Sociedad
DISCURSO DRAMÁTICO

Merkel rogó a sus compatriotas no romper la cuarentena

Con palabras suplicantes la canciller Angela Merkel pidió a los alemanes que eviten juntarse en las fiestas siguiendo las recomendaciones de los infectólogos

En un discurso encendido y en tono dramático ante el parlamento, la canciller Angela Merkel pidió encarecidamente a los ciudadanos y legisladores ayudar a detener la propagación del Coronavirus.

Todo este relato por momentos tenso también se debió a que ella enfrentó un feroz rechazo de la oposición de extrema derecha, que hizo un balance de los 15 años de Merkel en el gobierno.

TE PUEDE INTERESAR

Merkel pidió restricciones mucho más severas a la vida pública antes de Navidad.

VID-20201209-WA0005.mp4

Angela Merkel ruega a los alemanes que respeten las restricciones por el virus

Con una alocución por momentos en modo súplica, Ángela Merkel rogó a sus compatriotas que no continúen haciendo lo que hasta ahora viene sucediendo sobre todo en los llamados "mercaditos de Navidad", una tradición fuertemente arraigada en Europa y en especial en Alemania, que consiste en colocar puestos tipo gazebos en plazas y parques, para la venta de productos y comidas navideñas como dulces, regaliz, pasteles, comidas elaboradas y el infaltable vino caliente.

Esta costumbre de Ferias durante todo el mes de diciembre, por más de llevarse a cabo al aire libre, generan aglomeraciones de personas y por eso fueron expresamente prohibidas por primera vez en cientos de años, pero en algunas regiones del país germano no se están respetando las restricciones, sobre todo por la desgastante campaña que la extrema derecha viene realizando para romper los aislamientos bajo el argumento de la falacia del virus y el resentimiento económico que provoca en aquella nación.

Su partido gobernante está pidiendo además que se ponga fin a la presencialidad escolar obligatoria a partir del 14 de diciembre, también un receso escolar prolongado durante los días de Navidad, el cierre completo de todos los negocios excepto los esenciales a partir del 24 de diciembre y está instando con vehemencia al teletrabajo .

Merkel dijo que se oponía a la apertura de hoteles para que las familias pudieran reunirse durante las vacaciones de Navidad y Año Nuevo y que estaba de acuerdo con las recomendaciones de cerrar los negocios después de Navidad en el final de diciembre y hasta el 10 de enero.

Merkel pronunció este vibrante discurso en el parlamento Bundestag hoy por la mañana como parte del debate sobre el presupuesto 2021.

Este fue el último debate presupuestario de Merkel, ya que no se presentará a la reelección el año que viene, tras 15 años al frente del gobierno alemán.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión