Política y Economía
LA SEGURIDAD DE LA PROVINCIA

Se cierra el cerco oficialista contra Berni, que resiste rumores de renuncia

La desaparición de Facundo Castro, su elevado perfil mediático, sus cruces políticos con Nación y ahora con Kicillof le ponen un signo de pregunta a su continuidad. Pero nadie se anima a desactivar “la bomba Berni”

El jueves por la noche, Alberto Fernández volvió a agarrar su teléfono celular y la llamó a Cristina Castro, la mamá de Facundo. Esta vez, además de ponerse a disposición, el presidente la invitó a la residencia de Olivos para mantener el lunes por primera vez un encuentro cara a cara. La mujer accedió y aprovechará el viaje para estar presente el martes, cuando comience la autopsia al esqueleto encontrado el sábado pasado junto al lecho del Canal Cola Ballena, ubicado entre las localidades de General Daniel Cerri y Villarino.

El golpe de efecto impactará sobre la figura de Sergio Berni, el Ministro de Seguridad bonaerense, que a pesar de tener todo en contra no baja el perfil.

TE PUEDE INTERESAR

Si bien el presidente sigue de cerca la investigación desde el momento en el que se inició, lo cierto es que quien le sugirió que recibiera a la madre de Facundo fue Vilma Ibarra, su Secretaria Legal y Técnica y, en términos prácticos, una de las personas de su mayor confianza. “Está jugando demasiado solo y no es momento”, le dijo, respecto de Berni, al tiempo que recordó: “Tiene la responsabilidad de la desaparición de Facundo, porque para el ‘adentro’ defendió a la Bonaerense diciendo hasta último momento que el chico había llegado a Bahía Blanca”.

Vilma fue también quien le recomendó al presidente que la llamara a Cristina, antes de que la mujer viera el cuerpo encontrado en el cangrejal. “Es inadmisible la violencia institucional y con una purga en el lugar no alcanza. Hay que dar más señales”, sumó, en alusión a la purga de la Policía Bonaerense que, tal como informó Infocielo, ya es una decisión tomada.

Hasta el momento, la renuncia de Sergio Berni era reclamada por muchos de los sectores que integran el Frente de Todos. Alberto y Axel Kicillof si bien manifestaban sus diferencias y malestar, hasta ahora no habían avanzado en la posibilidad de desafectarlo de su cargo. “A esta altura, ya están de acuerdo”, reconocen tanto desde Olivos, como desde La Plata.

¿El principal impedimento? Hasta ahora, quien respaldó al ministro bonaerense fue Cristina Fernández de Kirchner. Sin embargo, la vicepresidenta “está con la cabeza puesta en la Reforma Judicial” y no tan detrás del raid mediático de Berni que incluyó, además de las descalificaciones permanentes a la familia del joven, el ataque a la periodista Irina Hauser.

En efecto, el ministro la tildó de “encaprichada”, después de que le preguntara por qué cuestionaba a la querella de la mamá de Facundo. Después de que en la misma nota Berni dijera que el joven no tenía DNI, la periodista le retrucó la existencia de la foto del mismo en el celular de una de las agentes investigadas. “No sabía”, reconoció el ministro, reeditando el célebre “te la debo, no estoy en tema” que supo patentar Mauricio Macri desde la Presidencia de la Nación.

Quien intervino en las últimas horas fue el propio Máximo Kirchner, uno de los miembros de la coalición que mayor preocupación manifestó desde el comienzo de la búsqueda y que, en efecto, trabaja en un proyecto contra la violencia institucional que presentará en pocas semanas en el Congreso. Santiago Cafiero también expresó su preocupación por el tema y el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, viene “pidiendo la cabeza” del ministro desde hace tiempo. “No lo podés proteger”, le dijo el jefe de bloque del Frente de Todos en Diputados a la vicepresidenta.

Todavía en aislamiento por su positivo de Covid-19, el ministro está acorralado y vive las horas más críticas desde su designación. Consultado por Infocielo sobre la posibilidad de su salida del puesto y del avance con la purga en la Bonaerense, el ministro aclaró: “Purga ninguna y mi renuncia la tiene el gobernador en su escritorio desde el día que asumimos”.

Hay un elemento no menor, que todavía pesa en la balanza. Una parte de la coalición analiza el daño colateral que generaría tener al “ministro polémico” fuera del gabinete. En efecto, Berni se convirtió en un arma de doble filo y un desafío de cuadro político. Su elevado perfil mediático y la aceptación que recibe por parte de los medios vinculados a la oposición lo convierte también en una bomba de tiempo.

Al “raid mediático” que protagonizó durante los cuatro meses de búsqueda, se sumaron en las últimas horas las declaraciones “tibias” que realizó sobre la marcha contra la cuarentena que tuvo lugar el lunes. La misma fue criticada con dureza por el propio gobernador bonaerense. “El otro día más que una marcha tuvimos un aluvión psiquiátrico. Como nadie se quiso hacer cargo de la organización las consignas no fueron claras. Están en contra del gobierno y de cualquier medida que se tome. Si no hubiéramos hecho cuarenta la hubieran pedido”, advirtió.

Más directo fue el cuestionamiento que realizó Carlos Bianco, jefe de Gabinete de Kicillof. “La de ayer no fue una marcha anticuarentena sino una marcha antiperonista”. Berni, en contraposición a la mesa chica del gobernador, declaró: “En un país libre y democrático, cada uno puede expresarse como quiere. Me hubiera gustado que sea con mayor cuidado hacia terceras personas. Soy de aquellos que se nutren de las críticas, me gusta escuchar; aunque no esté de acuerdo con aquello que se exprese”.

No fueron pocos los miembros del Frente que acusaron de “tibio” al ministro. “En el contexto en el que estamos, con el número de casos que tenemos, no se puede salir con una declaración así. Nadie está en contra de la libertad de expresión, todo lo contrario. Lo que se cuestiona es el riesgo sanitario. Pero Berni, en ese caso, jugó peligrosamente con el discurso que arenga el ala dura de la oposición”.

Tal como informó Infocielo, la decisión política es que quien supervise la investigación sea Sabina Frederic, ministra de Seguridad de Nación y funcionara de “extrema confianza” del presidente. Es ella quien mantiene actualizados tanto al presidente, como al gobernador. Y al ministro, por expresa orden del Ejecutivo, se le cuenta “lo justo y necesario”. Si participará o no del encuentro con la mamá de Facundo será, de acuerdo a la cartera de Seguridad, una decisión del propio presidente.

“Sabina está haciendo un trabajo excelente”, destacan desde Olivos. En materia investigativa, según el material al que tuvo acceso Infocielo, después de dos días de condiciones climáticas desfavorables, recién hoy se pudieron retomar las tareas de rastrillaje en la zona del hallazgo. En función de lo recomendado por el Equipo Argentino de Antropología Forense, los especialistas en criminalística de la Policía Federal delimitaron un período de 200 metros cuadrados desde el punto cero.

Se utilizará una técnica de barrido antropológico con la que se buscarán diversos elementos, que podrían resultar de interés a la causa; en sintonía con el expreso pedido realizado por la mamá de Facundo y sus dos abogados. Además, está previsto continuar con los rastrillajes en la zona, incorporando canes, bomberos y más efectivos de las fuerzas federales. Además está previsto continuar con rastrillajes más extensos con canes, bomberos y efectivos de fuerzas federales.

La autopsia se realizará el próximo martes en la Morgue Judicial de la Ciudad de Buenos Aires. Los restos fueron trasladados el domingo por la mañana en un avión de la Policía Federal, dispuesto por la ministra Frederic, y se encuentran desde entonces en el laboratorio del Equipo de Antropología Forense. “Se encuentra lacrado, sellado y con las firmas correspondientes. En esas condiciones deberá encontrarse el próximo martes 25 cuando comience la autopsia”, precisó a Infocielo Leandro Aparicio, uno de los dos abogados querellantes.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión