Política y Economía Municipios
ARROYO NO SE BAJA A LA INTENDENCIA

El Tribunal de Cuentas advirtió “duras sanciones” a Arroyo por el manejo irregular del presupuesto

El organismo provincial apuntó contra la gestión del intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, luego de que continúe sin presentar la ordenanza complementaria del presupuesto municipal. La norma establece montos de los trabajadores municipales.

El Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires amenazó con aplicar duras sanciones al intendente Carlos Arroyo y su secretario de Economía, Hernán Mourelle, tras varias advertencias acerca de la no presentación de la ordenanza complementaria del presupuesto municipal.

En pocas semanas, el regaño de la gestión de María Eugenia Vidal se hace sentir. Antes había sido por no enviar el Plan de seguridad acuático para la temporada 2018-2019.

TE PUEDE INTERESAR

La misma debió haber sido elevada al Concejo Deliberante en octubre del año pasado. La ordenanza complementaria se aprueba cada año junto al propio presupuesto y establece los montos de las remuneraciones de los trabajadores municipales, así como también pautas para la administración económica y financiera del municipio.

La llamada de atención del Tribunal de Cuentas bonaerenses tensiona aún más las relaciones entre el gobierno municipal de Arroyo (Cambiemos) y la administración del a gobernadora Vidal.

Por eso, el Tribunal dio a entender que la no aprobación de esa ordenanza complementaria, pone al municipio en falta de un “marco legal” necesario para determinar sueldos de toda la planta municipal.

De hecho, eso había generado una interna dentro del municipio de Arroyo, al punto de que algunos contadores le habrían enviado una nota al organismo provincial para denunciar la polémica administración de los recursos económicos de la comuna.

Arroyo junto a su secretario de Economía, Mourelle. 

El nuevo roce entre el intendente y la Provincia se da al tiempo que el jefe comunal dio a entender que no se va a bajar de próxima elección de 2019. Es que el desgaste entre la relación de Vidal y Arroyo, habilitó a que surgieran potenciales candidatos para disputar el municipio el año que viene.

“Me quedan 5 años y medio de gestión, no tengo ninguna duda de eso. No quiero ser soberbio pero bueno, acá hay gente que ya está desacreditada y otra que no va a ser votada ”, había dicho el mandatario.  

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión