Política y Economía
CERCANA A JUAN GRABOIS

Alberto designa a una concejal villera para urbanizar los barrios más postergados del país

Proveniente de uno de los barrios más pobres del Conurbano, Fernanda Miño, actual concejal de San Isidro se hará cargo de la Secretaría de Integración Urbana dentro del estratégico ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat. El proyecto propone urbanizar a 4400 barrios de todo el país y a 1726 de la provincia.

Urbanizar las villas: uno de los objetivos políticos más ambiciosos de los movimientos sociales, comienza a calar de a poco en la agenda del gobierno nacional.

La designación de una concejal proveniente de las filas de Juan Grabois en el estratégico ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat que dirige María Eugenia Bielsa, será una de las claves en este sentido.

TE PUEDE INTERESAR

Se trata de Fernanda Miño, hasta entonces concejal por el Frente de Todos en San Isidro, quien será la nueva Secretaria de Integración Socio Urbana del gobierno nacional, un espacio que tendrá la responsabilidad de impulsar la “integración social y urbana de los más de 4 mil barrios relevados” a partir del Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP) que ya se había realizado previamente.

En detalle, el gobierno buscará solucionar los problemas estructurales en más de 4400 barrios, en donde viven 900 mil familias, lo que equivale a 4 millones de personas en todo el país.

En tanto, en la provincia de Buenos Aires se contabilizan 1726 de esos asentamientos. Es decir, el 40% del total de las villas y barrios excluidos en toda la Argentina.

“Se tratan de barrios con irregularidad dominial, en donde además hay ausencia de 2 de 3 servicios básicos: agua potable, cloacas y tendido eléctrico”, le explicaron a INFOCIELO desde el entorno de la nueva Secretaria de Integración Urbana.

Sin embargo, el mega proyecto es realista y busca una sostenibilidad a lo largo de los diferentes gobiernos: la finalización de la urbanización de las villas y barrios de todo el país se planea en un plazo de 12 años.

“El plan propone las obras necesarias para introducir servicios de electricidad, agua potable, cloacas, alumbrado y pavimentación en los 4.416 barrios que existen en Argentina, desde Jujuy a Ushuaia”, contaron en referencia a la propuesta de los movimientos sociales que hoy ya está en manos del Ejecutivo.

Además, plantea construir nuevos centros educativos y de salud, programas de reciclado y recolección de residuos, entre otras actividades productivas que “involucran la generación de puestos de trabajo en la economía popular”.

Por eso, la designación de Miño al frente de un ministerio que promete avanzar en una política clave, también se muestra como un “gesto” de apertura por parte del gobierno de los Fernández, aunque al mismo tiempo los movimientos sociales esperan que las palabras se conviertan en hechos.

Fernanda Miño, Juan Grabois y Ofelia Fernández. 

EL PERFIL DE FERNANDA MIÑO

La presencia de los movimientos sociales y sectores de la Economía Popular en el gobierno nacional, así como también en el Congreso de la Nación, es cada vez más fuerte.

La llegada de Fernanda Miño a la Secretaría de Integración Socio Urbana fue celebrada por todo ese basto y amplio movimiento. Pero, ¿De dónde viene la hasta entonces concejal de San Isidro?

Miño comenzó su militancia social como catequista en el Barrio La Cava, de esa localidad. Se trata de una de las villas más emblemáticas del Conurbano bonaerense, por fuera de las acomodadas viviendas de San Isidro.

En medio de una crecida necesidad, Miño donó el patio de su casa para construir junto a otros vecinos un centro barrial para niños y adolescentes de La Cava.

Más tarde, la flamante funcionaria se integró como militante del Frente Patria Grande y del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE). Además, hoy es parte de la Mesa Nacional de Barrios Populares, una plataforma amplia que junta a diferentes referentes villeros de todo el país, desde la ONG Techo hasta la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

En las últimas PASO fue pre candidata a intendenta por el Frente de Todos en el distrito de San Isidro, en donde es concejala desde el 2017. De todas formas, asegura que ahora abandonará su banca para “poder dedicarse por completo a esta nueva tarea”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión