Sociedad
¿POR AMARRETA?

Vivita y coleando: Mujer francesa está muerta para la ley

Jeanne Pouchain no existe a los ojos de los funcionarios de Francia desde 2017. La mujer francesa intenta demostrar que no está muerta pero no lo consigue

Viéndola en carne y hueso, Jeanne Pouchain, la mujer francesa que fue declarada muerta equivocadamente por el Estado, parece muy viva y muy bien de salud. Convencer a las autoridades francesas de esto ha demostrado ser otra cuestión.

Después de ser declarada muerta por un tribunal, Pouchain pasó tres años tratando de ser "resucitada" oficialmente.

TE PUEDE INTERESAR

La mujer de 58 años de Saint-Joseph, cerca de Lyon, no existe a los ojos de la administración francesa desde 2017, después de una disputa legal de larga data que involucró a una ex empleada de su empresa de limpieza.

"Fui a ver a un abogado que me dijo que se resolvería rápido, porque había estado con mi médico, y él certificó que todavía estaba viva. Pero debido a que hubo un fallo (judicial), esto no fue suficiente ”, dijo Pouchain a los periodistas franceses.

Su abogado, Sylvain Cormier, también estaba asombrado por esa muerte enormemente exagerada por la burocracia de Francia. “Es una historia loca. No lo podía creer. Nunca pensé que un juez declararía muerto a alguien sin un certificado. Pero la demandante afirmó que la Sra. Pouchain estaba muerta, sin proporcionar ninguna prueba y todos le creyeron. Nadie lo comprobó ”, dijo el letrado.

La decisión del tribunal de apelaciones de Lyon de declarar que Pouchain "no vivía más" se produjo en noviembre de 2017, después de más de una década de batallas legales con una ex empleada descontenta.

Un tribunal industrial de 2004 había ordenado a Pouchain que pagara a una ex miembro de su personal, (que fue cesada de su trabajo cuando la empresa de Pouchain perdió un contrato importante) alrededor de € 14,000 en daños.

Como el caso era contra su empresa y no contra Pouchain personalmente, el fallo nunca se hizo cumplir. En 2009, la empleada volvió a demandar, pero el caso fue desestimado por los tribunales.

En 2016, creyendo que Pouchain había muerto, un tribunal de apelaciones ordenó a su hijo y a su esposo que pagaran los daños. Al año siguiente, la empleada informó al tribunal industrial que sus cartas a su antigua jefa no habían recibido respuesta y que estaba segura de que había fallecido.

Pouchain fue borrada de los registros oficiales sin haber sido corroborada esa información, invalidando, de esa manera, su cédula de identidad, registro de conducir, cuenta bancaria, seguro médico y otros documentos oficiales necesarios para probar su existencia.

Mientras su abogado buscaba esta semana que "resucitara oficialmente", Pouchain acusó a la ex empleada de inventar su desaparición en un intento de obtener rédito por daños y perjuicios de sus herederos.

El abogado de la empleada argumentó que Pouchain era la autora de su propia muerte y que se había hecho la muerta para evitar pagar los daños, acusaciones que ella negó.

"No tengo documentos de identidad, ni seguro médico, no puedo demostrar a los bancos que estoy viva ... no soy nada, no soy nadie", dijo la mujer desesperada.

“Es hora de que alguien diga "BASTA".

Si no lucho yo , nadie va a luchar por mí. La abuela de mi esposo es una mujer de102 años ... ha vivido muchas cosas, incluido la guerra, pero dice que nunca sufrió nada tan duro como yo ”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión