San Miguel).

Desde Julio de 2018 rige la solicitud de clausura definitiva por parte del fiscal federal Di Lello, quien alertó que la Justicia debe actuar "antes que se caiga un avión y haya que lamentar centenares de muertos entre pasajeros y vecinos de El Palomar y alrededores".

El conflicto le costó el puesto a Julian Cook quien fue desplazado de su cargo como CEO de Flybondi por decisión de los inversionistas que le recriminaron como mayor error estratégico haber elegido la Base Militar de El Palomar para volar en Buenos Aires.

 

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión