Turismo La Plata
CURIOSIDADES BONAERENSES

Un cafecito entre fierros: recorré este increíble museo de autos antiguos

Dispuesto en una propiedad de 1875, anterior a la fundación de La Plata, el Museo del Automóvil Rau da la posibilidad de tomarse un café entre fierros.

El Museo del Automóvil Rau es un paseo ideal para hacer en compañía de diferentes generaciones: para materializar el paso del tiempo, hacer un paralelismo entre realidades diferentes y, por supuesto, revalorizar la importancia del coleccionismo. En esta nota, INFOCIELO te muestra cada uno de los detalles de este espacio cargado de autos, historias y manos involucradas.

El Museo del Automóvil Rau -llamado formalmente como Museo del Automóvil y Ramos Generales "Colección Rau” está ubicado en la ciudad de La Plata, sobre la calle 1 entre 34 y 35, más precisamente frente a las vías del tren, esas que cada un largo rato hacen notar su presencia a quienes se encuentran sumergidos en años y años de historia que se relativizan dentro de un mismo espacio.

TE PUEDE INTERESAR

museo-del-automovil-rau-la-plata-1.jpg
El museo de colección de autos se levanta sobre una vivienda anterior a la fundación de la ciudad: su origen data de 1875.

El museo de colección de autos se levanta sobre una vivienda anterior a la fundación de la ciudad: su origen data de 1875.

museo-del-automovil-rau-la-plata-2.jpg
museo-del-automovil-rau-la-plata.jpg

Se trata de un espacio en el que toma vida un museo de vehículos antiguos y ramos generales, con todo lo que eso conlleva. Autos antiguos, un taller antiguo, un bar antiguo ambientado (“El Gran Premio”), un patio antiguo y más piezas que acompañan al relato: el valor del coleccionismo, los objetos de antaño y la posibilidad de materializar el paso del tiempo en diferentes ámbitos.

Así sucede con el mundo de los autos, los ramos generales, la cocina, los objetos de cuidado personal, la vestimenta, los juguetes. Para algunos de nosotros, siendo relativamente jóvenes, representa un repaso por la vida de nuestros antepasados. Justamente invita a eso: quizás pudiera ser visualizar un pasado que nos es ajeno, más no si la experiencia es compartida con familiares que pueden emocionarse a cada paso y con cada recuerdo.

museo-del-automovil-rau-la-plata-9.jpg
DSC_0057 (1) (2).jpg
DSC_0060 (1).jpg

Es uno de los museos más destacados de la ciudad de las diagonales y con una historia sobre el lugar que es por demás exquisita: todo lo que hoy se conserva dentro, comenzó a ser coleccionado por los hermanos Jorge y Cecilio Pablo Rau, quienes durante décadas reunieron una gran cantidad de objetos antiguos en el fondo de su casa. Para el año 1984 habían reunido ya al menos unos ocho autos y empezaban a buscar dónde almacenarlos todos juntos en un mismo espacio que luego pudiera ser visitado.

museo-del-automovil-rau-11.jpg

Sobre una pared del ahora Museo del Automóvil y Ramos Generales “Colección Rau” se posa una placa que describe un deseo inaugurado, previo a la apertura de puertas del espacio: “El 16 de diciembre de 1985, comenzamos el sueño, mucha gente trabajó de una u otra forma, con su oficio, con su voluntad, con su entrega para y por el Museo. Sería muy difícil nombrarlos a todos… Nuestro recuerdo y agradecimiento”.

El rincón que eligieron no es cualquier lugar: comprende un edificio construido en el año 1875, es decir previo a la fundación de la ciudad de La Plata -cuyo registro data el 19 de noviembre de 1882-: la vivienda, que hoy conserva su fachada tal cual fue creada, se ubicaba sobre el antiguo Camino Real y había sido uno de los primeros oratorios de la zona, función que cumplió hasta el año 1906.

Por la importancia de dicho acervo histórico fue Declarado de Interés Cultural-Legislativo por Resolución D-1944/07-08 de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires y declarado de Interés Turístico y Cultural por el Decreto N° 245, Art. 1° del Concejo Deliberante de La Plata. Aún así, quien pudiera ver fotos del lugar se sorprende de pensar que eso convive límites adentro de la capital bonaerense.

Los trabajos de refacción y obra para poner en condiciones todo el salón llevaron más de 20 años y recién en el año 2006 el espacio destinado para las colecciones pudo ser habilitado como museo. Desafortunadamente, unos meses antes de aquel evento fallecería Cecilio sin poder presenciar el resultado final. Hoy, con Jorge ya muy mayor, es su hija Evelin quien conserva y garantiza el acceso a la propiedad para todos aquellos que quieran descubrirla.

