Municipios
DIERON UN ULTIMÁTUM HASTA FINES DE OCTUBRE

Azul: ex trabajadores de Fanazul amenazan con encadenarse en la fábrica

Un grupo de ex trabajadores de la planta de Fabricaciones Militares en Azul, planteó encadenarse e iniciar una huelga de hambre si no son reincorporados.

Un grupo de ex trabajadores de Fanazul, en la localidad de Azul, lanzó un ultimátum a las autoridades nacionales de Defensa y Fabricaciones Militares para que sea reincorporado “hasta el último de los fabriqueros”.

La advertencia fue dada a conocer por el histórico ex delegado gremial de Fanazul, Omar Menchaca, quien en un posteo en su cuenta de Facebook sugirió que de no haber novedades en las próximas semanas, “con un grupo de compañeros nos vamos a encadenar en la tranquera de la entrada de Fanazul y en ese mismo momento comenzaremos una huelga de hambre”.

TE PUEDE INTERESAR

En ese sentido, agregó que “la logística y ayuda estará a cargo de una organización social” y detalló: “armaremos las carpas porque llegarán de 130 a 150 compañeros a hacernos el aguante. También cortaremos intermitentemente la ruta 80” expresó.

Desde el entorno del grupo de ex trabajadores de la ciudad de Azul, prefirieron no hacer más declaraciones a la espera de novedades y alguna comunicación con las autoridades.

20180113104524_.fanazul.jpg
Azul: las protestas por el cierre de Fanazul (Archivo)

Azul: las protestas por el cierre de Fanazul (Archivo)

El desguace de Fanazul durante el macrismo y la lenta reconversión

A fines de 2017, el gobierno de Mauricio Macri decidió el cierre de la Fábrica de Pólvoras y Explosivos Azul (Fanazul), la emblemática planta de Fabricaciones Militares y uno de los grandes pilares industriales de la localidad bonaerense de Azul, durante setenta años.

La medida dejó a unas 220 familias en la calle y provocó un cimbronazo en la localidad, que se movilizó masivamente contra la medida del gobierno nacional. A partir de ese momento, comenzó una extensa lucha de los trabajadores despedidos y las organizaciones gremiales que, a pesar del tiempo, se mantiene hasta hoy.

Con el cambio de gobierno y la llegada al poder de Alberto Fernández, la reapertura de Fanazul apareció como uno de los grandes objetivos en el horizonte de las autoridades del ministerio de Defensa, aunque las dificultades generadas por el desguace de la fábrica eran notorias.

Junto a referentes de ATE, las autoridades encabezadas por el ministro de Defensa, Agustín Rossi y el titular de Fabricaciones Militares, Iván Durigón, comenzaron a analizar algunas alternativas de reconversión.

A partir de esa posibilidad, se comenzó a trabajar en tres proyectos independientes: la creación de una planta para destrucción de chalecos antibalas y de armamento en desuso, el regreso a la producción de materiales explosivos (Mastermix) y hasta la innovadora posibilidad de cultivar cannabis y cáñamo con fines medicinales.

Bajo ese marco, ingresaron unos 24 trabajadores y en las últimas semanas se anunció la inminente reincorporación de otros doce empleados, que pasarían a cumplir diferentes tareas en el predio.

Incluso la salida de Agustín Rossi del ministerio de Defensa y su reemplazo por Jorge Taiana, no habría alterado el proyecto inicial sobre la reapertura de Fanazul, según lo hicieron saber dirigentes gremiales. En ese sentido, destacaron un reciente acuerdo de reconocimiento de la antigüedad para los trabajadores reincorporados y a los que reingresen en el futuro “igualando los derechos con quienes no fueron despedidos”.

Pese a estos notorios avances, aún se está lejos de la reactivación integral. En ese sentido, muchos ex trabajadores siguen desocupados o subempleados y muy pocos han podido reinsertarse al mercado laboral en condiciones de empleo formal y reclaman a las autoridades medidas más urgentes para poder regresar a la actividad y recobrar la dignidad del trabajo.

TE PUEDE INTERESAR