¿AFECTARÁ EL SERVICIO?

Encándalo en la UTA Mar del Plata: dos listas "asumieron" la conducción

La oposición triunfó a nivel local y tiene una cautelar a su favor. Pero el oficialismo asegura que quien ganó a nivel nacional "se queda con todo".  

Dos facciones del gremio de la UTA Mar del Plata se autoproclamaron ganadoras de las elecciones y “asumieron” la conducción sindical en medio de reivindicaciones y denuncias cruzadas.

En horas de la mañana de este martes, la agrupación opositora Juan Manuel Palacios”, liderada por Maximiliano Escriba, se presentó como nueva conducción de la UTA Mar del Plata y reivindicó los comicios locales realizados meses atrás en los que resultaron vencedores.

TE PUEDE INTERESAR

"Muchachos somos sindicato" lanzó el dirigente durante una concentración de colectiveros en las que daban a conocer lo dispuesto por la Justicia a través de una medida cautelar que también alcanza a seccionales de Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero y Jujuy, informó el sitio 0223.

https://twitter.com/0223comar/status/1610273669565087750

Con el fallo en la mano, se dirigieron hasta la sede sindical junto a un escribano para notificar al oficialismo de la disposición. En el lugar, se desplegó un fuerte operativo policial para evitar disturbios entre las partes.

El oficialismo asumió en Buenos Aires y “nacionaliza” los resultados

Por su parte, la anterior conducción liderada por Adrián Giménez y que responde a nivel nacional a Roberto Fernández,volvió a asumir la conducción desde las 00:00 del último martes con un acto en la sede central de la UTA.

Los integrantes de la Lista Celeste y Blanca alega un acuerdo entre las dos listas a nivel nacional a partir del artículo 107 del estatuto del gremio que pondera la fórmula "distrito único, lista única”.

“El que gana se queda con todo el territorio argentino. Ganó la Celeste y Blanca, se queda con todo el territorio argentino”, sostuvo Giménez en declaraciones a La Capital del Mar del Plata.

Bajo ese fundamento, sostienen que la medida cautelar “se cae” ya que no está firme y no dispone sobre la cuestión de fondo.

Por el momento, el conflicto entre ambos sectores de la UTA no afecta el normal funcionamiento del servicio de colectivos en Mar del Plata . Pero crece la incertidumbre sobre los efectos que pueda tener sobre la prestación el cimbronazo institucional que sacude al gremio.

TE PUEDE INTERESAR