¿Qué ver en el Museo del Automóvil Rau?

La colección de automóviles, que se inició con un Ford T de 1927, siguió ampliándose pero conserva todavía esos grandes “monstruos” fierreros. El vehículo mencionado sigue siendo una de las “vedette” de la sala pero también se destacan un Ford T Town-Car 1917 (Premiado por la FIVA como vehículo mejor conservado en Autoclásica 2011), Durant D6 1929, Ford A Roadster 1931, Fiat Topolino 1939, Heinkel 1960, Messerschmitt 1960, Overland 1917, entre otros. La colección de la familia Rau también incluye vehículos como un Renault 1910, Citroën C6 1930 doble phaeton, Peugeot 1917, un Chevrolet 1939 Turismo Carretera, un Cadillac Fleetwood 1960.

museo-del-automovil-rau-la-plata-4.jpg
museo-del-automovil-rau-la-plata-19.jpg
En el salón del museo se destacan autos como un Ford T Town-Car 1917, un Durant D6 1929, un Ford A Roadster 1931, un Fiat Topolino 1939, un Heinkel 1960, un Messerschmitt 1960, y un Overland 1917, entre otros.

En el salón del museo se destacan autos como un Ford T Town-Car 1917, un Durant D6 1929, un Ford A Roadster 1931, un Fiat Topolino 1939, un Heinkel 1960, un Messerschmitt 1960, y un Overland 1917, entre otros.

museo-del-automovil-rau-la-plata-6.jpg

Una aclaración al respecto nunca viene mal, mucho menos si se trata de alguna curiosidad planteada por más de un visitante: ¿qué pasa si alguien viene queriendo comprar alguno de los vehículos presentes en el Museo para otra colección? La respuesta es: nada. No pasa nada, porque ponerle valor al honor y a la memoria de los hermanos Rau sería difícil, casi imposible.

No obstante, sí han accedido al Museo buscando alquilar los vehículos para filmación de películas y/o producciones audiovisuales en general ambientadas en épocas contemporáneas a los mismos. Para que todo salga perfecto y los autos no sufran ningún incidente durante esas jornadas, se suele prestar el servicio del mismo al estilo de decorado y/o utilería pero con un chofer idóneo puesto por parte del Museo del Automóvil Rau.

Por fuera de los autos, también hay motos como una Corgi Excelsior y algunas otras invitadas como una BMW 1960 600cm3 con sidecar y una Guzzzi. En el salón también se dan cita una importante colección de carteles enlozados, surtidores a manija y maniquíes que retrotraen a los visitantes varias décadas atrás; vitrinas que recuerdan los envases de muchos productos típicos de los comercios de ramos generales.

museo-del-automovil-rau-la-plata-14.jpg
Llamado formalmente como Museo del Automóvil y Ramos Generales

Llamado formalmente como Museo del Automóvil y Ramos Generales "Colección Rau”, está ubicado sobre la calle 1 número 121, entre 34 y 35.

museo-del-automovil-rau-la-plata-15.jpg
museo-del-automovil-rau-la-plata-16.jpg

Para un break durante el recorrido o una vez finalizado el mismo, un gran atractivo dentro del Museo del Automóvil es disfrutar de un café o aperitivo desde una mesa del bar armado bajo la inspiración en las antiguas pulperías de ramos generales.

museo-del-automovil-rau-8.jpg
museo-del-automovil-rau-la-plata-7.jpg
Tomarse un café entre fierros: con la apertura del museo, la familia Rau pensó también en la posibilidad de que los visitantes puedan tener un recreo (o un repaso por anécdotas personales) durante el recorrido.

Tomarse un café entre fierros: con la apertura del museo, la familia Rau pensó también en la posibilidad de que los visitantes puedan tener un recreo (o un repaso por anécdotas personales) durante el recorrido.

museo-del-automovil-rau-la-plata-12.jpg

¿Cómo visitarlo?

El Museo del Automóvil y Ramos Generales "Colección Rau” abre los días sábados, domingos y feriados, de 15 a 19 hs. Aunque para confirmar fechas y horarios de acceso, quienes llevan a cabo la gestión del lugar avisan todo mediante redes sociales: particularmente a través de la página de Facebook y/o el perfil de Instagram.

La entrada general tiene un valor de $300 para adultos y $100 para menores. Quienes quieran aprovechar la tarde para compartir una rica merienda en el Museo, pueden hacerlo desde $120 para un café, más unos $80 por acompañarlo con medialunas.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión