Sociedad
HISTORIAS BONAERENSES

Recorren en Mehari los pueblos olvidados de la Provincia

Un grupo de fanáticos del Mehari ofrece paseos por distintos caminos rurales de la Provincia a bordo del emblemático vehículo de Citroën.

En mayo de 1968 la marca de autos Citroën presentaba ante el mundo en el campo de golf de Deauville, en Francia, un modelo novedoso y provocativo, adelantado a su tiempo: el Mehari. Ese mismo año nació Claudio Greco, uno de los fundadores de Mehariano Travel, el emprendimiento turístico que ofrece travesías en Mehari por los pueblos y parajes bonaerenses.

“Nací con el Mehari sin saberlo”, dice a INFOCIELO Greco, oriundo del partido bonaerense de Exaltación de la Cruz, tratando de explicar su pasión por el vehículo que le genera una inagotable fascinación.

TE PUEDE INTERESAR

Pese a que ya desde chico quedaba maravillado al ver uno, su primer Mehari lo tuvo recién en el 2000. “Era un modelo original de 1977 con muy pocos kilómetros que pertenecía a una persona de Cardales”, cuenta Greco y recuerda: “A partir de ese momento, empecé a hacer paseos tranquilos con mi familia por lugares cercanos”.

Excursiones Mehari - Pueblos - excursiones pueblos 2.jpg

En 2005, Claudio Greco junto con un grupo reducido de fanáticos, fundaron el Club Mehari Argentina, entidad que hoy preside, y empezaron a hacer encuentros esporádicos para generar una comunidad de amigos dueños de Meharis, que fue creciendo hasta superar en la actualidad los 1000 socios inscriptos.

En 2018, Greco viajó a Amboise, Francia, donde se celebró el 50 aniversario del lanzamiento del emblemático modelo de Citroën y fue invitado a recorrer París en Mehari. “Cuando volví, le contaba a Gastón Ghibaudi, con quien después ideamos el proyecto de los viajes por los pueblos, y él me decía ‘tenemos que hacer eso acá’”, menciona Greco.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FBzfxbS0lmlx%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABAFweEa9CFEZAI51ZAqA3LVmhgR7EGvkkwyjcj6Cumc7V688iWleWEiTRpoBxa6wv791aL8ckvjVWK0IofmZAnm0433UbKIF80TzmexdQSNPzAcep8zD4Ox440VbUyLcjjPEx25pQhAIi6vnCzQWiaFnJf0cCQZDZD

Ese mismo año, el Club Mehari Argentina organizó un encuentro en Buenos Aires al que acudieron más de 30 vehículos, que circularon en convoy por la ciudad. “Saliendo de Plaza Italia, paramos en un semáforo y un señor que pasaba por ahí nos preguntó si los alquilábamos o si paseábamos gente”, relata el presidente del Club Mehari Argentina, que en es se miró a los ojos con Ghibaudi y, antes de que intercambiaran palabras, ya sabía que ambos estaban pensando lo mismo.

A partir de ese momento se pusieron en campaña y elaboraron un proyecto, que presentaron ante la Municipalidad de Exaltación de la Cruz para hacer "paseos no tradicionales por caminos de tierra".

Excursiones puelos Mehari Pueblos excursiones 2.mp4

Actualmente, el emprendimiento, que tiene su base en ese mismo distrito, dispone de 7 Meharis de forma estable, que son los protagonistas de las travesías; y ofrecen “excursiones por caminos rurales buscando parajes inhóspitos, que están abandonados o donde vive muy poca gente”.

Uno de estos lugares que suelen visitar es Etchegoyen, un paraje fundado hacia fines del siglo XIX, que supo desarrollarse a partir de la llegada del ferrocarril, y que quedó condenado al olvido desde que el tren dejó de pasar por su estación tras el cierre del ramal en la década del 90.

Mehari - Pueblos Excursiones .jpg

Hoy en día viven allí no más de 30 personas, según explica Greco, y lo que mantiene con vida a esta localidad perteneciente al partido de Exaltación de la Cruz, es la Escuela N°16, a la que asisten alrededor de 50 niñas y niños que, en su mayoría, son de localidades vecinas; y una pulpería centenaria atendida por los familiares de los dueños originales.

“La pulpería no está pensada para el turismo, funciona como un mercado o almacén para los lugareños y, eventualmente, cuando llega gente desde afuera, puede tomarse una copa y comer una picada”, explica el creador de Mehariano Travel.

Excursiones pueblos mehari pueblos - excursiones .mp4

Además de realizar recorridos diurnos, también tienen paseos planificados para disfrutar de una aventura en Mehari a la luz de la luna. “Son dos tipos de excursiones totalmente distintas. En las que son de día, salimos a la mañana, paramos a almorzar en algún lugar inhóspito o en alguna de las pulperías de la zona y volvemos por caminos diferentes a los que fuimos para que el paisaje no sea el mismo. En las excursiones nocturnas tenés la posibilidad de ver animales que andan de noche, como liebres o búhos; y además podés contemplar las estrellas o las noches de luna llena”, puntualiza Greco y asegura que, si bien ya tienen una serie de paquetes diseñados, están abiertos a las propuestas de quienes los contratan: “Lo que la gente pide y está a nuestro alcance, tratamos de hacerlo, siempre y cuando sea legal”.

Asimismo, llevan a cabo excursiones que llegan a durar hasta 3 días de pura aventura y que incluyen hospedaje en cabañas u hosterías, comida y paseos. “Tenemos una excursión de ese tipo en Roque Pérez, otra en Chivilcoy”, dice Claudio, aunque aclara: “Hoy por hoy estamos parados por la pandemia”.

pueblos mehari excursiones pueblos excursiones .mp4

A pesar de que las recorridas por los pueblos se vieron limitadas a raíz de la complicada situación epidemiológica que atraviesa el país en el marco de la segunda ola de contagios de Coronavirus, Greco no pierde las esperanzas. “Esperemos que, una vez que estemos vacunados, esta pandemia se vaya un poco y nos deje disfrutar de la vida como lo veníamos haciendo hasta hace un año y medio”, Pide el fanático de los Mehari y concluye: “La provincia de Buenos Aires es tan amplia y los caminos de tierra son tan fabulosos que incitan a seguir viajando. Siempre tenés algo nuevo por descubrir ”.

EL MEHARI, UN INVENTO QUE SURGIÓ DE CASUALIDAD

Más allá de sus características técnicas, su novedosa estructura o los llamativos colores de sus modelos, los Meharis tienen detrás toda una historia muy particular ¿Por qué? Se trata de un invento que fue obra de la casualidad.

El empresario francés Roland de la Poype, había fundado en 1947 la empresa SEAB, que trabajaba con materiales innovadores para la época —particularmente plásticos y resinas coloreados en la masa—. Para trasladar sus productos, la compañía contaba entre su flota de vehículos con varias furgonetas AZU y AK desarrolladas por Citroën sobre la base del 2CV. Una de estas furgonetas sufrió un accidente en el que el conductor no sufrió ningún daño significativo, pero que dejó la carrocería de la furgoneta seriamente dañada, no así la mecánica.

Al ver cómo había quedado la camioneta, a De la Poype se le ocurrió una idea y no fue precisamente llevarla a un taller para que la repararan: el francés decidió utilizar la base del Citroën e instalarle una carrocería de plástico con el objetivo de crear un vehículo completamente distinto al original. La intención era que el nuevo invento se adaptara a las funciones de transporte de mercadería pesada, pero que ofreciera además la posibilidad de cerrarse como una pequeña camioneta o abrirse completamente, como un descapotable de dos plazas.

Excursiones Mehari - Pueblos - excursiones pueblos .jpg

Luego de realizar una serie de prototipos con la ayuda del diseñador Jean-Louis Barrault, el resultado de ese experimento fue un pequeño todoterreno de plástico, que fue presentado a la dirección general de Citroën. El vehículo fue bautizado como “Mehari”, nombre que coincide con el de un dromedario doméstico de tamaño mayor que el normal y de gran resistencia y velocidad.

Apenas salió a la venta en Europa, el novedoso auto tuvo un éxito enorme y se fabricaron unas 150.000 unidades durante casi 20 años: entre 1968 y 1987. En Argentina, por su parte, Citroën lo fabricó entre 1971 y 1980.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión