Política y Economía
ELECCIONES 2019

En Argentina Debate descartan poner reglas para evitar mentiras de los candidatos

“En el mundo es así, ¿qué querés inventar?”, fue la respuesta de Julio Bárbaro, integrante del colectivo que organiza los debates electorales que, a diferencia de 2015, ahora son obligatorios. Escuchá la nota.

Mientras el mundo de la comunicación política plantea herramientas y controles que viten las noticias falsas y cualquier tipo de condimento que “ensucie” la campaña presidencial de este año, uno de los actores con mayor carga de responsabilidad no parece demasiado comprometido.

Se trata del colectivo Argentina Debate, que se encargará, como en 2015, de organizar las discusiones “cara a cara” de los candidatos presidenciales, y que no parece demasiado preocupado por garantizar que los actores que se suban al estrado se comprometan realmente con sus propuestas.

TE PUEDE INTERESAR

El antecedente de Mauricio Macri desmintiendo repetidamente cada una de las políticas que su contrincante, Daniel Scioli, le endilgaba, permanece en la retina y en los oídos de todos los que siguieron la campaña presidencial de 2015. Especialmente para quienes se sorprendieron cuando quien a la postre fue electo presidente aplicó cada una de las decisiones que le atribuía su oponente.

“No vamos a devaluar”, “los trabajadores no van a pagar impuesto a las ganancias”, “vamos a lograr una Argentina con pobreza cero”, “vamos a bajar la inflación a un dígito”, son algunas de las promesas que ensayó Macri frente a Scioli. Esa defraudación pública se puede repetir, con el agravante de que los debates son, ahora, obligatorios.

Es que la organización, a través de uno de sus integrantes, Julio Bárbaro, ex secretario de Cultura y ex interventor del COMFER de Carlos Menem, descartó de plano que se pueda aplicar algún mecanismo para evitar los anuncios falsos de los candidatos. “En el mundo es así, ¿qué querés inventar?”, respondió, fastidiado, ante la consulta.

“Vos crees que Trump, que Bolsonaro… estamos discutiendo la pólvora. ¿Somos el único país del mundo…?”, insistió, sin redondear el concepto. Incluso optó por deformar la pregunta: “Quitarle a la gente el debate es degradarla como sociedad, después le quitamos la elección”, dijo, al borde del enojo.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión