Judiciales y Policiales Municipios
En La Plata

Milagro en una entradera: el balazo no atravesó el cráneo

La entradera ocurrió en Tolosa. El hombre de 46 años que ayudó a su papá recibió un balazo en la cabeza. Se salvó de milagro

Daniel Fluxa tiene 46 años y por un milagro a partir de ayer va a festejar dos fechas de nacimiento. Es que en una entradera ocurrida frente a su casa, y cuando salió a defender a su padre recibió un balazo en la cabeza, pero por fortuna el proyectil quedó alojado entre el cuero cabelludo y el cráneo.

El caso sucedió este lunes a las 9.30 de la mañana en el barrio de Tolosa en La Plata cuando al menos tres delincuentes redujeron a un hombre de 73 años cuando sacó su camioneta.

Daniel escuchó los gritos frente a su casa situada en 15 bis entre 528 y 529 y fue a ayudar a su padre. Como respuesta recibió un balazo y todo fue tensión.

#LAPLATA: LE DISPARARON A QUEMARROPA Y SE SALVÓ DE MILAGRO

En diálogo con INFOCIELO, el hombre herido contó detalles del violento atraco. “Salí para ayudar a mi papá y el delincuente me tiró a quemarropa. Pensé que la bala me había rozado pero en el hospital certificaron que me quedó alojada entre el cuero cabelludo y el cráneo. Me dijeron que nací de nuevo”.

Daniel indicó que “los médicos que dijeron que la bala se va a encapsular, y que si no se infecta, es mejor dejarla ahí”.

El hombre reconoció que “quedé angustiado, mal, con miedo” y dijo que el barrio se ha tornado peligroso por la inseguridad.

El padre también habló con el portal. “Fue a las 9.30, cuando salía para ir a hacer unas compras a Capital Federal. Tenía en un sobre 20.000 pesos y pensé que me lo habían robado, pero resulta que lo que se llevaron fue otro sobre con dos tapabocas”, relató el hombre de 73 años.

“Si hubiese sabido que el dinero no lo habían tocado, ni los perseguía”, agregó. En el robo actuaron tres o cuatro delincuentes. “Uno se me metió en la camioneta y agarró un sobre. Forcejeamos y se fue corriendo. Lo perseguí y me apuntaba con un arma de fuego. Me tiró y no me dio. Pero luego si lastimaron a mi hijo”, contó el hombre mayor, quien destacó el trabajo de los policías.

“Vinieron enseguida, me acompañaron al Hospital, después volvieron a pasar a la noche para ver cómo estábamos”, destacó el hombre refiriéndose a los efectivos de la comisaría de Ringuelet.

El arma utilizada por los delincuentes fue un revólver calibre 22 y ellos escaparon en un auto marca Chevrolet color gris.

TE PUEDE INTERESAR

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión