Política y Economía
Desde el Frente Renovador

Presentan un proyecto para sacar de la informalidad a pequeños productores de alimentos

El diputado provincial Di Césare busca replicar en toda la Provincia una iniciativa que aplicó en Miramar. El legislador cree que será clave para la economía post pandemia

El diputado provincial Germán Di Césare presentó un proyecto para impulsar y organizar a los pequeños productores alimenticios de la Provincia. Según explicó el legislador, se trata de una iniciativa que le resultó exitosa cuando la aplicó en Miramar mientras era intendente.

El objetivo de Di Césare, legislador massista dentro del Frente de Todos, reducir la informalidad del sector y además generar productos de bajo costo

TE PUEDE INTERESAR

En el entorno del Di Césare entienden que la propuesta encastra perfectamente con lo que es la economía que visibilizó y potenció la cuarentena, donde afloraron masivamente la elaboración casera y venta de panificados, dulces, y comidas de todo tipo.

En concreto, la ley propone la creación de tres figuras: las Pequeñas Unidades Productivas Alimenticias (PUPAS), el Registro Provincial de estas unidades productivas (RePUPAS) y la creación de un Consejo Asesor de acompañamiento y capacitación.

El Consejo serviría para que se asegure la correcta fabricación, comercialización y consumo de productos de bajo riesgo epidemiológico según los parámetros del Código Alimentario Argentino. De esta manera, se salvaguardara la salud de la población al trabajar bajo parámetros bromatológicos.

“El programa PUPAS permite que pequeños productores de alimentos que se encuentran en la informalidad puedan contar con un respaldo para hacer su actividad de manera segura para ellos y para quienes los consumen”, resaltó Di Césare.

Al mismo, se elaboraría un eficaz registro de esta actividad para “poder contar con información precisa de sus particularidades, dimensiones y productos elaborados para afianzar los procesos de acompañamiento y así trabajar en el valor agregado en origen que se pueda aportar”.  

“Buscamos regularizar una actividad que, de hecho, existe pero que queda invisibilizada en el plano formal por la imposibilidad de cumplir con las mismas condiciones que se les exigen a los productores de gran escala”, explicó el exjefe comunal.

Teniendo en cuenta la dificultad que muchas veces presentan los productores de pequeña escala para acceder a la asistencia técnica, el Consejo estará compuesto por organismos del Estado Nacional como el SENASA, el INTA, la Subsecretaría de Agricultura Familiar y Desarrollo Territorial de la Nación y las universidades, entre otras.

En el plano de la comercialización, esta herramienta busca ampliar el espacio disponible para la venta de productos ya que les posibilita ingresar en el mercado formal en donde “se afianza la relación productora/consumidor”.  

Según explica Di Césare, Miramar fue “pionera en la implementación del Programa PUPA creando espacios de producción, comercialización y brindando capacitaciones permanentes”. Tal es así, que PUPA “se convirtió en una marca registrada”.

En Miramar se complementó con políticas de “compre local”, de subsidios y préstamos para mejorar cocinas e instalaciones hogareñas, y de marketing, registro de marcas y publicidad.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión