Judiciales y Policiales
LOS VECINOS ENTREGARON AL AGRESOR

Violencia sin límite en Merlo: un hombre murió en una pelea

Un hombre fue asesinado a puñaladas durante una pelea en Merlo con otro joven quien, cuando quiso escapar, fue reducido por los vecinos y entregado a la policía

Un hombre de 30 años fue asesinado a puñaladas durante una pelea en la localidad de Merlo con otro joven que, cuando pretendió escapar, fue reducido por los vecinos y entregado a la policía, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió alrededor de las 22 de ayer en el cruce de las calles Marcos Sastre y Solís de Merlo en el oeste del conurbano bonaerense.

TE PUEDE INTERESAR

Según informaron las fuentes a INFOCIELO, los policías de la comisaría 1era. de dicha jurisdicción tomaron conocimiento del hecho, se dirigieron al lugar y, al llegar, encontraron a un grupo de vecinos que tenía reducido a un hombre.

Los testigos contaron a los pesquisas que el agresor mantuvo una pelea en la vía publica con un vecino del barrio y lo apuñaló con una cuchilla en la espalda, en la zona del tórax y en el brazo izquierdo.

La víctima, identificada por la policía como Julio Villalba (30), fue trasladada en un autor particular al Hospital Héroes de Malvinas donde ingresó sin signos vitales, detallaron las fuentes.

En el lugar, los efectivos incautaron una cuchilla que fue utilizada por el atacante, dijeron las fuentes.

En la causa intervino la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial de Morón, a cargo de Oscar Marcos, que dispuso el traslado del aprehendido a sede judicial.

VIOLENCIA FEDERAL

Un deportista sanjuanino que se entrenaba para una competencia atlética quedó en terapia intensiva con parte de su cuerpo quemado en las afueras de la ciudad de San Juan, luego de que una pareja lo agrediera por una discusión de tránsito y le vaciara un termo con agua hirviendo en su cuerpo, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho se produjo ayer por la tarde cuando Juan Manuel Castro (27) entrenaba junto a un compañero para la competencia "Ironman" en la localidad de Marquesado, a unos 17 kilómetros al oeste de la capital de San Juan.

Según determinaron los investigadores, todo comenzó cuando Castro y su compañero circulaban en bicicleta sobre la ruta entrenando, y el conductor de un Fiat Argo que venía detrás, empezó a tocarles bocina insistentemente y los insultaba visiblemente enojado porque consideraba que interrumpían y demoraban su paso.

Minutos mas tarde, los ciclistas pararon en una estación de servicios para tomar agua y hasta allí llegó el Fiat de donde el conductor se bajó con un hierro en sus manos con intención de agredir a los deportistas.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión